Art. n.- 31- ) : YA ZUS DICÍA,…DE QUE LA MÚSICA Y LAS LITERATURAS,…DEBERÍAN DIRIGIR A LA HUMANA-HUMANIDAD,…¡¡¡¡.           LMM/LUKYDEMÁ.  29006. ¡¡¡¡. – “”,… SABEN,…LO QUE ES LA LUCHA DE CLASES,…¡¡¡??¡¡¡ — ZUS PREGUNTO,…Y PODEIS CONTESTAR Y OPINAR Y DICÍR, LU QUE QUERÁIS,…¡¡¡¡—“””

DOMINGO, 16 DE MAYO DE 2021

¡¡ “”,… SABEN,…LO QUE ES LA LUCHA DE CLASES,…¡¡¡??¡¡¡ — ZUS PREGUNTO,…Y PODEIS CONTESTAR Y OPINAR Y DICÍR, LU QUE QUERAIS,…¡¡¡¡—“””

 “Granada es de Primera” (Video Oficial) – YouTube // : 

“Granada es de Primera” (Video Oficial)

11.885 visualizaciones•Fecha de estreno: 21 dic 202033917COMPARTIRGUARDARTwinClick Comunicación100 suscriptoresSUSCRIBIRMEGranada es de Primera TwinClick Comunicación Dirección y Producción: Pedro Pérez Martí Dirección de Fotografía y Postproducción: Guillermo L. Ros Dirección de Producción y Diseño Grafico Mariana Fernández-Alonso Araluce Maquillaje y Peluquería Panizza Stylist Fotografía Fija y Community Manager José Manuel Pérez Martín BSO GRANADA ES DE PRIMERA ALBERTO RAYA Composición musical, arreglos, dirección y producción musical. COLABORACIONES ESPECIALES ALBERTO RAYA Piano. DAVID HIDALGO Laúd. LOLO CASAS Guitarra Eléctrica. JUAN HABICHUELA NIETO Guitarra Flamenca. EL PATIO DE LOS POETAS PRODUCCIONES Mezcla & Mastering Orden de Aparición: Granada Alberto Raya La Alpujarra Montefrio Geoparque Granada Antonio Gutiérrez – María Arcos Antonio Velázquez Curro Albaicín – Sognare Alhambra Nievas Kiki Morente Mariquilla Fernando Díaz de la Guardia Carlos de Jacoba – David de Jacoba Cristina Alarcón Dani de Baza Amparo Sánchez (Amparanoia) María José Rienda Luis Mariano Carlos Checa – Celia Blam Los Hermanos Moreno Manuel Liñán Juan Cervera Fundación Club Baloncesto Granada Fundación Rodríguez Acosta Casa Natal Federico García Lorca – Grafiti Niño de las Pinturas Carmen Ruiz Ángeles Mora Patricia García Paredes Doctor Joaquín Martínez Doctor Francisco Hernández Oliveros Pedro Enríquez José Manuel Darro Martita de Grana Juan Pinilla Eva Hierbabuena Marina Heredia Jaime Heredia “El Parron” Pablo Heras-Casado Sandra Pastrana Alba Fajardo Coviran Maritoñi Puleva Restaurante Carmela – Coca-Cola Casa Ysla Cervezas Alhambra Restaurante La Cueva 1900 Lanjarón Restaurante Chikito Gin Bruni Collin´s Casa Torcuato Alexander Cocktail Bar Ron Montero Refalín Habichuela – Rafaela Gómez Sergio el Colorao – Antonio Gómez el Colorao David Fandila “El Fandi” Juan Habichuela Nieto Antonio Carmona Rafa Troyano – Cadena SER Noelia Gómez – Granada Hoy Juan Prieto – Granada Digital Jorge de la Chica – Cadena COPE Juanma Fernández – Onda Cero Eduardo Peralta – IDEAL Manuel Lucena – Granada CF Héctor Eliel Márquez Agustín Barajas Beatriz Peñalver Antonio Gómez “El Turry” – Ricardo de la Juana Niño Carmelo – María Gómez” La Canastera” Triana “La Canela” José Moreno Arenas Rafael Reyes Ramon Fernández-Alonso Borrajo Raúl Mikey – Estrella Fernández – José Fernández David Deseo – Barroso Álvaro Guarnido Fausto Taranto Manuel España – La Guardia John Carter Jesús Zamora Lagartija Nick Eskorzo Belén Arrojo Julián Heredia Javier Ruiz Paquillo Fernández Luna Espín David Tortosa Javier Cañizares Vroda Impresiones Pepe Cantero – Marcos Julián Manuel Heredia Sara Sae – Miriam Sae Antonio Panizza Irene Olvera Fran Dieli Hamman Al Andaluz Baños Árabes Parque de las Ciencias Mariola Cantarero Tatiana Garrido Nuestra Señora de las Angustias Agradecimientos: Junta de Andalucía – Patronato de la Alhambra y Generalife Consejería de Educación, Cultura y Deporte Francisca Cruz Cobo Gustavo Gómez José Martin Carrillo Cetursa Pianos Granada Cuevas Alamgruz Abadía del Sacromonte Curro Albaicín Museo Arqueológico de Baza Sergio Sánchez, Yeyo Palacio de los Córdova Fundación Club Baloncesto Granada Fundación Rodríguez Acosta Casa Bernarda Alba – Ayuntamiento Valderrubio Niño de las Pinturas Pedro Enríquez Peña La Platería Manuela Franco Garrido Pedro Pérez Roldan “Chicote” Calio Alonso Maite Baena Valenzuela Juan José Diaz Barrales Raimundo Pérez Huertas Juan Méndez Juan Carlos Rodríguez Molina Miriam Millán Rubiales Mamen López Ruiz Sergi Serra Álvaro Trujillo Restaurante Malahermosa Antonio Artacho Claudia Villamil Elisa Lacueva Dani Chikito Manolo Martin Joaquín Alonso Paola Ruiz López Luis Bullejos Julián Heredia Plaza de Toros de Granada Francisco Jiménez Rodríguez Rafa Troyano Noelia Gómez Juan Prieto Manu Bayona Jorge de la Chica Juanma Fernández Eduardo Peralta Granada Club de Fútbol Cristina López Auditorio Manuel de Falla Ayuntamiento de Almuñécar Alberto Manuel Gilabert Marcos Julián Roxy Rózio Nore Chesapik Juan Torre – Cine Madrigal Javier Cañizares Vroda Impresiones Escuela de la Seducción Encarnación Bermúdez José Manuel Cañizares Antonio Gutiérrez Alberto Raya Ernesto Moreno Maripi Robles Jesús BarrancoMOSTRAR MÁS

30 COMENTARIOS

ORDENAR PORLuciano Medianero MoralesAñade un comentario público…

Jose hernandez

Jose hernandez

hace 4 meses (editado)FENOMENAL, PERO GRANADA ES DE SÚPER, SÚPER, SÚPER….PRIMERA, VIVA GRANÁ Y LOS GRANAINOS, MUY BUEN TRABAJO FENÓMENOS11RESPONDERVer respuesta de TwinClick Comunicación

Felipe V

Felipe V

hace 4 mesesExcelente trabajo!!! Habéis representado a Granada tal cual es: maravillosa. Seguir así!!5RESPONDERVer respuesta de TwinClick Comunicación

veronica sanchez

veronica sanchez

hace 4 mesesEspectacular!!😍5

TwinClick Comunicación

RESPONDERVer respuesta de TwinClick Comunicación

Maria Rodriguez

Maria Rodriguez

hace 4 mesesYa nací en Granada , que puedo decir d ella y su gente , es maravillosa 💕 😘😍

YA ZUS DICÍA,…DE QUE LA MÚSICA Y LAS LITERATURAS,…DEBERÍAN DIRIGIR A LA HUMANA-HUMANIDAD,…¡¡¡¡.           LMM/LUKYDEMÁ.  29006. ¡¡¡¡.

LOLE Y MANUEL – UN PASEO POR EL PALO DE LA BELLEZA – YOUTUBE

ANUNCIO INFILTRADO EN MI EMAIL,… ¡¡ : #LasventajasdeirporlibreAnuncio

DIGI | Fibra y Móvildigimobil.es

productImage
#Lasventajasdeirporlibre
300Mb + 8GB y llamadas Ilimitadas por 30€/mes. ¡Así es la fibra y móvil que va por libre!
Visit Site

*************************

LUNES, 27 DE ABRIL DE 2020 // ” COMUNISMO PLANETARIO AUTOGESTIONADO “

EL PRIMERO DE MAYO Y LA LIBERACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD ¡¡.

LA LIBERACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD, NADA MÁS TIENE UN LEMA, UNA IDEA,…HAY QUE SEGUIR INSISTIENDO,…¡¡. LA LIBERACIÓN, COMO TAL AGENTE,…ES OBRA DE LA MISMA HUMANIDAD, NADIE AL SERVICIO DE NADIE,…NI PATERNALISMO, NI FILANTROPÍAS,…ACCIÓN, ACCIÓN, PROLETARIA, PERO CON TON Y SON,…¡¡. SI NO ES EL PROLETARIADO REVOLUCIONARIO DEL SIGLO XXI, CON MIRAS DE FUTURO DE LA HUMANIDAD Y DE LA NATURALEZA, NADA DE CAMBIO SOCIAL, ES  POSIBLE,…¡¡. PARA ESTE TRABAJO HE UTILIZADO DIVERSAS WEBs Y BLOGs,…A LOS CUALES HOY NO ENTRO EN VALORACIÓN POLÍTICA,…EN POLÉMICA,…PARECE ECLECTICISMO, PUEDE, PERO SOLO UTILIZO ESTOS DOCUMENTOS COMO PARA LLEGAR A LO QUE QUIERO,…A LO DICHO YA,…ARRIBA,…¡¡.
COMO INDICA EL TITULAR,…EL PRIMERO DE MAYO FUE COMO EL SONAR EL PITO, O BANDERAZO  DE SALIDA HACIA LA CONQUISTA POR PARTE DE LA HUMANIDAD DE UN SISTEMA SOCIAL COMUNAL, EN ARMONÍA SOCIAL Y DE LA HUMANIDAD CON LA NATURALEZA,…¡¡. DONDE, COMO SE DICE, QUE NO SE DE LA EXPLOTACIÓN DEL HOMBRE POR EL HOMBRE,…HOY LA REALIDAD ES MUY COMPLEJA,…AUNQUE SE COMPORTE EL PODER CON LAS  POBLACIONES COMO SIFUÉSEMOS GALLINAS O SIMPLES CERDITOS, QUE ALIMENTÁNDOLES CON AFRECHO, RINDEN LO SUFICIENTE PARA UNA SOCIEDAD CAPITALISTA, SOBRE ABUNDANTE Y CON PROYECCIÓN DE COLONIZACIÓN INTERPLANETARIA,…¡¡. LA BURGUESÍA ESPAÑOLA, MUY SANGUINARIA E IMPERIALISTA ELLA, Y SUS VOCEROS LLORAN Y PATALEAN CONTRA TODO LO QUE HUELA MÍNIMAMENTE A SOCIALISMO, A COMUNISMO,…TODO EL DISCURSO MUY DEMAGÓGICO, PERO UTILIZARÁN LOS CAÑONES CONTRA LAS POBLACIONES,…¡¡; ALEGANDO LOS MILLONES DE MUERTOS QUE HAN PRODUCIDO LOS COMUNISTAS, SOBRE TODO EN RUSIA,…E INCLUSO DE LOS MUERTOS Y GUERRA CIVIL ESPAÑOLA DE 1.936-1.939, CULPAN A LOS ROJOS, SOCIALISTAS, COMUNISTAS, LIBERTARIOS-ANARCOS,…¡¡. SE LES OLVIDA QUE LA BURGUESÍA Y SOCIEDAD CAPITALISTA E IMPERIALISTA QUE DEFIENDEN, HA PRODUCIDO AL MENOS ENTRE 4 ó 5 MIL MILLONES DE MUERTOS,…MEDIANTE LAS GUERRAS DE RAPIÑAS, ESCLAVISTAS, FEUDALES, INTERBURGUESAS, IMPERIALISTAS CAPITALISTAS, COMO LA PRIMERA Y SEGUNDA GUERRAS  MUNDIALES,…PARA SU CONSTITUCIÓN COMO CLASE SOCIAL CAPITALISTA, COMO CLASE DOMINANTE; MÁS LOS QUE SE ESTÁN PRODUCIENDO EN ESTAS FECHAS, QUE CON Y SON GUERRAS PERMANENTES; CON TANTAS GUERRAS DE SAQUEO Y EXTERMINIO ¡¡,…EN ÁFRICA, ASIA,…AMÉRICA LATINA, EN EL CONTINENTE EUROPEO, ACTUALMENTE EN UCRANIA,…MÁS LAS MILES DE VÍCTIMAS PRODUCIDAS POR EL CAPITALCOVID.19,…¡¡. ASÍ, QUE VAMOS PERDIENDO,…A LOS COMUNISTAS Y SOCIALISTAS, A LA CLASE OBRERA, QUE EXPLOTAN Y QUE NO PUEDEN VIVIR SIN ELLA, POR ELLO NOS OPRIMEN Y NOS TRATAN COMO ANIMALES DE GRANJA,…¡¡, VAYA, SOLO LE-NOS ACHACAN UNOS 120 MILLONES DE MUERTOS,…EN FIN, NOS GANAN POR GOLEADA,…¡¡, POR 410 A UNO. Y ENCIMA EL TRIFACHITO CON EL “” A POR ELLOS””. SI QUIEREN PUEDEN VISITAR ESTA : https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/por-que-tenemos-suerte-de-vivir-en-la-epoca-en-la-que-vivimos-en-un-solo-grafico#comments
EL PRIMERO DE MAYO: 
EL BLOG ELSALMON: https://www.elblogsalmon.com/historia-de-la-economia/un-repaso-a-la-historia-1-de-mayo-dia-internacional-de-los-trabajadores  ( 

Resultados de la búsqueda

FRAGMENTO DESTACADO DE LA WEB

En 1.889 la Internacional Socialista reivindicó la jornada de ocho horas para todos los obreros del mundo mediante una gran manifestación en todos los países en honor a los Mártires de Chicago. En la actualidad, una gran mayoría de países celebran el Primero de Mayo como el origen del movimiento obrero moderno.30 abr. 2.012

Un repaso a la historia: 1 de Mayo, Día Internacional de los … — ” El 1 de Mayo o Día Internacional de los Trabajadores es la fiesta del movimiento obrero mundial. Aunque en la actualidad transcurre como un día festivo en miles de ciudades del mundo, su pasado es bastante sangriento. Su celebración se debe a que un grupo de trabajadores norteamericanos eligió la fecha del 1 de Mayo de 1.886 para reivindicar una jornada laboral de ocho horas diarias, cuando lo habitual en aquellos años es que las jornadas durasen entre diez y doce horas.Los hechos que dieron lugar a esta celebración se contextualizan en la revolución industrial de los Estados Unidos. En 1884, siendo habituales las jornadas laborales de 10-12 horas diarias, la American Federation of Labor pretendió hacer valer la siguiente idea:
“Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa”Infancia robada de 'niños obreros' - SWI swissinfo.ch
Con este lema, se escogió la fecha del 1 de mayo de ese mismo año para el inicio de la reivindicación. La jornada de huelga fue seguida por miles de trabajadores y la mayoría de ellos lograron su objetivo con la amenaza de un paro indefinido. Sin embargo, 340.000 obreros no consiguieron esta promesa y la huelga se prolongó en los días siguiente para lograr su objetivo. 

Asturias.

Las jornadas de protestas de los días posteriores al 1 de mayo se desarrollaron con grandes turbulencias, sobre todo en la ciudad de Chicago, donde varios obreros y policías perdieron la vida en las protestas callejeras, algunos de ellos al explotar una bomba lanzada por los sindicalistas. Cinco sindicalistas fueron ahorcados y tres condenados a cadena perpetua.El redactor Arbeiter Zeitung Fischer escribió una proclama, que posteriormente le llevaría a la horca, y que fue considerada un símbolo de la lucha contra el poder. La octavilla decía lo siguiente:

Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormik, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza! ¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria. Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo. Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!. Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden… ¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís! ¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!.El trabajo infantil en la revolución industrial

Finalmente, algunos sectores patronales aceptaron conceder la jornada de 8 horas a varios centenares de miles de obreros, poniendo fin con ello a las jornadas de protestas. En 1889 la Internacional Socialista reivindicó la jornada de ocho horas para todos los obreros del mundo mediante una gran manifestación en todos los países en honor a los Mártires de Chicago.En la actualidad, una gran mayoría de países celebran el Primero de Mayo como el origen del movimiento obrero moderno. Curiosamente, en Estados Unidos no se celebra el Día del Trabajador. En su lugar celebran el Labor Day el primer lunes de cada septiembre.                      ).
LA COMUNA DE PARÍS, ( MARX, ENGELS,…) : 

Resultados de la búsqueda

¿Que sucedió en la Comuna de París?Comuna de París. Destrucción de la Columna Vendôme durante la Comuna de París. … La Comuna de París (en francés: la Commune de Paris) fue un movimiento insurreccional que del 18 de marzo al 28 de mayo de 1.871, gobernó brevemente la ciudad de París, instaurando un proyecto político popular socialista autogestionario.

Comuna de París – Wikipedia, la enciclopedia libre

es.wikipedia.org › wiki › Comuna_de_París

Search for: ¿Que sucedió en la Comuna de París? : 

¿Qué fue la Comuna de París?

El carácter espontáneo de este movimiento ayudó en la construcción de una sociedad que cuestionaba el poder capitalista.

Publicado 18 marzo 2017     https://www.telesurtv.net/analisis/-Se-cumplen-145-anos-de-la-Comuna-de-Paris–20150317-0041.htmlEste sábado se cumplen 146 años desde aquel 18 de marzo de 1.871 en el que estalló el conflicto que daría origen más tarde a la conocida “Comuna de París”. La Comuna de París (La Commune de París) fue la primera experiencia (1.871) de Gobierno socialista en Europa, instaurada con la integración del proletariado como líder en diversos sectores que apostaban por la proclamación de la III República en Francia, además del rol protagónico del pueblo en la dirección de ese país.Se realizaron elecciones en París y se creó un concilio comunal de al menos 92 delegados, obedeciendo a la conciencia colectiva del pueblo. Fue precisamente el sentir popular que levantó a la Comuna de París y en ello radica que sea uno de los hechos históricos más memorables del siglo XIX.El monarca Napoleón III cayó preso en la guerra Franco-Prusiana (que perdió Francia), hecho que le sirvió a los diputados para aprobar la III República en 1871. Aunque la instauración de una república parezca símbolo de libertad, fue un nuevo imperio el que tomó el poder y acabó en mayo de ese mismo año con la Comuna de París.>> Socialismo vs. capitalismo ¿Cuál modelo fracasó en América Latina?La insurrección popular de la Comuna de París duró más de dos meses. Se originó en un contexto de miseria y explotación de la clase obrera, además del descontento que generó la derrota de Francia en la guerra con Prusia (actual Rusia). El 18 de marzo, la Guardia Nacional y los obreros se apoderaron de París provocando la huida del Gobierno.La Comuna de París, que tenía como símbolo una bandera roja, se oponía al Gobierno de Defensa Nacional que se instauró en el Palacio de Versalles presidido por Adolphe Thiers. ¿Por qué? Thiers, fue el presidente provisional, pero pudo ser cualquier otro, la Comuna se oponía a cualquier señal de imperialismo y a partir de esa premisa pusieron en marcha varias medidas:


– El Ejército y la Policía fueron reemplazados por la Guardia Nacional, integrada por ciudadanos comunes, como artesanos, jornaleros y otras profesiones.– Se estableció la separación entre la Iglesia y el Estado.– Los cargos públicos eran sometidos a elección popular y se regirían por el principio de revocatoria de mandato.– Dejaron de impartir clases de religión en los colegios, por tratarse de un tema de decisión personal.– Las fábricas abandonadas fueron ocupadas por los trabajadores.– París se dividió en quartiers, localidades con cierta autonomía que cooperaban con la organización central. Los funcionarios recibían un sueldo similar al de los obreros.– El precio de los alquileres fue controlado por la Comuna.– Las viudas y huérfanos de la Guardia Nacional fueron reivindicados con pensiones.


El pueblo cerró la ciudad de París con barricadas para proteger la Comuna, sin embargo, la represión gubernamental acabó violentamente con el esfuerzo anticapitalista, hasta registrarse un intenso combate dentro de París que tuvo su final el 28 de mayo de 1871.La Comuna constituía un riesgo para las cúpulas de poder que rodeaban a Francia, pues estaba en peligro el poder de políticos y emperadores en Europa, lo que representa un hecho inédito en el proletariado europeo.El fenómeno de la Comuna de París ha sido estudiado por los filósofos mas citados de todos los tiempos. Entre ellos, Carlos Marx consideraba que los comuneros perdieron demasiado tiempo en la organización de elecciones, período que pudo invertirse en acabar por completo con el capitalismo que imperaba en Versalles.El Banco Nacional de Francia, cuna del capitalismo, estaba ubicado en París. Sin embargo, la Comuna no tomó posesión de esa institución ni de sus recursos. Esa fue una de las principales características de la Comuna y tal vez por eso generó odio en la clase media y alta: no eliminaban al enemigo, sino que hacían revolución paralelo a él. De esa manera, se registró un flujo de dinero desde París hacia Versalles, que terminó financiando al ejército que acabó con la Comuna.>> 82 % de los franceses aprueba retiro del presidente Hollande

Importancia de la Comuna de ParísLa breve duración de la Comuna de París se compensa con los alcances de las reformas que promovió. El establecimiento de la Democracia directa como forma de gobierno, esta marcó el fin definitivo del absolutismo político en Francia.La ampliación de las formas de participación política con la conformación de los primeros partidos políticos y la integración de las mujeres a la vida política reivindicando la igualdad de derechos mediante la participación en clubes políticos. Lo que abrió las puertas al sufragio universal moderno.La insurrección de las clases oprimidas, el derrocamiento del poder establecido y el establecimiento del primer Gobierno proletario del mundo planteó la posibilidad de una sociedad organizada desde abajo hacia arriba.El carácter espontáneo de este movimiento ayudó en la construcción de una sociedad que cuestionaba el poder establecido. Tomando importantes medidas para garantizar derechos fundamentales como la educación, la sanidad, la vivienda, la justicia y el trabajo digno para todas las personas.¿Qué vino después de la Comuna?La Comuna de París fungió como inspiración a la Revolución de los Bolcheviques en Rusia y también de la Revolución Socialista en China, como continuación y profundización de los alcances del movimiento insurreccional francés.El espíritu reformista de la Comuna propició cambios en las formas de Gobierno de Europa, así, durante el II Reich en Alemania se establecieron horas máximas de trabajo y seguros sociales en caso de accidente y jubilación, garantizando a los alemanes niveles “básicos” de seguridad social. Estas medidas fueron el inicio de lo que hoy se conoce como el Estado de Bienestar en varios países.La Comuna de París fundó las bases de un sistema político fundamentado en la democracia participativa como eje de la administración política y social.

Tags ////

KARL MARX

EL DIECIOCHO BRUMARIO
DE LUIS BONAPARTE

Capítulo I, Capítulo II, Capítulo III, Capítulo IV, Capítulo V, Capítulo VI, Capítulo VII

Escrito: Diciembre de 1.851 – marzo de 1.852.

Primera Edición: En la revista Die Revolution, Nueva York, EEUU, 1852, con el título “Der Achtzehnte Brumaire des Louis Bonaparte”.
Fuente:C. Marx y F. Engels, Obras escogidas en tres tomos, Editorial Progreso, Moscú 1.981, Tomo I, páginas 404 a 498.
Edición Digital: Por la Red Vasca Roja; digitalizado y preparado por José Julagaray, Donostia, Gipuzkoa, Euskal Herria, 25 de septiembre de 1.997.
Esta Edición:Preparada por Juan R. Fajardo para el MIA, abril 2.000.


Capítulo I

Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa. Caussidière por Dantón, Luis Blanc por Robespierre, la Montaña de 1848 a 1851 por la Montaña de 1793 a 1795, el sobrino por el tío. ¡Y a la misma caricatura en las circunstancias que acompañan a la segunda edición del Dieciocho Brumario!Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente, que existen y les han sido legadas por el pasado. La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos. Y cuando éstos aparentan dedicarse precisamente a transformarse y a transformar las cosas, a crear algo nunca visto, en estas épocas de crisis revolucionaria es precisamente cuando conjuran temerosos en su auxilio los espíritus del pasado, toman prestados sus nombres, sus consignas de guerra, su ropaje, para, con este disfraz de vejez venerable y este lenguaje prestado, representar la nueva escena de la historia universal. Así, Lutero se disfrazó de apóstol Pablo, la revolución de 1789-1814 se vistió alternativamente con el ropaje de la República romana y del Imperio romano, y la revolución de 1848 no supo hacer nada mejor que parodiar aquí al 1789 y allá la tradición revolucionaria de 1793 a 1795. Es como el principiante que ha aprendido un idioma nuevo: lo traduce siempre a su idioma nativo, pero sólo se asimila el espíritu del nuevo idioma y sólo es capaz de expresarse libremente en él cuando se mueve dentro de él sin reminiscencias y olvida en él su lenguaje natal.Si examinamos esas conjuraciones de los muertos en la historia universal, observaremos en seguida una diferencia que salta a la vista. Camilo Desmoulins, Dantón, Robespierre, Saint-Just, Napoleón, los héroes, lo mismo que los partidos y la masa de la antigua revolución francesa, cumplieron, bajo el ropaje romano y con frases romanas, la misión de su tiempo: librar de las cadenas e instaurar la sociedad burguesa moderna. Los unos hicieron añicos las instituciones feudales y segaron las cabezas feudales que habían brotado en él. El otro creó en el interior de Francia las condiciones bajo las cuales ya podía desarrollarse la libre concurrencia, explotarse la propiedad territorial parcelada, aplicarse las fuerzas productivas industriales de la nación, que habían sido liberadas; y del otro lado de las fronteras francesas barrió por todas partes las formaciones feudales, en el grado en que esto era necesario para rodear a la sociedad burguesa de Francia en el continente europeo de un ambiente adecuado, acomodado a los tiempos. Una vez instaurada la nueva formación social, desaparecieron los colosos antediluvianos, y con ellos el romanismo resucitado: los Brutos, los Gracos, los Publícolas, los tribunos, los senadores y hasta el mismo Cesar. Con su sobrio practicismo, la sociedad burguesa se había creado sus verdaderos intérpretes y portavoces en los Say, los Cousin, los Royer-Collard, los Benjamín Constant y los Guizot; sus verdaderos caudillos estaban en las oficinas comerciales, y la cabeza atocinada de Luis XVIII era su cabeza política. Completamente absorbida pro la producción de la riqueza y por la lucha pacífica de la concurrencia, ya no se daba cuenta de que los espectros del tiempo de los romanos habían velado su cuna. Pero, por muy poco heroica que la sociedad burguesa sea, para traerla al mundo habían sido necesarios, sin embargo, el heroísmo, la abnegación, el terror, la guerra civil y las batallas de los pueblos. Y sus gladiadores encontraron en las tradiciones clásicamente severas de la República romana los ideales y las formas artísticas, las ilusiones que necesitaban para ocultarse a sí mismos el contenido burguesamente limitado de sus luchas y mantener su pasión a la altura de la gran tragedia histórica. Así, en otra fase de desarrollo, un siglo antes, Cromwell y el pueblo inglés habían ido a buscar en el Antiguo Testamento el lenguaje, las pasiones y las ilusiones para su revolución burguesa. Alcanzada la verdadera meta, realizada la transformación burguesa de la sociedad inglesa, Locke desplazó a Habacuc.En esas revoluciones, la resurrección de los muertos servía, pues, para glorificar las nuevas luchas y no para parodiar las antiguas, para exagerar en la fantasía la misión trazada y no para retroceder ante su cumplimiento en la realidad, para encontrar de nuevo el espíritu de la revolución y no para hacer vagar otra vez a su espectro.En 1848-1851, no hizo más que dar vueltas el espectro de la antigua revolución, desde Marrast, le républicain en gants jaunes, que se disfrazó de viejo Bailly, hasta el aventurero que esconde sus vulgares y repugnantes rasgos bajo la férrea mascarilla de muerte de Napoleón. Todo un pueblo que creía haberse dado un impulso acelerado por medio de una revolución, se encuentra de pronto retrotraído a una época fenecida, y para que no pueda haber engaño sobre la recaída, hacen aparecer las viejas fechas, el viejo calendario, los viejos nombres, los viejos edictos (entregados ya, desde hace largo tiempo, a la erudición de los anticuarios) y los viejos esbirros, que parecían haberse podrido desde hace mucho tiempo. La nación se parece a aquel inglés loco de Bedlam que creía vivir en tiempo de los viejos faraones y se lamentaba diariamente de las duras faenas que tenía que ejecutar como cavador de oro en las minas de Etiopía, emparedado en aquella cárcel subterránea, con una lámpara de luz mortecina sujeta en la cabeza, detrás el guardián de los esclavos con su largo látigo y en las salidas una turbamulta de mercenarios bárbaros, incapaces de comprender a los forzados ni de entenderse entre sí porque no hablaban el mismo idioma. «¡Y todo esto -suspira el loco- me lo han impuesto a mí, a un ciudadano inglés libre, para sacar oro para los antiguos faraones!» «¡Para pagar las deudas de la familia Bonaparte!», suspira la nación francesa. El inglés, mientras estaba en uso de su razón, no podía sobreponerse a la idea fija de obtener oro. Los franceses, mientras estaban en revolución, no podían sobreponerse al recuerdo napoleónico, como demostraron las elecciones del 10 de diciembre. Ante los peligros de la revolución se sintieron atraídos por el recuerdo de las ollas de Egipto, y la respuesta fue el 2 de diciembre de 1851. No sólo obtuvieron la caricatura del viejo Napoleón, sino al propio viejo Napoleón en caricatura, tal como necesariamente tiene que aparecer a mediados del siglo XIX.La revolución social del siglo XIX no puede sacar su poesía del pasado, sino solamente del porvenir. No puede comenzar su propia tarea antes de despojarse de toda veneración supersticiosa por el pasado. Las anteriores revoluciones necesitaban remontarse a los recuerdos de la historia universal para aturdirse acerca de su propio contenido. La revolución del siglo XIX debe dejar que los muertos entierren a sus muertos, para cobrar conciencia de su propio contenido. Allí, la frase desbordaba el contenido; aquí, el contenido desborda la frase.La revolución de febrero cogió desprevenida, sorprendió a la vieja sociedad, y el pueblo proclamó este golpe de mano inesperado como una hazaña de la historia universal con la que se abría la nueva época. El 2 de diciembre, la revolución de febrero es escamoteada por la voltereta de un jugador tramposo, y lo que parece derribado no es ya la monarquía, sino las concesiones liberales que le habían sido arrancadas por seculares luchas. Lejos de ser la sociedad misma la que se conquista un nuevo contenido, parece como si simplemente el Estado volviese a su forma más antigua, a la dominación desvergonzadamente simple del sable y la sotana. Así contesta al coup de main de febrero de 1848 el coup de tête de diciembre de 1851. Por donde se vino, se fue. Sin embargo, el intervalo no ha pasado en vano. Durante los años de 1848 a 1851, la sociedad francesa asimiló, y lo hizo mediante un método abreviado, por ser revolucionario, las enseñanzas y las experiencias que en un desarrollo normal, lección tras lección, por decirlo así, habrían debido preceder a la revolución de febrero, para que ésta hubiese sido algo más que un estremecimiento en la superficie. Hoy, la sociedad parece haber retrocedido más allá de su punto de partida; en realidad, lo que ocurre es que tiene que empezar por crearse el punto de partida revolucionario, la situación, las relaciones, las condiciones, sin las cuales no adquiere un carácter serio la revolución moderna.Las revoluciones burguesas, como la del siglo XVIII, avanzan arrolladoramente de éxito en éxito, sus efectos dramáticos se atropellan, los hombres y las cosas parecen iluminados por fuegos de artificio, el éxtasis es el espíritu de cada día; pero estas revoluciones son de corta vida, llegan en seguida a su apogeo y una larga depresión se apodera de la sociedad, antes de haber aprendido a asimilarse serenamente los resultados de su período impetuoso y agresivo. En cambio, las revoluciones proletarias como las del siglo XIX, se critican constantemente a sí mismas, se interrumpen continuamente en su propia marcha, vuelven sobre lo que parecía terminado, para comenzarlo de nuevo, se burlan concienzuda y cruelmente de las indecisiones, de los lados flojos y de la mezquindad de sus primeros intentos, parece que sólo derriban a su adversario para que éste saque de la tierra nuevas fuerzas y vuelva a levantarse más gigantesco frente a ellas, retroceden constantemente aterradas ante la vaga enormidad de sus propios fines, hasta que se crea una situación que no permite volverse atrás y las circunstancias mismas gritan:Hic Rhodus, hic salta!¡Aquí está la rosa, baila aquí!Por lo demás, cualquier observador mediano, aunque no hubiese seguido paso a paso la marcha de los acontecimientos en Francia, tenía que presentir que esperaba a la revolución una inaudita vergüenza. Bastaba con escuchar los engreídos ladridos de triunfo con que los señores demócratas se felicitan mutuamente por los efectos milagrosos que esperaban del segundo domingo de mayo de 1852. El segundo domingo de mayo de 1852 habíase convertido en sus cabezas en una idea fija, en un dogma, como en las cabezas de los quiliastas el día en que había de reaparecer Cristo y comenzar el reino milenario. La debilidad había ido a refugiarse, como siempre, en la fe en el milagro: creía vencer al enemigo con sólo descartarlo mágicamente con la fantasía, y perdía toda la comprensión del presente ante la glorificación pasiva del futuro que les esperaba y de las hazañas que guardaba in petto, pero que aún no consideraba oportuno revelar. Esos héroes que se esforzaban en refutar su probada incapacidad prestándose mutua compasión y reuniéndose en un tropel, habían atado su hatillo, se embolsaron sus coronas de laurel a crédito y se disponían precisamente a descontar en el mercado de letras de cambio las repúblicas in partibus para las que, en el secreto de su ánimo poco exigente, tenían ya previsoramente preparado el personal de gobierno. El 2 de diciembre cayó sobre ellos como un rayo en cielo sereno, y los pueblos, que en épocas de malhumor pusilánime gustaban de dejar que los voceadores más chillones ahoguen su miedo interior, se habrán convencido quizá de que han pasado ya los tiempos en que el graznido de los gansos podía salvar el Capitolio.La Constitución, la Asamblea Nacional, los partidos dinásticos, los republicanos azules y los rojos, los héroes de África, el trueno de la tribuna, el relampagueo de la prensa diaria, toda la literatura, los nombres políticos y los renombres intelectuales, la ley civil y el derecho penal, la liberté, égalité, fraternité y el segundo domingo de mayo de 1852, todo ha desaparecido como una fantasmagoría al conjuro de un hombre al que ni sus mismos enemigos reconocen como brujo. El sufragio universal sólo pareció sobrevivir un instante para hacer su testamento de puño y letra a los ojos del mundo entero y poder declarar, en nombre del propio pueblo: “Todo lo que existe merece perecer”.No basta con decir, como hacen los franceses, que su nación fue sorprendida. Ni a la nación ni a la mujer se les perdona la hora de descuido en que cualquier aventurero ha podido abusar de ellas por la fuerza. Con estas explicaciones no se aclara el enigma; no se hace más que presentarlo de otro modo. Quedaría por explicar cómo tres caballeros de industria pudieron sorprender y reducir al cautiverio, sin resistencia, a una nación de 36 millones de almas.Recapitulemos, en sus rasgos generales, las fases recorridas por la revolución francesa desde el 24 de febrero de 1848 hasta el mes de diciembre de 1851.Hay tres períodos capitales que son inconfundibles: el período de febrero; del 4 de mayo de 1848 al 28 de mayo de 1849, período de constitución de la república o de la Asamblea Nacional Constituyente; del 28 de mayo de 1849 al 2 de diciembre de 1851, período de la república constitucional o de la Asamblea Nacional Legislativa.El primer período, desde el 24 de febrero, o desde la caída de Luis Felipe, hasta el 4 de mayo de 1848, fecha en que se reúne la Asamblea Constituyente, el período de febrero, propiamente dicho, puede calificarse como de prólogo de la revolución. Su carácter se revela oficialmente en el hecho de que el Gobierno por él improvisado se declarase a sí mismo provisional, y, como el Gobierno, todo lo que este período sugirió, intentó o proclamó, se presentaba también como algo puramente provisional. Nada ni nadie se atrevía a reclamar para sí el derecho a existir y a obrar de un modo real. Todos los elementos que habían preparado o determinado la revolución, la oposición dinástica, la burguesía republicana, la pequeña burguesía democrático-republicana y los obreros socialdemócratas encontraron su puesto provisional en el Gobierno de febrero.No podía ser de otro modo. Las jornadas de febrero proponíanse primitivamente como objetivo una reforma electoral, que había de ensanchar el círculo de los privilegiados políticos dentro de la misma clase poseedora y derribar la dominación exclusiva de la aristocracia financiera. pero cuando estalló el conflicto real y verdadero, el pueblo subió a las barricadas, la Guardia Nacional se mantuvo en actitud pasiva, el ejército no opuso una resistencia seria y la monarquía huyó, la república pareció la evidencia por sí misma. Cada partido interpretaba a su manera. Arrancada por el proletariado con las armas en la mano, éste le imprimió su sello y la proclamó república social. Con esto se indicaba el contenido general de la moderna revolución, el cual se hallaba en la contradicción más peregrina con todo lo que por el momento podía ponerse en práctica directamente, con el material disponible, el grado de desarrollo alcanzado por la masa y bajo las circunstancias y relaciones dadas. De otra parte, las pretensiones de todos los demás elementos que habían cooperado a la revolución de febrero fueron reconocidas en la parte leonina que obtuvieron en el Gobierno. Por eso, en ningún período nos encontramos con una mezcla más abigarrada de frases altisonantes e inseguridad y desamparo efectivos, de aspiraciones más entusiastas de innovación y de imperio más firme de la vieja rutina, de más aparente armonía de toda la sociedad y más profunda discordancia entre sus elementos. Mientras el proletariado de París se deleitaba todavía en la visión de la gran perspectiva que se había abierto ante él y se entregaba con toda seriedad a discusiones sobre los problemas sociales, las viejas fuerzas de la sociedad se habían agrupado, reunido, vuelto en sí y encontrado un apoyo inesperado en la masa de la nación, en los campesinos y los pequeños burgueses, que se precipitaron todos de golpe a la escena política, después de caer las barreras de la monarquía de Julio.El segundo período, desde el 4 de mayo de 1848 hasta fines de mayo de 1849, es el período de la constitución, de la fundación de la república burguesa. Inmediatamente después de las jornadas de febrero no sólo se vio sorprendida la oposición dinástica por los republicanos, y éstos por los socialistas, sino toda Francia por París. La Asamblea Nacional, que se reunió el 4 de mayo de 1848, salida de las elecciones nacionales, representaba a la nación. Era una protesta viviente contra las pretensiones de las jornadas de febrero y había de reducir al rasero burgués los resultados de la revolución. En vano el proletariado de París, que comprendió inmediatamente el carácter de esta Asamblea Nacional, intentó el 15 de mayo, pocos días después de reunirse ésta, destacar por fuerza su existencia, disolverla, descomponer de nuevo en sus distintas partes integrantes la forma orgánica con que le amenazaba el espíritu reaccionante de la nación. Como es sabido, el único resultado del 15 de mayo fue alejar de la escena pública durante todo el ciclo que examinamos a Blanqui y sus camaradas, es decir, a los verdaderos jefes del partido proletario.A la monarquía burguesa de Luis Felipe sólo puede suceder la república burguesa; es decir que si en nombre del rey, había dominado una parte reducida de la burguesía, ahora dominará la totalidad de la burguesía en nombre del pueblo. Las reivindicaciones del proletariado de París son paparruchas utópicas, con las que hay que acabar. El proletariado de París contestó a esta declaración de la Asamblea Nacional Constituyente con la insurrección de junio, el acontecimiento más gigantesco en la historia de las guerras civiles europeas. Venció la república burguesa. A su lado estaban la aristocracia financiera, la burguesía industrial, la clase media, los pequeños burgueses, el ejército, el lumpemproletariado organizado como Guardia Móvil, los intelectuales, los curas y la población del campo. Al lado del proletariado de París no estaba más que él solo. Más de 3.000 insurrectos fueron pasados a cuchillo después de la victoria y 15.000 deportados sin juicio. Con esta derrota, el proletariado pasa al fondo de la escena revolucionaria. Tan pronto como el movimiento parece adquirir nuevos bríos, intenta una vez y otra pasar nuevamente a primer plano, pero con un gasto cada vez más débil de fuerzas y con resultados cada vez más insignificantes. Tan pronto como una de las capas sociales superiores a él experimenta cierta efervescencia revolucionaria, el proletariado se enlaza a ella y así va compartiendo todas las derrotas que sufren unos tras otros los diversos partidos. pero estos golpes sucesivos se atenúan cada vez más cuanto más se reparten por toda la superficie de la sociedad. Sus jefes más importantes en la Asamblea Nacional y en la prensa van cayendo unos tras otros, víctimas de los tribunales, y se ponen al frente de él figuras cada vez más equívocas. En parte, se entrega a experimentos doctrinarios, Bancos de cambio y asociaciones obreras, es decir, a un movimiento en el que renuncia a transformar el viejo mundo, con ayuda de todos los grandes recursos propios de este mundo, e intenta, por el contrario, conseguir su redención a espaldas de la sociedad, por la vía privada, dentro de sus limitadas condiciones de existencia, y por tanto, forzosamente fracasa. Parece que no puede descubrir nuevamente en sí mismo la grandeza revolucionaria, ni sacar nuevas energías de los nuevos vínculos que se han creado, mientras todas las clases con las que ha luchado en junio, no estén tendidas, a todos lo largo a su lado mismo. Pero, por lo menos, sucumbe con los honores de una gran lucha de alcance histórico-universal; no sólo Francia, sino toda Europa tiembla ante el terremoto de junio, mientras que las sucesivas derrotas de las clases más altas se consiguen a tan poca costa, que sólo la insolente exageración del partido vencedor puede hacerlas pasar por acontecimientos, y son tanto más ignominiosas cuanto más lejos queda del proletariado el partido que sucumbe.Ciertamente, la derrota de los insurrectos de junio había preparado, allanado, el terreno en que podía cimentarse y erigirse la república burguesa; pero, al mismo tiempo, había puesto de manifiesto que en Europa se ventilaban otras cuestiones que la de «república o monarquía». Había revelado que aquí república burguesa equivalía a despotismo ilimitado de una clase sobre otras. Había demostrado que en países de vieja civilización, con una formación de clases desarrollada, con condiciones modernas y de producción y con una conciencia intelectual, en la que todas las ideas tradicionales se hallan disueltas por un trabajo secular, la república no significa en general más que la forma política de la subversión de la sociedad burguesa y no su forma conservadora de vida, como, por ejemplo, en los Estados Unidos de América, donde si bien existen ya clases, éstas no se han plasmado todavía, sino que cambian constantemente y se ceden unas a otras sus partes integrantes, en movimiento continuo; donde los medios modernos de producción, en vez de coincidir con una superpoblación crónica, suplen más bien la escasez relativa de cabezas y brazos, y donde, por último, el movimiento febrilmente juvenil de la producción material, que tiene un mundo nuevo que apropiarse, no ha dejado tiempo ni ocasión para eliminar el viejo mundo fantasmal.Durante las jornadas de junio, todas las clases y todos los partidos se habían unido en un partido del orden frente a la clase proletaria, como partido de la anarquía, del socialismo, del comunismo. Habían «salvado» a la sociedad de «los enemigos de la sociedad». Habían dado a su ejército como santo y seña los tópicos de la vieja sociedad: «Propiedad, familia, religión y orden», y gritado a la cruzada contrarrevolucionaria: «¡Bajo este signo vencerás!» Desde este instante, tan pronto como uno cualquiera de los numerosos partidos que se habían agrupado bajo aquel signo contra los insurrectos de junio, intenta situarse en el palenque revolucionario en su propio interés de clase, sucumbe al grito de «¡Propiedad, familia, religión y orden!» La sociedad es salvada cuantas veces se va restringiendo el círculo de sus dominadores y un interés más exclusivo se impone al más amplio. Toda reivindicación, aun de la más elemental reforma financiera burguesa, del liberalismo más vulgar, del más formal republicanismo, de la más trivial democracia, es castigada en el acto como un «atentado contra la sociedad» y estigmatizada como «socialismo». Hasta que, por último, los pontífices de «la religión y el orden» se ven arrojados ellos mismos a puntapiés de sus sillas píticas, sacados de la cama en medio de la noche y de la niebla, empaquetados en coches celulares, metidos en la cárcel o enviados al destierro; de su templo no queda piedra sobre piedra, sus bocas son selladas, sus plumas rotas, su ley desgarrada, en nombre de la religión, de la propiedad, de la familia y del orden. Burgueses fanáticos del orden son tiroteados en sus balcones por la soldadesca embriagada, la santidad del hogar es profanada y sus casas son bombardeadas como pasatiempo, y en nombre de la propiedad, de la familia, de la religión y del orden. La hez de la sociedad burguesa forma por fin la sagrada falange del orden, y el héroe Krapülinski se instala en las Tullerías como «salvador de la sociedad». …//…SI QUIEREN SEGUIR ESTA EXPOSICIÓN DE LOS SIGUIENTES CAPÍTULOS, ENTREN EN: https://www.marxists.org/espanol/m-e/1850s/brumaire/brum1.htm                    )
LA REVOLUCIÓN SOVIÉTICA ( LENIN, PARTIDO BOLCHEVIQUE,…): 
” AL ENTRAR EN ESTAS WEB,…HA APARECIDO LA REVOLUCIÓN DE 1.905,…LO COMENTO Y DIGO ALGO DE ELLA,…LA HE LEÍDO, LA HISTORIA, ALGUNAS VECES, Y SIEMPRE ME HA CONMOCIONADO,… LA RAZÓN ESTRATÉGICO DE LA REVOLUCIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD, NO ES LA DE CONVERTIRSE EL PROLETARIADO Y LOS SECTORES EN CLASE DOMINANTE, AL IGUAL QUE HIZO LA BURGUESÍA CON SUS REVOLUCIONES Y PROCESOS DE CONSOLIDACIÓN E IMPLEMENTACIÓN A LO LARGO DE CENTENARES DE SIGLOS,… — DESDE HACE UNOS 80 ó 100 SIGLOS, MÁS  O MENOS,…DESDE LOS INCIPIENTES ESTADOS A LO LARGO Y REDONDO DEL PLANETA,… — YA SOBRE LAS SOCIEDADES EN TIEMPOS  DEL IMPERIO DE LOS FARAONES, ESTABA EN ACCIÓN ESTA INCIPIENTE.NACIENTE CLASE CAPITALISTA, COMERCIAL, ARTESANAL, FABRIL,…¡¡. LA RAZÓN DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA GLOBAL, ES LA LIBERACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD DE LAS GARRAS Y DOMINIO GENOCIDA DEL CAPITALISMO Y SU BURGUESÍA FINANCIERA DOMINANTE,…CONVERTIDA EN ÉLITE FINANCIERA, EN TECNOPLUTOCRACIA, DIRIGENTE Y LIDERESA, LIDERANDO A Y DE LA PLUTOCRACIA GLOBAL-UNIVERSAL,…¡¡.””
Más imágenes

Facebook

Twitter

Correo electrónico

Revolución rusaSuceso

DESCRIPCIÓN

El término Revolución rusa agrupa todos los sucesos que condujeron al derrocamiento del régimen zarista imperial y a la instauración preparada de otro, leninista republicano, entre febrero y octubre de 1917, que llevó a la creación de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia. WikipediaFecha: 8 mar. 1917 – 16 jun. 1923Participantes: Rusia, MencheviqueCombatientesImperio ruso Gobierno provisional rusoTambién se buscóVer otros 15Revolución de Octubre 

Revolución de Febrero 

Guerra civil rusa 

Revolución rusa de 1905 Primera Guerra Mundial   

Sobre la revolución de 1.905 

Vladimir Ilich Lenin 

04/01/2017PDFhttps://www.sinpermiso.info/textos/sobre-la-revolución-de-1.905

Menéame

Hace cien años, el mismo día que Lenin dio esta conferencia ante un grupo de jóvenes socialistas suizos en Zurich, dónde se encontraba exiliado, en el aniversario del inició de la Revolución rusa de 1.905, miles de trabajadores rusos se pusieron en huelga para conmemorar el “Domingo Sangriento” en medio del estado de excepción impuesto por el Imperio zarista por los desastres militares de la I Guerra Mundial. No habían llegado todavía noticias de Rusia, y poco podía sospechar Lenin –volcado en la defensa ideológica de las tesis de Zimmerwald contra la guerra imperialista-, que la huelga se extendería como un incendio, que un mes más tarde estallaría la Revolución democrática ante el anuncio del racionamiento de víveres en Petrogrado y Moscú y que en menos de dos meses los gobiernos del Reino Unido y la República francesa reconocerían al Gobierno provisional ruso, lo que provocaría la abdicación del Zar Nicolás II en su hermano Miguel, que exigió para aceptar la corona zarista la convocatoria de una Asamblea Constituyente.Lenin no volvería a Rusia hasta el 3 de abril del antiguo calendario juliano, en un tren sellado y tras negociar con el Estado Mayor alemán el cruce de las fronteras con un séquito de 31 bolcheviques. Llega a la estación de Finlandia de Petrogrado, donde pronunciará a pie de tren su famosa arenga de dos horas, recogiendo las ideas de sus Cartas desde Lejos, que se transformarían despues en Las Tesis de Abril.Su charla sobre la Revolución de 1905 es el último texto que recoge el primer volumen de los tres de las obras escogidas de Lenin, dedicado a sus escritos anteriores a la Revolución de 1917. Su interés, por tanto, es que resume la hipótesis estratégica de la Revolución en el Imperio zarista de la socialdemocracia revolucionaria (y en este sentido es interesante compararlo con el artículo escrito por Trotsky con el mismo motivo), a pesar de que Lenin no esperase “ver las batallas decisivas de esa revolución futura”. SP
Jóvenes amigos y camaradas:Hoy se cumple el duodécimo aniversario del “Domingo Sangriento”, considerado con plena razón como el comienzo de la revolución rusa.Millares de obreros, y de obreros no socialdemócratas, sino creyentes, súbditos leales, dirigidos por un sacerdote llamado Gapón, afluyen de todas las partes de la ciudad al centro de la capital, a la plaza del Palacio de Invierno, para entregar una petición al zar. Los obreros llevan iconos; su jefe de entonces, Gapón, se había dirigido al zar por escrito, garantizándole la seguridad personal y rogándole que se presentara ante el pueblo.Se llama a las tropas. Ulanos y cosacos se lanzan sobre la multitud con el sable desenvainado, ametrallan a los inermes obreros, que puestos de rodillas suplicaban a los cosacos que se les permitiera ver al zar. Según los partes policíacos, hubo más de mil muertos y de dos mil heridos. La indignación de los obreros era indescriptible.Tal es, en sus rasgos más generales, el cuadro del 22 de enero de 1.905, del “Domingo Sangriento”.Para que comprendan mejor la significación histórica de este acontecimiento, voy a leer algunos pasajes de la petición que formulaban los obreros. La petición comienza con estas palabras:“Nosotros, obreros, vecinos de Petersburgo, acudimos a Ti. Somos unos esclavos desgraciados y escarnecidos; el despotismo y la arbitrariedad nos abruman. Cuando se agotó nuestra paciencia, dejamos el trabajo y solicitamos de nuestros amos que nos diesen lo mínimo que la vida exige para no ser un martirio. Mas todo ha sido rechazado, tildado de ilegal por los fabricantes. Los miles y miles aquí reunidos, igual que todo el pueblo ruso, carecemos en absoluto de derechos humanos. Por culpa de Tus funcionarios estamos reducidos a la condición de esclavos”.La petición exponía las siguientes reivindicaciones: amnistía, libertades públicas, salario normal, entrega gradual de la tierra al pueblo, convocatoria de una Asamblea Constituyente elegida en votación general e igual para todos, y terminaba con estas palabras:“¡Señor! ¡No niegues la ayuda a Tu pueblo! ¡Derriba el muro que se alza entre Ti y Tu pueblo! Dispón y júranoslo, que nuestros ruegos sean cumplidos, y harás la felicidad de Rusia; si no lo haces, estamos dispuestos a morir aquí mismo. Sólo tenemos dos caminos: la libertad y la felicidad o la tumba”.Cuando leemos ahora esta petición de obreros sin instrucción, analfabetos, dirigidos por un sacerdote patriarcal, experimentamos un sentimiento extraño. Impónese el paralelo entre esa ingenua petición y las actuales resoluciones de paz de los socialpacifistas, es decir, de gentes que quieren ser socialistas, pero que en realidad no son sino simples charlatanes burgueses. Los obreros no conscientes de la Rusia prerrevolucionaria no sabían que el zar es el jefe de la clase dominante, de la clase de los grandes terratenientes, ligados ya por miles de vínculos a la gran burguesía y dispuestos a defender por toda clase de medios violentos su monopolio, sus privilegios y granjerías. Los socialpacifistas de hoy día, que – ¡dicho sea sin chanzas!- quieren parecer personas “muy cultas”, no saben que esperar una paz “democrática” de los gobiernos burgueses, que sostienen una guerra imperialista rapaz, es tan estúpido como la idea de que el sanguinario zar pueda ser inclinado a las reformas democráticas mediante peticiones pacíficas.A pesar de todo, la gran diferencia que media entre ellos estriba en que los socialpacifistas de hoy día son en gran medida hipócritas, que, mediante tímidas insinuaciones, tratan de apartar al pueblo de la lucha revolucionaria, mientras que los incultos obreros rusos de la Rusia prerrevolucionaria demostraron con hechos que eran hombres sinceros en los que por vez primera despertaba la conciencia política.Y precisamente en ese despertar de la conciencia política en inmensas masas populares, que se lanzan a la lucha revolucionaria, estriba la significación histórica del 22 de enero de 1905.Dos días antes del “Domingo Sangriento”, el Sr. Piotr Struve, entonces jefe de los liberales rusos, director de un órgano ilegal libre editado en el extranjero, escribía: “En Rusia no hay todavía un pueblo revolucionario”. ¡Tan absurda le parecía a este “cultísimo”, presuntuoso y archinecio jefe de los reformistas burgueses la idea de que un país campesino analfabeto pueda engendrar un pueblo revolucionario! ¡Tan profundamente convencidos estaban los reformistas de entonces -como lo están los de ahora de que una verdadera revolución era imposible!Hasta el 22 de enero (el 9 según el viejo cómputo) de 1.905, el partido revolucionario de Rusia lo formaba un pequeño grupo de personas. Los reformistas de entonces (exactamente como los de ahora) se burlaban de nosotros tildándonos de “secta”. Varios centenares de organizadores revolucionarios, unos cuantos miles de afiliados a las organizaciones locales, media docena de hojas revolucionarias, que no salían arriba de una vez al mes, se editaban sobre todo en el extranjero y llegaban a Rusia de contrabando, después de vencer increíbles dificultades y a costa de muchos sacrificios: esto eran en Rusia, antes del 22 de enero de 1905, los partidos revolucionarios y, en primer término, la socialdemocracia revolucionaria. Esta circunstancia autorizaba formalmente a los obtusos y altivos reformistas a afirmar que en Rusia no había aún un pueblo revolucionario.No obstante, el panorama cambió por completo en el curso de unos meses. Los centenares de socialdemócratas revolucionarios se convirtieron “de pronto” en millares, los millares se convirtieron en jefes de dos o tres millones de proletarios. La lucha proletaria suscitó una gran efervescencia, que en parte fue movimiento revolucionario, en el seno de una masa campesina de cincuenta a cien millones de personas; el movimiento campesino repercutió en el ejército y provocó insurrecciones de soldados, choques armados de una parte del ejército con otra. Así, pues, un país enorme, de 130.000.000 de habitantes, se lanzó a la revolución; así, pues, la Rusia aletargada se convirtió en la Rusia del proletariado revolucionario y del pueblo revolucionario.Es necesario estudiar esta transición: comprender cómo se hizo posible, cuáles fueron, por así decirlo, sus métodos y caminos.El medio principal de esta transición fue la huelga de masas. La peculiaridad de la revolución rusa estriba precisamente en que, por su contenido social, fue una revolución democrático-burguesa, mientras que, por sus medios de lucha, fue una revolución proletaria. Fue democrático-burguesa, puesto que el objetivo inmediato que se proponía, y que podía alcanzar directamente con sus propias fuerzas, era la república democrática, la jornada de 8 horas y la confiscación de los inmensos latifundios de lanobleza: medidas todas ellas que la revolución burguesa de Francia llevó casi plenamente a cabo en 1.792 y 1.793.La revolución rusa fue a la vez una revolución proletaria, no sólo por ser el proletariado su fuerza dirigente, la vanguardia del movimiento, sino también porque el medio específicamente proletario de lucha, la huelga, fue el medio principal para poner en movimiento a las masas y el fenómeno más característico del desarrollo, en oleadas sucesivas, de los acontecimientos decisivos.La revolución rusa es la primera gran revolución de la historia mundial -y sin duda no será la última- en que la huelga política de masas ha desempeñado un papel extraordinario. Se puede incluso afirmar que es imposible comprender los acontecimientos de la revolución rusa y la sucesión de sus formas políticas si no se estudia el fondo de esos acontecimientos y de esa sucesión de formas a través de la estadística de las huelgas.Sé muy bien que los áridos datos estadísticos están muy fuera de lugar en un informe oral y que son capaces de asustar a los oyentes. Sin embargo, no puedo dejar de citar algunas cifras redondas, para que ustedes puedan apreciar la base objetiva real de todo el movimiento. Durante los diez años que precedieron a la revolución, el promedio anual de huelguistas en Rusia ascendió a 43.000. Por consiguiente, el número total de huelguistas durante el decenio anterior a la revolución fue de 430.000. En enero de 1905, en el primer mes de la revolución, el número de huelguistas llegó a 440.000. ¡O sea, que en un solo mes hubo más huelguistas que en todo el decenio precedente!En ningún país capitalista del mundo, ni siquiera en los países más avanzados, como Inglaterra, los Estados Unidos y Alemania, se ha visto un movimiento huelguístico tan grandioso como el de 1905 en Rusia. El número total de huelguistas ascendió a 2.800.000, es decir, al doble del total de obreros fabriles. Ello, naturalmente, no quiere decir que los obreros fabriles urbanos de Rusia fueran más cultos, o más fuertes, o estuvieran más adaptados a la lucha que sus hermanos de la Europa Occidental. Lo cierto era lo contrario.Pero eso demuestra lo grande que puede ser la energía latente del proletariado. Eso indica que en los períodos revolucionarios -lo digo sin ninguna exageración, fundándome en los datos más exactos de la historia rusa- el proletariado puede desarrollar una energía combativa cien veces mayor que en épocas corrientes de tranquilidad. Eso indica que la humanidad no conoció hasta 1905 lo inmensa, lo grandiosa que puede ser y será la tensión de fuerzas del proletariado cuando se trata de luchar por objetivos verdaderamente grandes, de luchar de un modo verdaderamente revolucionario.La historia de la revolución rusa nos muestra que quien luchó con la mayor tenacidad y la mayor abnegación fue la vanguardia, fueron los elementos selectos de los obreros asalariados. Cuanto más grandes eran las fábricas, más porfiadas eran las huelgas, mayor era la frecuencia con que se repetían en un mismo año. Cuanto más grande era la ciudad, más importante era el papel del proletariado en la lucha. Las tres grandes ciudades donde reside la población obrera más numerosa y más consciente – Petersburgo, Riga y Varsovia-, dan, con relación al número total de obreros, un porcentaje de huelguistas incomparablemente mayor que el de todas las demás ciudades, sin hablar ya del campo.Los metalúrgicos son en Rusia -probablemente lo mismo que en otros países capitalistas- el destacamento de vanguardia del proletariado. Y a este respecto observamos el siguiente hecho instructivo: por cada 100 obreros fabriles hubo en 1905 en Rusia 160 huelguistas; mientras que por cada 100 metalúrgicos correspondían ese mismo año ¡320 huelguistas! Se ha calculado que cada obrero fabril ruso perdió en 1905, a consecuencia de las huelgas, un promedio de 10 rublos -unos 26 francos según la cotización de anteguerra-, dinero que, por así decirlo, entregó para la lucha. Pero si tomamos sólo los metalúrgicos, obtendremos una cantidad ¡tres veces mayor! Delante iban los mejores elementos de la clase obrera, arrastrando tras de sí a los vacilantes, despertando a los dormidos y animando a los débiles.Extraordinario por su peculiaridad fue el entrelazamiento de las huelgas económicas y políticas en el período de la revolución. Está fuera de toda duda que sólo la ligazón más estrecha entre estas dos formas de huelga fue lo que aseguró la gran fuerza del movimiento. Si las amplias masas de los explotados no hubieran visto ante sí ejemplos diarios de cómo los obreros asalariados de las diferentes ramas de la industria obligaban a los capitalistas a mejorar de un modo directo e inmediato su situación, no habría sido posible en modo alguno atraerlas al movimiento revolucionario. Gracias a esta lucha, un nuevo espíritu agitó al pueblo ruso en su conjunto. Y sólo entonces fue cuando la Rusia feudal, sumida en un sueño letárgico, la Rusia patriarcal, piadosa y sumisa, se despidió del viejo Adán; sólo entonces tuvo el pueblo ruso una educación verdaderamente democrática, verdaderamente revolucionaria.Cuando los señores burgueses y los socialistas reformistas, que les hacen coro sin sentido crítico, hablan con tanta petulancia de la “educación” de las masas, de ordinario entienden por educación algo escolar y formalista, algo que desmoraliza a las masas y les inocula los prejuicios burgueses.La verdadera educación de las masas no puede ir nunca separada de la lucha política independiente, y sobre todo, de la lucha revolucionaria de las propias masas. Sólo la lucha educa a la clase explotada, sólo la lucha le descubre la magnitud de su fuerza, amplía sus horizontes, eleva su capacidad, aclara su inteligencia y forja su voluntad. Por eso, incluso los reaccionarios han tenido que reconocer que el año 1905, año de lucha, el “año de locura”, enterró para siempre la Rusia patriarcal.Examinemos más de cerca la proporción de obreros metalúrgicos y textiles durante las luchas huelguísticas de 1.905 en Rusia. Los metalúrgicos son los proletarios mejor retribuidos, los más conscientes y más cultos. Los obreros textiles, cuyo número, en la Rusia de 1.905, sobrepasaba en más de un 150% el de los metalúrgicos, representan a las masas más atrasadas y peor retribuidas, a unas masas que con frecuencia no han roto aún definitivamente sus vínculos familiares con el campo. Y a este respecto nos encontramos con esta importantísima circunstancia.Las huelgas sostenidas por los metalúrgicos durante todo el año de 1905 nos dan un mayor número de acciones políticas que económicas, aunque ese predominio dista mucho de ser tan grande a principios como a finales de año. Al contrario, entre los obreros textiles observamos a comienzos de 1905 un formidable predominio de las huelgas económicas, que tan sólo a fines de año pasa a ser predominio de las huelgas políticas. De ahí se deduce con toda claridad que sólo la lucha económica, que sólo la lucha por un mejoramiento directo e inmediato de su situación es capaz de poner en movimiento a las capas más atrasadas de las masas explotadas, de educarlas verdaderamente y de convertirlas -en una época de revolución-, en el curso de pocos meses, en un ejército de luchadores políticos.Cierto, para eso era necesario que el destacamento de vanguardia de los obreros no entendiera por lucha de clase la lucha por los intereses de una pequeña capa superior, como con harta frecuencia han tratado de hacer creer a los obreros los reformistas, sino que los proletarios actuaran realmente como vanguardia de la mayoría de los explotados, incorporaran esa mayoría a la lucha, como ocurrió en Rusia en 1905 y como deberá suceder y sucederá sin duda alguna en la futura revolución proletaria en Europa707.El comienzo de 1.905 trajo la primera gran ola del movimiento huelguístico extendido por todo el país. En la primavera de ese mismo año observamos ya el despertar del primer gran movimiento campesino, no sólo económico, sino también político, habido en Rusia. Para comprender la importancia de ese hecho, que representa un viraje en la historia, hay que recordar que los campesinos no se emanciparon en Rusia de la más penosa dependencia feudal hasta 1861, que los campesinos son en su mayoría analfabetos y que viven en una miseria indescriptible, abrumados por los terratenientes, embrutecidos por los curas y aislados unos de otros por enormes distancias y por la falta casi absoluta de caminos.Rusia vio por primera vez un movimiento revolucionario contra el zarismo en 1.825, pero ese movimiento fue casi exclusivamente cosa de la nobleza. Desde entonces y hasta 1.881, año en que Alejandro II es muerto por los terroristas, se encontraron al frente del movimiento intelectuales salidos de las capas medias, quienes dieron pruebas del más grande espíritu de sacrificio, suscitando con su heroico método terrorista de lucha el asombro del mundo entero. Es indudable que estas víctimas no cayeron en vano, que contribuyeron -directa o indirectamente- a la educación revolucionaria del pueblo ruso en años posteriores. Sin embargo, no alcanzaron ni podían alcanzar su objetivo inmediato: despertar la revolución popular.Esto lo consiguió sólo la lucha revolucionaria del proletariado. Sólo la oleada de huelgas de masas, extendida por todo el país a consecuencia de las duras lecciones de la guerra imperialista ruso- japonesa, despertó a las amplias masas campesinas de su sueño letárgico. La palabra “huelguista” adquirió para los campesinos un sentido completamente nuevo, viniendo a ser algo así como rebelde o revolucionario, conceptos que antes se expresaban con la palabra “estudiante”. Pero como el “estudiante” pertenecía a las capas medias, a la gente de letras”, a los “señores”, era extraño al pueblo. El “huelguista”, al contrario, había salido del pueblo, él mismo figuraba entre los explotados. Cuando lo desterraban de Petersburgo, muy a menudo retornaba al campo y hablaba a sus compañeros de la aldea del incendio que envolvía a las ciudades y que debía eliminar a los capitalistas ya los nobles. En la aldea rusa apareció un tipo nuevo: el joven campesino consciente. Este mantenía relaciones con los “huelguistas”, leía periódicos, refería a los campesinos los acontecimientos que se producían en las ciudades, explicaba a sus compañeros de lugar la significación de las reivindicaciones políticas y los llamaba a la lucha contra los grandes terratenientes nobles, contra los curas y los funcionarios.Los campesinos se reunían en grupos, hablaban de su situación y poco a poco se iban incorporando a la lucha: lanzábanse en masa contra los grandes terratenientes, prendían fuego a sus palacios y fincas o se incautaban de sus reservas, se apropiaban del trigo y de otros víveres, mataban a los policías y exigían que se entregara al pueblo la tierra de las inmensas posesiones de la nobleza.En la primavera de 1905 el movimiento campesino estaba aún en germen y abarcaba sólo una pequeña parte de los distritos, la séptima parte aproximadamente.Pero la unión de la huelga proletaria de masas en las ciudades con el movimiento campesino en las aldeas fue suficiente para hacer vacilar el último y más “firme” sostén del zarismo. Me refiero al Ejército.Comienza un período de insurrecciones militares en la Marina y en el Ejército. Cada ascenso en la oleada del movimiento huelguístico y campesino durante la revolución va acompañado de insurrecciones de soldados en toda Rusia. La más conocida de ellas es la insurrección del acorazado Príncipe Potemkin, de la Flota del Mar Negro. Este buque, que cayó en manos de los sublevados, tomó parte en la revolución en Odesa, y después de la derrota de la revolución y tras algunas tentativas infructuosas de apoderarse de otros puertos (por ejemplo, de Feodosia, en Crimea), se entregó a las autoridades rumanas en Constanza.A fin de proporcionarles un cuadro concreto de los acontecimientos en su punto culminante, me permitirán que les lea un pequeño episodio de esa insurrección de la Flota del Mar Negro:“Se celebraban reuniones de obreros y marinos revolucionarios, que eran cada vez más frecuentes. Como a los militares les estaba prohibido asistir a los mítines obreros, masas de obreros comenzaron a frecuentar los mítines militares. Se reunían miles de personas. La idea de actuar conjuntamente tuvo un vivo eco. En las compañías más conscientes se eligieron diputados.El mando militar decidió entonces tomar medidas. Los intentos de algunos oficiales de pronunciar en los mítines discursos “patrióticos” daban los resultados más lamentables: los marinos, acostumbrados a la controversia, ponían en vergonzosa fuga a sus jefes. En vista de tales fracasos, se decidió prohibir toda clase de mítines. El 24 de noviembre de 1.905, por la mañana, junto a las puertas de los cuarteles de la Marina montó guardia una compañía de línea con armamento y dotación de campaña. El contralmirante Pisarevski ordenó en voz alta: “¡Que nadie salga de los cuarteles! En caso de desobediencia, abrid fuego”. De la compañía que acababa de recibir esta orden se destacó el marinero Petrov, cargó su fusil a los ojos de todos y mató de un disparo al teniente primero Stein, del regimiento de Bielostok, hiriendo del segundo disparo al contralmirante Pisarevski. Se oyó la voz de mando de un oficial: “¡Arrestadlo!” Nadie se movió del sitio. Petrov arrojó su fusil al suelo. “¿Qué hacéis ahí? ¡Detenedme!” Fue arrestado. Los marineros, que afluían de todas partes, exigieron en forma ruidosa que fuera puesto en libertad, manifestando que respondían por él. La efervescencia llegó a su apogeo.– Petrov, ¿no es cierto que el disparo se ha producido casualmente? -preguntó un oficial, buscando salida a la situación.– ¿Por qué casualmente? He salido de filas, he cargado el fusil y he apuntado, ¿qué tiene eso de casual?– Los marineros exigen tu libertad…Y Petrov fue puesto en libertad. Pero los marineros no se detuvieron ahí: arrestaron a todos los oficiales de guardia, los desarmaron y los condujeron a las oficinas… Los delegados de los marineros -unos cuarenta- deliberaron durante toda la noche, decidiendo poner en libertad a los oficiales, prohibiéndoles en adelante la entrada en los cuarteles…”Esta pequeña escena muestra muy a lo vivo cómo transcurrieron en su mayoría las insurrecciones militares. La efervescencia revolucionaria reinante en el pueblo no podía dejar de extenderse al Ejército. Es característico que los jefes del movimiento surgieran de aquellos elementos de la Marina de Guerra y del Ejército que antes habían sido principalmente obreros industriales y de las unidades para las cuales se exigía una mayor preparación técnica, como son los zapadores. Pero las amplias masas eran todavía demasiado ingenuas, tenían un espíritu demasiado pacífico, demasiado benévolo, demasiado cristiano. Se inflamaban con bastante facilidad; cualquier injusticia, el trato demasiado grosero de los oficiales, la mala comida y otras cosas por el estilo podían provocar su indignación. Pero faltaba firmeza, faltaba una conciencia clara de su misión: no alcanzaban a comprender suficientemente que la única garantía del triunfo de la revolución es la más enérgica continuación de la lucha armada, la victoria sobre todas las autoridades militares y civiles, el derrocamiento del gobierno y la conquista del poder en todo el país.Las amplias masas de marinos y soldados se rebelaban con facilidad. Pero con esa misma facilidad incurrían en la ingenua estupidez de poner en libertad a los oficiales presos, se dejaban apaciguar por las promesas y exhortaciones de sus mandos; esto daba a los mandos un tiempo precioso, les permitía recibir refuerzos y derrotar a los insurrectos, entregándose después a la más cruel represión y ejecutando a los jefes.Ofrece particular interés comparar las insurrecciones militares de 1.905 en Rusia con la insurrección militar de los decernbristas en 1.825, cuando la dirección del movimiento político se encontraba casi exclusivamente en manos de oficiales, de oficiales nobles, que se habían contaminado de las ideas democráticas de Europa al rozarse con ellas durante las guerras napoleónicas. La tropa, formada entonces aún por campesinos siervos, permanecía pasiva.La historia de 1.905 nos ofrece un cuadro diametralmente opuesto. Los oficiales, salvo raras excepciones, estaban influenciados por un espíritu liberal burgués, reformista, o eran abiertamente contrarrevolucionarios. Los obreros y campesinos vestidos de uniforme fueron el alma de las insurrecciones; el movimiento se hizo popular. Por primera vez en la historia de Rusia, abarcó a la mayoría de los explotados. Lo que a este movimiento le faltó fue, de una parte, firmeza y resolución en las masas, que adolecían de un exceso de confianza; de otra parte, faltó la organización de los obreros revolucionarios socialdemócratas que se hallaban bajo las armas: no supieron tomar la dirección en sus manos, ponerse a la cabeza del ejército revolucionario y pasar a la ofensiva contra el poder gubernamental.Señalaremos de pasada que esos dos defectos serán eliminados -indefectiblemente, aunque tal vez más despacio de lo que nosotros deseáramos-, no sólo por el desarrollo general del capitalismo, sino también por la guerra actual…En todo caso, la historia de la revolución rusa, lo mismo que la historia de la Comuna de París de 1.871, nos ofrece la enseñanza irrefutable de que el militarismo jamás ni en caso alguno puede ser derrotado y eliminado por otro método que no sea la lucha victoriosa de una parte del ejército nacional contra la otra parte. No basta con fulminar, maldecir y “negar” el militarismo, criticarlo y demostrar su nocividad; es estúpido negarse pacíficamente a prestar el servicio militar. La tarea consiste en mantener en tensión la conciencia revolucionaria del proletariado, no sólo en general, sino preparar concretamente a sus mejores elementos para que, llegado un momento de profundísima efervescencia del pueblo, se pongan al frente del ejército revolucionario.Así nos lo enseña también la experiencia diaria de cualquier Estado capitalista. Cada una de sus “pequeñas” crisis nos muestra en miniatura elementos y gérmenes de los combates que habrán de repetirse ineluctablemente en gran escala en un período de gran crisis. ¿Y qué es, por ejemplo, cualquier huelga, sino una pequeña crisis de la sociedad capitalista? ¿No tenía acaso razón el ministro prusiano del Interior, señor von Puttkammer, al pronunciar aquella conocida sentencia de que “en cada huelga se oculta la hidra de la revolución”? ¿Es que la utilización de los soldados durante las huelgas, incluso en los países capitalistas más pacíficos, más “democráticos” -con perdón sea dicho-, no nos indica cómo van a ser las cosas cuando se produzcan crisis verdaderamente grandes?Pero volvamos a la historia de la revolución rusa. He tratado de mostrarles cómo las huelgas obreras sacudieron el país entero y a las capas explotadas más amplias y más atrasadas, cómo se inició el movimiento campesino y cómo fue acompañado de insurrecciones militares.El movimiento alcanzó su apogeo en el otoño de 1.905. El 19 (6) de agosto apareció el manifiesto del zar instituyendo una asamblea representativa. ¡La llamada Duma de Bulyguin debía ser fruto de una ley que concedía derecho electoral a un número irrisorio de personas y no reservaba a este original “parlamento” atribución legislativa alguna, reconociéndole únicamente funciones consultivas!La burguesía, los liberales, los oportunistas estaban dispuestos a aferrarse con ambas manos a esta “dádiva” del asustado zar. Nuestros reformistas de 1905 eran incapaces de comprender -al igual que todos los reformistas- que hay situaciones históricas en las cuales las reformas, y en particular las promesas de reformas, persiguen exclusivamente un fin: contener la efervescencia del pueblo, obligar a la clase revolucionaria a terminar o por lo menos a debilitar la lucha.La socialdemocracia revolucionaria de Rusia comprendió muy bien el verdadero carácter de esta concesión, de esta dádiva de una Constitución fantasma hecha en agosto de 1905. Por eso, sin perder un instante, lanzó las consignas de ¡Abajo la Duma consultiva! ¡Boicot a la Duma! ¡Abajo el gobierno zarista! ¡Continuación de la lucha revolucionaria para derrocar al gobierno! ¡No es el zar, sino un gobierno provisional revolucionario quien debe convocar la primera institución representativa auténticamente popular de Rusia!La historia demostró la razón que asistía a los socialdemócratas revolucionarios, pues la Duma de Bulyguin nunca llegó a reunirse. Fue barrida por el vendaval revolucionario antes de reunirse. Ese vendaval obligó al zar a decretar una nueva ley electoral, que ampliaba considerablemente el censo, y a reconocer el carácter legislativo de la Duma709.Octubre y diciembre de 1905, son los meses que marcan el punto culminante en el ascenso de la revolución rusa. Todos los manantiales de la energía revolucionaria del pueblo se abrieron mucho más ampliamente que antes. El número de huelguistas, que como ya he dicho había alcanzado en enero de 1.905 la cifra de 440.000, en octubre de 1.905 pasó del medio millón (¡préstese atención, sólo en un mes!). Pero a ese número, que comprende únicamente a los obreros fabriles, hay que agregar aún varios cientos de miles de obreros ferroviarios, empleados de Correos y Telégrafos, etc.La huelga general de ferroviarios interrumpió en toda Rusia el tráfico y paralizó del modo más rotundo las fuerzas del gobierno. Abriéronse las puertas de las universidades, y las aulas -destinadas exclusivamente en tiempos pacíficos a embrutecer a los jóvenes cerebros con la sabiduría académica de doctos catedráticos y a convertirlos en mansos criados de la burguesía y del zarismo- se transformaron en lugar de reunión de millares y millares de obreros, artesanos y empleados, que discutían abierta y libremente los problemas políticos.Se conquistó la libertad de prensa. La censura fue simplemente eliminada. Ningún editor se atrevía a presentar a las autoridades el ejemplar obligatorio, ni las autoridades se atrevían a adoptar medida alguna contra ello. Por primera vez en la historia de Rusia aparecieron libremente en Petersburgo y en otras ciudades periódicos revolucionarios. Sólo en Petersburgo se publicaban tres diarios socialdemócratas con una tirada de 50.000 a 100.000 ejemplares.El proletariado marchaba a la cabeza del movimiento. Su objetivo era conquistar la jornada de 8 horas por vía revolucionaria. La consigna de lucha del proletariado de Petersburgo era: “¡Jornada de 8 horas y armas!”. Para una masa cada vez mayor de obreros se hizo evidente que la suerte de la revolución sólo podía decidirse, y que en efecto se decidiría, por la lucha armada.En el fragor de la lucha se formó una organización de masas original: los célebres Soviets de diputados obreros o asambleas de delegados de todas las fábricas. Estos Soviets de diputados obreros comenzaron a desempeñar, cada vez más, en algunas ciudades de Rusia el papel de gobierno provisional revolucionario, el papel de órganos y de dirigentes de las insurrecciones. Se hicieron tentativas de organizar Soviets de diputados soldados y marineros y de unificarlos con los Soviets de diputados obreros.Ciertas ciudades de Rusia vivieron en aquellos días un período de pequeñas “repúblicas” locales, donde las autoridades habían sido destituidas y el Soviet de diputados obreros desempeñó realmente la función de nuevo poder público. Esos períodos fueron, por desgracia, demasiado breves, las “victorias” fueron demasiado débiles, demasiado aisladas.El movimiento campesino alcanzó en otoño de 1.905 proporciones aún mayores. Los llamados “desórdenes campesinos” y verdaderas insurrecciones campesinas afectaron entonces a más de un tercio de todos los distritos del país. Los campesinos prendieron fuego a unas 2.000 fincas de terratenientes y se repartieron los medios de subsistencia robados al pueblo por los rapaces nobles.¡Por desgracia, esta labor se hizo demasiado poco a fondo! Desgraciadamente, los campesinos sólo destruyeron entonces la quinzava parte del número total de fincas de los nobles en el campo, sólo la quinzava parte de lo que hubieran debido destruir para barrer del suelo ruso, de una vez para siempre, esa vergüenza del latifundio feudal. Por desgracia, los campesinos actuaron demasiado dispersos, demasiado desorganizadamente y con insuficiente brío en la ofensiva, siendo ésta una de las causas fundamentales de la derrota de la revolución.Entre los pueblos oprimidos de Rusia estalló un movimiento de liberación nacional. Más de la mitad, casi las tres quintas partes (exactamente el 57%) de la población de Rusia sufre opresión nacional. Las minorías nacionales no gozan siquiera de libertad para expresarse en su lengua materna y son rusificadas a la fuerza. Los musulmanes, por ejemplo, que en Rusia son decenas de millones, organizaron entonces, con una rapidez asombrosa -se vivía en general una época de crecimiento gigantesco de las diferentes organizaciones-, una liga musulmana.Para dar a los aquí reunidos, y en particular a los jóvenes, una muestra de la manera cómo, bajo la influencia del movimiento obrero, crecía el movimiento de liberación nacional en la Rusia de aquel entonces, citaré un pequeño ejemplo.En diciembre de 1.905, los muchachos polacos quemaron en centenares de escuelas todos los libros y cuadros rusos y los retratos del zar, apalearon y expulsaron de las escuelas a los maestros y a sus condiscípulos rusos al grito de “¡Fuera de aquí, a Rusia!” Los alumnos polacos de los centros de segunda enseñanza presentaron, entre otras, las siguientes reivindicaciones: “1) Todas las escuelas de enseñanza secundaria deben pasar a depender del Soviet de diputados obreros; 2) celebración de reuniones conjuntas de estudiantes y obreros en los edificios escolares; 3) autorización para llevar en los liceos blusas rojas en señal de adhesión a la futura república proletaria”, etc.Cuanto más ascendía la oleada del movimiento, tanto mayor era la energía y el ánimo con que se armaban las fuerzas reaccionarias para luchar contra la revolución. La revolución rusa de 1905 justificó las palabras escritas por Kautsky en 1902 (cuando, por cierto, todavía era marxista revolucionario, y no como ahora, defensor de los socialpatriotas y oportunistas) en su libro La revolución social. He aquí lo que decía Kautsky:“…La futura revolución… se parecerá menos a una insurrección por sorpresa contra el gobierno que a una guerra civil prolongada”.¡Así sucedió! ¡Indudablemente así sucederá también en la futura revolución europea!El zarismo descargó su odio sobre todo contra los hebreos. De una parte, éstos daban un porcentaje especialmente elevado de dirigentes del movimiento revolucionario (considerando el total de la población hebrea). Hoy, por cierto, los hebreos tienen también el mérito de dar un porcentaje relativamente elevado, en comparación con otros pueblos, de componentes de la corriente internacionalista. De otro lado, el zarismo supo aprovechar muy bien los abominables prejuicios de las capas más ignorantes de la población contra los hebreos. Así se produjeron los pogromos, apoyados en la mayoría de los casos por la policía, cuando no dirigidos por ella de manera inmediata -en 100 ciudades se registraron durante ese período más de 4.000 muertos y más de 10.000 mutilados-, que han provocado la repulsa de todo el mundo civilizado. Me refiero, naturalmente, a la repulsa de los verdaderos elementos democráticos del mundo civilizado, que son exclusivamente los obreros socialistas, los proletarios.La burguesía, incluso la burguesía de los países más libres, incluso de las repúblicas de Europa Occidental, sabe combinar magníficamente sus frases hipócritas acerca de las “ferocidades rusas” con los negocios más desvergonzados, especialmente con el apoyo financiero al zarismo y con la explotación imperialista de Rusia mediante la exportación de capitales, etc.La revolución de 1905 alcanzó su punto culminante con la insurrección de diciembre en Moscú. Un pequeño número de insurrectos, obreros organizados y armados -no serían más de ocho mil-, ofrecieron resistencia durante nueve días al gobierno zarista, que no sólo llegó a perder la confianza en la guarnición de Moscú, sino que se vio obligado a mantenerla rigurosamente acuartelada; sólo la llegada del regimiento de Semiónovski de Petersburgo permitió al gobierno aplastar la insurrección.La burguesía es aficionada a escarnecer y motejar de artificiosa la insurrección de Moscú. Por ejemplo, el señor profesor Max Weber, en una sediciente publicación “científica” alemana como es su voluminosa obra sobre el desarrollo político de Rusia, la tildó de “putch”. “El grupo leninista -escribe este “archierudito” señor profesor- y una parte de los eseristas hacía ya tiempo que venían preparando esta descabellada insurrección”.Para apreciar en lo que vale esta sabiduría académica de la cobarde burguesía, basta con refrescar en la memoria las concisas cifras de la estadística de huelgas. Las huelgas puramente políticas de enero de 1.905 en Rusia abarcaron sólo a 123.000 hombres; en octubre fueron 330.000; el número de participantes en huelgas puramente políticas llegó al máximo en diciembre, alcanzando la cifra de 370.000 ¡en el curso de un solo mes! Recordemos el incremento de la revolución, las insurrecciones de campesinos y soldados, y al instante nos convenceremos de que el juicio de la “ciencia” burguesa sobre la insurrección de diciembre, además de ser un absurdo, constituye un subterfugio verbalista de los representantes de la cobarde burguesía, que ve en el proletariado a su más peligroso enemigo de clase.En realidad, todo el desarrollo de la revolución rusa impulsaba de modo inevitable a la lucha armada, al combate decisivo entre el gobierno zarista y la vanguardia del proletariado con conciencia de clase.En las consideraciones antes expuestas, he indicado ya en qué consistió la debilidad de la revolución rusa, debilidad que condujo a su derrota temporal.Al ser aplastada la insurrección de diciembre se inicia la línea descendente de la revolución. En este período hay también aspectos extraordinariamente interesantes; basta recordar el doble intento de los elementos más combativos de la clase obrera para poner fin al repliegue de la revolución y preparar una nueva ofensiva.Pero he agotado casi el tiempo de que dispongo, y no quiero abusar de la paciencia de mis oyentes. Creo haber esbozado ya, en la medida en que es posible hacerlo tratándose de un breve informe y de un tema tan amplio, lo más importante para comprender la revolución rusa; su carácter de clase, sus fuerzas motrices y sus medios de lucha.Me limitaré a unas breves observaciones más en cuanto a la significación mundial de la revolución rusa.Desde el punto de vista geográfico, económico e histórico, Rusia no pertenece sólo a Europa, sino también al Asia. Por eso vemos que la revolución rusa no se ha limitado a despertar definitivamente de su sueño al país más grande y más atrasado de Europa y a forjar un pueblo revolucionario dirigido por un proletariado revolucionario.Ha conseguido más. La revolución rusa ha puesto en movimiento a toda Asia. Las revoluciones de Turquía, Persia y China demuestran que la potente insurrección de 1905 ha dejado huellas profundas y que su influencia, puesta de manifiesto en el movimiento progresivo de cientos y cientos de millones de personas, es inextirpable.La revolución rusa ha ejercido también una influencia indirecta en los países de Occidente. No debemos olvidar que la noticia del manifiesto constitucional del zar, llegada a Viena el 30 de octubre de 1905, contribuyó decisivamente, nada más saberse, a la victoria definitiva del sufragio universal en Austria.Durante una de las sesiones del Congreso de la socialdemocracia austríaca, cuando el camarada Ellenbogen -que entonces no era todavía socialpatriota, entonces era un camarada- hacía su informe sobre la huelga política, fue colocado en su mesa ese telegrama. Los debates se suspendieron inmediatamente. ¡Nuestro puesto está en la calle!, fue el grito que resonó en toda la sala en que se hallaban reunidos los delegados de la socialdemocracia austríaca. En los días inmediatos se vieron enormes manifestaciones en las calles de Viena y barricadas en las de Praga. El triunfo del sufragio universal en Austria estaba asegurado.Muy a menudo se encuentran europeos occidentales que hablan de la revolución rusa como si los acontecimientos, relaciones y medios de lucha en este país atrasado tuvieran muy poco de común con las relaciones de sus propios países, por lo que difícilmente pueden tener la menor importancia práctica.Nada más erróneo que semejante opinión.Es indudable que las formas y los motivos de los futuros combates de la futura revolución europea se distinguirán en muchos aspectos de las formas de la revolución rusa.Mas, a pesar de ello, la revolución rusa, gracias precisamente a su carácter proletario, en la acepción especial de esta palabra a que ya me he referido, sigue siendo el prólogo de la futura revolución europea. Es indudable que ésta sólo puede ser una revolución proletaria, y en un sentido todavía más profundo de la palabra: proletaria y socialista también por su contenido. Esa revolución futura mostrará en mayor medida aún, por una parte, que sólo los más duros combates, las guerras civiles, pueden emancipar al género humano del yugo del capital; y por otra, que sólo los proletarios con conciencia de clase pueden actuar y actuarán como jefes de la inmensa mayoría de los explotados.No nos debe engañar el silencio sepulcral que ahora reina en Europa. Europa lleva en sus entrañas la revolución. Los horrores espantosos de la guerra imperialista y los tormentos de la carestía hacen germinar en todas partes el espíritu revolucionario, y las clases dominantes, la burguesía, y sus mandatarios, los gobiernos, se adentran en un callejón sin salida del cual no podrán escapar en modo alguno sino a costa de las más grandes conmociones.Lo mismo que en la Rusia de 1.905 comenzó bajo la dirección del proletariado la insurrección popular contra el gobierno zarista y por la conquista de la república democrática, así los años próximos traerán en Europa, precisamente como consecuencia de esta guerra de pillaje, insurrecciones populares dirigidas por el proletariado contra el poder del capital financiero, contra los grandes bancos, contra los capitalistas. Y esas conmociones no podrán terminar más que con la expropiación de la burguesía, con el triunfo del socialismo.Nosotros, los viejos, quizá no lleguemos a ver las batallas decisivas de esa revolución futura. No obstante, yo creo que puedo expresar con seguridad plena la esperanza de que los jóvenes, que tan magníficamente actúan en el movimiento socialista de Suiza y de todo el mundo, no sólo tendrán la dicha de luchar, sino también la de triunfar en la futura revolución proletaria.El “Informe sobre la revolución de 1.905”, fue pronunciado por V. I. Lenin en alemán el 9 (22) de enero de 1917, en la Casa del Pueblo de Zurich, ante una asamblea de jóvenes obreros suizos. Publicado por primera vez con la firma de N. Lenin en el No 18 de Pravda, el 22 de enero de 1.925.V. I. Lenin. Obras, 5a ed. en ruso, t. 30, págs. 306- 328. Traducción de ediciones Progreso de Moscú, 1961.
Vladimir Ilich Lenin  
(1.870-1.924) Principal dirigente del ala bolchevique del POSDR, de la Revolución soviética de Octubre, presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo, co-fundador y co-dirigente del Partido Comunista ruso (bolchevique).Fuente:Ediciones Progreso, Moscú 1.961Temática: Centenario de la Revolución RusaHistoriaMarxismoPDF
Facebook
Twitter
Menéame

SinPermiso electrónico se ofrece semanalmente de forma gratuita. No recibe ningún tipo de subvención pública ni privada, y su existencia sólo es posible gracias al trabajo voluntario de sus colaboradores y a las donaciones altruistas de sus lectores y lectoras.Puedes hacer tu donativo aquíLA REVOLUCIÓN OBRERA-POPULAR CHINA DE 1.949 :             ( “” LA ACTUAL R. DE LA CHINA POPULAR: ESTADO DICTATORIAL SOCIAL-POPULAR DE CAPI-IMPERIALISMO DE SEGUNDO ORDEN,…ES UNA SOCIEDAD DE CAPI-IMPERIALISMO DE ESTADO,…¡¡.””. ESCRIBO ALGO, COMO PARA ADELANTAR ALGO,…AUNQUE CREO QUE EN OTRAS OCASIONES HE PLANTEADO ALGO SIMILAR,…¡¡.
LA REVOLUCIÓN POPULAR DE CHINA:YO PERSONALMENTE NO HABLO DE LA REVOLUCIÓN CHINA, PORQUE TENGO POCA INFORMACIÓN,…QUIZÁS POCO FORMACIÓN, COMO PARA CRITICAR “DURAMENTE” A DICHA PRACTICA SOCIAL,…SÍ OPINO QUE LA R.P. DE CHINA, ES UNA SOCIEDAD CAPITALISTA E IMPERIALISTA, DE “NUEVO TIPO “, — ESTO EN REALIDAD NO QUIERE DECIR NADA, NO DICE NADA,…PERO ALGO HAY QUE DECIR “.–; UN IMPERIALISMO EMERGENTE,…CON SOPORTE DEL CAPITAL FINANCIERO,…GLOBAL,…DE  LA PLUTOCRACIA UNIVERSAL,…PARECE QUE EL PARTIDO COMUNISTA Y EL ESTADO SOCIAL-POPULAR CHINO,…SIRVE PARA CUALQUIER TIPO DE SOCIEDAD ¡¡; IGUAL HA PASADO CON LA URSS Y SU PARTIDO COMUNISTA DE LA URSS,…¡¡. ESTA ES UNA CUESTIÓN A RESOLVER TEÓRICAMENTE PARA APORTACIÓN AL MARXISMO CONTEMPORÁNEO DEL SIGLO XXI,…¡¡. PARA MI ES UN ESTADO DICTATORIAL CAPITALISTA E IMPERIALISTA, DE SEGUNDO ORDEN, CON ANSIAS Y NECESIDADES OBJETIVAS DE DOMINAR GRAN PARTE DEL PLANETA,…COMPITIENDO YA ESTÁ CONTRA USA, CONTRA LA U.E.,…
(  1º de octubre de 1949

Hace 60 años triunfaba la revolución china

   (( Por Mercedes Petit | 30/09/2.009 | Mundo ))

Fuentes: Rebelión https://rebelion.org/hace-60-anos-triunfaba-la-revolucion-china/
En el país más poblado de la Tierra caía la dictadura de Chiang Kai Shek. Una revolución agraria encabezada por Mao Tse Tung expulsó al imperialismo y expropió a los terratenientes y burgueses chinos, iniciando el socialismo. Era una conducción burocrática, cuyos sucesores, décadas después, restauraban el capitalismo. (Nota 1) El triunfo de 1949 significó […]El triunfo de 1949 significó para las masas chinas comenzar a dejar atrás una situación de atraso y superexplotación espantosas. Casi toda la población vivía en el campo, y el país estaba fragmentado, en los hechos, en inmensas regiones dominadas por «señores de la guerra» y dominada por el imperialismo. Desde 1931 el Japón ocupó la península de Manchuria y en 1937 avanzó sobre China continental. A partir de 1945, ingleses y yanquis dieron apoyo al dictador Chiang Kai Shek.El proletariado chino había tenido un desarrollo vertiginoso en la década del 1.920. Era importante el prestigio de la U.R.S.S. y se iba masificando el joven Partido Comunista, fundado en 1.921 por cincuenta militantes. Entre 1.925 y 1.927 hubo un poderoso ascenso revolucionario, que fue llevado a la derrota por la conducción burocrática de Stalin y la Tercera Internacional, que impuso la subordinación de los obreros a la «burguesía nacional» de Chiang Kai Shek y su partido, el Kuomintang. Millones de obreros fueron reprimidos y masacrados en las insurrecciones de las principales ciudades industriales sobre la costa del Mar de la China. Desde entonces no resurgió la clase obrera, y la resistencia a los terratenientes y el imperialismo pasó al campo, donde varios cientos de millones de campesinos muy pobres vivían en condiciones casi infrahumanas.La lucha contra el imperio japonésEn noviembre de 1.931, el sector del Partido Comunista que encabezaba Mao, fundó en el sur la República Soviética campesina, basada en la confiscación de las tierras de los terratenientes. Chiang logró aniquilarla en 1934. A partir de esta derrota, Mao, para defender los escasos restos de sus fuerzas (que según el propio Mao pasaron de 300.000 a menos de 20 o 30.000), inició la «Gran Marcha hacia el Norte». Se cerró el movimiento revolucionario campesino del sur.En 1.937 Japón invadió China continental. Se comenzó a masifi car un creciente movimiento de resistencia antijaponés, fundamentalmente en el campo y con la guerra de guerrillas. Lo encabezaba el Partido Comunista y su dirigente era Mao, quien aceptó un acuerdo con el Kuomintang para controlar las zonas bajo su dominio y poner sus fuerzas bajo la disciplina de Chiang.En octubre de 1.945, luego de la derrota del Japón, el Kuomintang y el PC sellaron un acuerdo para la «reorganización nacional» de la China burguesa y semicolonial, que contemplaba desde la formación de un gobierno de coalición encabezado por Chiang hasta la unifi cación de las fuerzas armadas.El PC y su Ejército Popular eran un partido-ejército guerrillero campesino, pequeñoburgués de masas, con un funcionamiento vertical, burocrático, y un líder indiscutido, Mao Tse Tung. Políticamente, éste compartía la concepción de Stalin de desarrollar una etapa democráticoburguesa, de unidad con la burguesía, que permita la modernización capitalista en China. Posteriormente, en otra etapa, se avanzaría hacia una sociedad socialista. Por eso estaba dispuesto a formar un gobierno burgués con el Kuomintang (lo que llamamos una concepción frentepopulista o de conciliación de clases). Una particularidad del maoísmo fue que en lo organizativo era independiente del aparato burocrático del PCUS (Partido Comunista de la URSS) dominado por Stalin. Los restos del maoísmo son una de las pocas corrientes de la izquierda que mantienen vivo el culto al estalinismo y al propio Stalin.La lucha entre las masas campesinas y el dictador ChiangEl dictador Chiang no quería la coalición con los comunistas y apostó a barrer la guerrilla campesina y al PC. Desde julio de 1.946 desconoció los acuerdos y empezó a presionar con sus ejércitos en las zonas dominadas por el Ejército Popular. Obligado por la ruptura y agresión de Chiang, después de muchas dudas, idas y venidas, el PC asumió el enfrentamiento y ordenó el reparto de tierras. En un proceso de revolución agraria multitudinario, los campesinos pobres fueron mucho más allá de lo que indicaban las ordenanzas que a regañadientes adoptaron en 1.946, enfrentando no sólo a los terratenientes (que hasta Mao aceptaba), sino a los campesinos ricos, desatando en el campo la lucha de clases y formando las comunas revolucionarias que imponen su poder en las aldeas.La vida era insostenible para los campesinos pobres. Estaban agobiados por los impuestos (que habitualmente superaban con creces todo lo obtenido en la cosecha) y todo tipo de arbitrariedades. La revolución agraria se puso en marcha en millares de aldeas. Y se sumó la más grande movilización de las mujeres en el siglo XX contra su sumisión. En la cerrada sociedad patriarcal china, gran parte de ellas vivían una situación de semiesclavitud. Se fueron incorporando cada vez más al apoyo a la guerra de guerrillas contra el invasor japonés primero, y luego contra Chiang.(1) Contra las expectativas de éste, hubo una guerra civil que en tres años culminó con su derrota y la toma del poder por Mao.La revolución china de 1949Triunfó la revolución«La República Popular China se proclama a fines de 1.949 como consecuencia de un desarrollo desigual del movimiento de masas: revolución agraria de los campesinos pobres en el norte con sus organismos de poder, las Asociaciones de Campesinos Pobres; revolución contra el feudalismo, el capitalismo burocrático y el imperialismo yanqui en el sur. Los dos procesos están íntimamente ligados, pero la tónica es la señalada. La dirección maoísta hace esfuerzos por mantener la revolución dentro de los marcos de una revolución democrática, sin poderlo lograr por la lógica, justamente, de la revolución socialista en el campo […].«Al poco tiempo de subir al poder tiene que enfrentar en Corea al imperialismo yanqui. Este enfrentamiento izquierdiza la política del gobierno y lo obliga a lanzarse contra los restos burgueses en el país. Se inician los grandes juicios contra los contrarrevolucionarios y la confiscación o transformación en sociedades mixtas de la mayor parte de las empresas capitalistas de China. […] Es así como China se transforma en un Estado Obrero con profundas deformaciones burocráticas […].» (2)Esa burocracia (3), que dominó el colosal aparato represivo del Partido Comunista de China, desde comienzos de los setenta comenzó a aproximarse política y económicamente al imperialismo yanqui. En 1.978 puso en marcha un proceso de restauración del capitalismo, que, fortalecido por la derrota de la revolución política en 1989 (4), impuso la brutal dictadura capitalista que hoy gobierna el país más poblado del mundo. A eso nos referiremos en la próxima nota. 1 Jack Belden: China shakes the World. Harpers and Brothers, New York, 1.949. 2. Nahuel Moreno: Las revoluciones china e indochina. Pluma, Bs. As., 1.973.3. Véase El Socialista Nº51, 9/11/06.4. Véase El Socialista Nº137, 3/6/09.Las conquistas de la revoluciónEn 1.949 la revolución china sacudió al mundo. No era para menos: tenía una población de más de 500 millones de habitantes, en su abrumadora mayoría campesinos muy pobres. La tradición eran las periódicas hambrunas. Gracias a la expropiación de la burguesía y la planifi cación, a pesar de la burocracia y la falta de libertades, cambió por completo la vida del pueblo chino. Decía Nahuel Moreno: «A partir de 1.953 se inicia la etapa de la acumulación primitiva socialista. Los logros son verdaderamente espectaculares: la bomba atómica y un progreso constante de su economía, superior a todo lo conocido. Un solo dato: en 1.958 China supera a Gran Bretaña y Alemania Occidental para transformarse, con 270 millones de toneladas, en el tercer productor de carbón del mundo. China se benefi cia de la existencia de la URSS y de los otros estados obreros, no sólo por la ayuda -que por amplia que fuera siempre sería mezquina- sino por el ejemplo de los Planes Quinquenales.» (Las revoluciones …, ya citado).Lo más importante fueron los logros sociales. En la década del sesenta, era común escuchar que «casi mil millones de chinos habían logrado comer un tazón de arroz, tener un reloj y una bicicleta». A fi nes de los setenta el consumo medio de alimentos (en calorías) estaba un poco por encima de la media mundial y por encima de 14 países americanos. El 96 por ciento de los niños estaban escolarizados (con menos del 50% incluso en 1.952). En ese período, prácticamente se había duplicado la población. Además, en 1.949, la esperanza de vida al nacer era de 35 años, y había subido a 68 en 1982. (Datos Eric Hobsbawm: Historia del siglo XX).China volvió al capitalismoLa conducción burocrática y represiva del Partido Comunista china comenzó en los setenta la apertura hacia la restauración del capitalismo. Las masas fueron perdiendo las conquistas de la revolución y se volvió a una brutal diferenciación social, la superexplotación capitalista y la subordinación al imperialismo.  En la nota anterior 1 señalábamos los profundos cambios que se lograron en la China gracias al triunfo de la revolución en 1949. Con la expulsión del imperialismo, la expropiación de los terratenientes y la gran burguesía y la planificación económica, comenzaron a mejorar las condiciones de vida de las masas rurales y urbanas. Había surgido lo que los trotskistas denominamos un estado obrero burocrático. En los sesenta, los aparatos obreros burocráticos más poderosas del mundo se dividieron. Con el discurso de la «coexistencia pacífica» y la construcción del «socialismo real» el PC de la URSS, y el combate al «socialimperialismo» de Kruschev y la reivindicación de Stalin el chino, ambas burocracias siguieron alejándose de cualquier perspectiva de lucha por el socialismo mundial y fortaleciendo sus vínculos con el imperialismo.La responsabilidad política de los chinos en primer lugar, y también de los soviéticos, en la feroz derrota de la revolución en Indonesia, en 1.965, fue una prueba más del carácter contrarrevolucionario de ambos aparatos. Adormecieron a las masas apoyando al régimen burgués de Sukarno, hasta que éste fue aplastado por un golpe militar (el Yakartazo) y fueron masacrados centenares de miles de trabajadores y campesinos. Las reformas económicas de 1.978En la década de los setenta, los gobiernos de todos los estados obreros burocráticos comenzaron a abrir sus economías a la inversión capitalista y fueron aumentando cada vez más sus relaciones con Europa Occidental, Estados Unidos y Japón. En China esta situación se dio junto con relaciones diplomáticas de alto nivel y la visita del presidente Nixon a Pekín en 1.972, recibido con honores por el propio Mao Tse Tung.Mientras mantenía el régimen totalitario del partido único y la total falta de libertades, la burocracia china iba a poner en marcha un proceso de restauración y semicolonización del país. Bajo la presidencia de Deng Xiao Ping (Mao falleció en 1976), se inició en diciembre de 1.978 una «modernización» bajo la consigna de «ser rico es glorioso». En el campo (la mayoría de la población) se inició la descolectivización de las tierras. Diez años después existían 70 mil mercados agrícolas de comercialización privada. Este proceso incrementó la miseria y la corrupción. Las estimaciones actuales dan cuenta de que la población rural (800 millones en este siglo, unos dos tercios del total) tiene un PBI de 350 dólares per cápita.2Se fue desmontando la planificación económica y abandonando el control estatal del comercio exterior. Se fueron instalando «zonas económicas especiales», primero sobre la costa, en las cuales comenzó una oleada de instalación de fábricas de las multinacionales (una especie de maquilas), autorizadas a comprar y vender en forma directa en el extranjero, y avanzaron las privatizaciones. El «milagro» chino se había puesto en marcha: instalar la superexplotación capitalista de una mano de obra superbarata, formada por cientos de millones de campesinos pobres que huían de la miseria rural para caer en una semiesclavitud capitalista urbana, al servicio de los burócratas, los nuevos empresarios y el imperialismo, especialmente el yanqui.La burocracia del PC chino imponía este tremendo retroceso en nombre del «socialismo a la china» y con enormes carteles con Marx y Lenin en sus congresos. Deng tenía un defensor ampliamente conocido. Decía Fidel Castro en 1985: «Yo no pienso que los chinos hayan renunciado a sus objetivos socialistas, e incluso diría que, a mi entender, muchas de esas reformas son compatibles con una concepción socialista». 3 En las revistas especializadas y la prensa mundial comenzó a aparecer el «caso chino» para argumentar a favor del mercado y las privatizaciones, y seguir denigrando a ese falso «sistema socialista» de los burócratas. Shenzhen, la ciudad china de los 50.000 millonariosLa derrota de Tiananmen aceleró la restauración ( SON COMO METRÓPOLIS OCCIDENTALES, JAPÓN, NUEVA YORK, LONDRES, PARÍS, BARCELONA,… Lmm. )En 1989 se produjo una gran rebelión estudiantil en Pekín y muchas otras ciudades chinas. Desde dos años antes crecía el descontento y las protestas contra las reformas capitalistas, que provocaban inflación, caída de los salarios, la aparición de la desocupación (combinada con el permanente éxodo rural) y una corrupción galopante. A medidados de 1989 estalló una revolución contra las reformas. Los estudiantes no se movilizaron a favor del capitalismo. Era una revolución política, no social, que iba contra la dictadura del PC chino y su política restauracionista. En las grandes manifestaciones de fin de mayo (llegaron a juntarse 700.000 personas) y comienzo de junio se cantaba la Internacional, se vivaba al PC exigiendo cambios, y hubo apoyo y participación de los trabajadores en la capital y otras ciudades. El 4 de junio hubo una sangrienta represión cuando el ejército cargó contra la multitud reunida en la Plaza Tiananmen. Se estimó una cifra de 3.000 muertos (otros denunciaron hasta 10.000). El gobierno solo reconoció 200, y 3.000 heridos. Tiempo después surgió la organización Madres de Tiananmen, que denuncian el asesinato de sus hijos. Fue un golpe contrarrevolucionario, una derrota que le permitió a la dictadura seguir consolidando la restauración capitalista.¿Potencia mundial o una maquila pobre y gigantesca?China tuvo el mayor crecimiento económico del mundo entre 1988 y 1998, con un promedio anual entre el 12 y el 14%. Luego comenzó a descender, pero manteniéndose entre los más altos del mundo. Se fue instalando la visión de una China potencia mundial e imparable, alimentada ahora por el relativamente «buen desempeño» de su economía en medio de la crisis aguda que sacude al mundo desde 2008 (la pagan los obreros y campesinos, con despedidos y la caída de los salarios).No es esa la realidad. No se ha dado un alto desarrollo de tecnología, y el crecimiento se apoya fundamentalmente en la superexplotación masiva de millones, con salarios promedio de 60 o 70 dólares mensuales, y una importante inversión extranjera. Esto ha permitido un gran crecimiento de la exportación de productos de bajo costo, en primer lugar a Estados Unidos, pero que se desparraman por todo el mundo. Se han desarrollado muchas ciudades nuevas, y una clase media con buen poder adquisitivo, pero la mayor parte de la población sigue en la miseria rural o sufre condiciones de semiesclavitud en el trabajo fabril. Un dato: China figura como una de las principales potencias económicas del mundo, pero «en el reparto del ingreso por habitante (PBI per cápita) cae al puesto 132, detrás de Samoa y Tonga (La Nación, 31/12/05).El PC chino, que desde el 2002 incluye a los «camaradas capitalistas», es decir, los nuevos empresarios, ha convertido al país en uno de los más desiguales del mundo, y de mayor represión. Según la revista Forbes, China ocupa el segundo lugar (el primero lo tiene EE.UU., con 415) en la lista de multimillonarios, con 66, mientras que otras fuentes hablan de 100. Habría unas 320.000 personas con un capital mayor al millón de dólares. Habría unos 10.000 con más de 10 millones. Un grupo menor supera los mil millones. Seis de las diez mujeres más ricas del mundo son chinas. Yang Huiyan, de Country Garden, tiene 16.000 millones de dólares, más que George Soros.Entre los trabajadores y los campesinos se vienen dando oleadas de resistencia contra la explotación capitalista y la represión. Hay que apoyar todas las expresiones de esta resistencia, hasta lograr el derrocamiento de la dictadura del PC, y seguir la lucha por imponer un gobierno socialista de los trabajadores y campesinos chinos, que retome el camino iniciado en 1949, con un programa revolucionario y con una auténtica democracia obrera. 1. El Socialista Nº 147. Veanse otras notas en ES Nº 51 y 137.2. Estos y otros datos en «China, ¿»socialismo de mercado»?», por Miguel Sorans, en Correspondencia Internacional Nº 25, junio 2008.3. Le Monde Diplomatique, 9/85, citado en «China, ¿vuelve al capitalismo?», Correo Internacional Nº 13, octubre de 1985. ¡Abajo la dictadura capitalista del PC Chino!Muy pocas voces en el mundo denuncian a la siniestra dictadura del PC chino. Y mucho menos desde la izquierda, el «progresismo» o el chavismo. Los hermanos Fidel y Raúl Castro desde Cuba y el presidente venezolano Hugo Chávez se deshacen en alabanzas a Hu Jin Tao y su régimen. Se suman a la increíble mentira del «socialismo de mercado» y esconden la represión, la prohibición del derecho de huelga y de formar organizaciones sindicales o estudiantiles que no sean los oficiales de la dictadura y de la utilización de Internet. La empresa Yahoo ha entregado datos de activistas a la policía. El gobierno yanqui premió la sumisión del gobierno chino dándoles un puesto de primera línea en el Banco Mundial, además de mantener su status de relaciones económicas privilegiadas.La Unidad Internacional de los Trabajadores – Cuarta Internacional (UIT-CI), a la cual adhiere Izquierda Socialista, llama a la más amplia unidad de acción para apoyar a la resistencia de las masas chinas en su lucha por libertades y para acabar con la dictadura capitalista en China.   ).

LA REVOLUCIÓN DE ASTURIAS, 1.934:(  “”MI PADRE, QUE FUE SOLDADO DE CRUZ ROJA  O SANITARIO, MEJOR DICHO,…DEL EJÉRCITO ROJO, DE LA REPÚBLICA DE 1.931, DE LA DEL FRENTE POPULAR DE 1.936; Y LUEGO DETENIDO POR EL EJÉRCITO GOLPISTA,…A  PUNTO DE SER FUSILADO,…TUVO QUE ESTAR UNOS AÑOS EN EL EJÉRCITO FRANQUISTA COMO SANITARIO,…ÉL, DECÍA QUE NUNCA HABÍA PEGADO UN TIRO,…¡¡; ESTUVO ENCARCELADO, LE CONDONARON EL FASULAMIENTO,…EN CASA NUNCA HABLABA DE POLÍTICA,…PERO DE VEZ EN CUANDO DECÍA : “UHP NO PAGA EL ALQUILER,…¡¡””. 
CON MI CAMPAÑERA, ANTES DE CASARNOS, VISITAMOS ASTURIAS,…SU PADRE ERA ASUTRIANO, AFINCADO EN MÁLAGA; PARA MÍ, VISITAR ASTURIAS ERA COMO UN HOMENAJE,…PERO CLARO YA HABÍAN PASADO COMO 58 AÑOS, DE AQUELLOS ACONTECIMIENTOS,…ME ENCONTRÉ EN LAS PLAYAS DE SALINAS, CON GENTES DE DEL PUEBLO ASTURIANO DE MIERES-ASTURIAS, QUE VENÍAN A PESCAR UNAS HORAS DE NOCHE,…HABLAMOS ALGO,…PERO NADA DE ESTE ASUNTO,…SE SORPRENDIERON DE QUE DOS MALAGUEÑOS ESTUVIERAN DE VACACIONES EN ASTURIAS, CON LA FAMA QUE TENEMOS LOS ANDALUCES DE ESTAR MÁS TIESO QUE UNA MOJAMA,…VAYA CON MENOS DINERO QUE UN BACALAO SECO Y SIN BOLSILLO,…Y ELLOS SIN TRABAJO, SIN DINERO,…¡¡. VISITAMOS ALGUNAS POBLACIONES,…VIMOS LAS EMPRESAS CERRADAS,…VARIOS DIAS POR ASTURIAS. Y NOS FUIMOS A VER ARAGÓN, ZARAGOZA, LA CATEDRAL DEL PILAR,…QUE COMPAÑERA QUERÍA VERLA,…ESTUVIMOS COMO MEDIO DÍA. NO SUPIMOS IR AL PAÍS VASCO,…LUEGO, CASTELLÓN DE LA PLANA Y VALENCIA, VISTAS COMO DE PASADA, UNAS HORAS Y A SEGUIR EL CAMINO ¡¡,…UNOS DÍAS EN EL PUEBLO DE DENIA, ALICANTE,…Y YA DE FINAL , CAMINO A MÁLAGA PASANDO POR ALMERÍA,…TODO ESTE VIAJE CON UN OPEL CORSA QUE COMPRÉ DESPUÉS DE ESTAR AHORRANDO COMO CUATRO AÑOS,…¡¡.

Más imágenes

Facebook

Twitter

Correo electrónico

Revolución de Asturias de 1.934

DESCRIPCIÓN

La Revolución de Asturias fue una insurrección obrera ocurrida en Asturias en el mes de octubre de 1.934 que formaba parte de la huelga general revolucionaria y el movimiento armado organizado por los … WikipediaFecha de inicio: 1934Ubicación: Principado de AsturiasLugar: Asturias, EspañaResultado: Fracaso de la insurrección obrera…//…

   

La revolución de Asturias, camino al Frente Popular.

 Redacción web    12 septiembre, 2017    Memoria    3 http://www.revistalacomuna.com/memoria/la-revolucion-asturias-frente-popular/




Detenciones. Asturias, 1934.

La Revolución de Octubre en Asturias supuso un hito en la historia del movimiento obrero español, llegando a la unidad en la lucha entre comunistas, anarquistas y socialistas.

En octubre de 1.934 por toda España sonó el grito de la Huelga General Revolucionaria frente al retroceso en las reformas emprendidas con el advenimiento de la República, por el triunfo de las derechas en 1.933 y por la entrada de tres fascistas en el gobierno. Ante la amenaza que esto suponía para la república y para la clase obrera, el pueblo decidió luchar, aunque fue Asturias el centro de la insurrección popular, quedando sola en mitad de la tierra.

Asturias.
Cartel Revolución de Asturias.

Contexto de la Huelga General Revolucionaria.                    En las elecciones celebradas en noviembre-diciembre de 1933 saldría vencedora la Unión de Derechas con la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) en la cabeza, dirigida por Gil Robles, y sin haber reconocido a la República. Su campaña fue millonaria y empleó todos los medios, desde la radio hasta el lanzamiento de al menos 10 millones de folletos desde avionetas. No dudó en proclamar su objetivo en un mitin tras el regreso del Congreso Hitleriano de Núremberg: “la conquista de un Estado Nuevo, rectificar la república”. La formación del gobierno fue encargada a Alejandro Lerroux del Partido Republicano Radical, segundo partido más votado, y acérrimo enemigo del anarcosindicalismo y el catalanismo, y cómplice, al menos de silencio, del Golpe de Estado de Sanjurjo del 10 de agosto de 1932.Con esta alianza los cedistas esperaban obtener la liquidación de toda o gran parte de la legislación reformadora del bienio anterior. Se permitió el retorno de frailes y monjas al ejercicio de la enseñanza, se archivó el proyecto de ley de intervención de los sindicatos en la industria lo que hizo que la Unión Económica apoyase en cierta medida a este gobierno, aunque no vería satisfecha todas sus demandas. No eliminó la Reforma Militar, pero favoreció el ascenso de altos cargos de derechas y contrarios a la República y promulgaron una Ley de Amnistía para los participantes en el intento golpista de Sanjurjo y para los acusados de evasión de capitales tras la llegada de la República, además dejó sin efecto la confiscación de tierras a los “Grandes de España” que habían apoyado dicha intentona. Frente a la reducción de salarios y a estos hechos el pueblo trabajador no tardó en responder.En el campo la situación era insostenible, los salarios se habían reducido a una tercera parte, las jornadas eran de sol a sol y el desempleo llegó a 703814 parados. Los terratenientes lo celebraron al grito de “¡comed República!”. Así, la federación de campesinos de la UGT llamó a la huelga en junio, tras haber presentado una plataforma reivindicativa al Gobierno y tras la declaración de la recolección de la cosecha como servicio de carácter nacional, por lo que la convocatoria quedaría ilegalizada. Los campesinos de 704 municipios detuvieron sus manos desde el 5 al 17 de junio. La represión fue terrible. 13 muertos, 200 heridos, 7000 detenidos, clausuradas las Casas del Pueblo, el periódico El Obrero de la Tierra cerrado, 249 Ayuntamientos socialistas sustituidos por gestoras afines al gobierno. Tras semejante situación, cuando en octubre llegó el momento de la insurrección en el campo hubo, mayoritariamente, un silencio expectante, las heridas de la represión estaban demasiado abiertas para volver a la lucha. Aunque en algunos pueblos se declaró la huelga, en otros se tomó el control durante varios días y en otros hubo enfrentamientos de algunas horas. Los más destacables fueron Tarazona de la Mancha, Villarrobledo, Teba, Medina de Rioseco y principalmente, la comarca de las Cinco Villas donde la épica insurrección se mantuvo durante cuatro días.El 1 de octubre Gil Robles (CEDA) provocó una crisis de gobierno que le permitió introducir tres ministros en el gobierno constituido el 4 de dicho mes. Aizpún, Anguera de Sojo y Giménez Fernández, ministros de Justicia, Trabajo y Agricultura, respectivamente. Esta sería la señal esperada para convertir en hecho el eco de la Huelga General Revolucionaria en la madrugada del 5 de octubre.

La Huelga General Revolucionaria en el Estado Español.

En Valencia la huelga solo fue apoyada por los obreros portuarios, hubo enfrentamientos con las fuerzas gubernamentales en Elda, Elche, Novelda y Villena y Alcoy. En las Islas Baleares solo dos localidades la secundaron, Lluch Mayor y Manacor. En el País Vasco, Guipúzcoa y Vizcaya donde la UGT estaba fuertemente implantada fueron a la huelga. Mondragón proclamó en el Ayuntamiento la República Socialista y Eibar, primera localidad donde se proclamó la República, acudió a su defensa frente a las fuerzas reaccionarias que la estaban usurpando. En total, la represión en el País Vasco se saldaría con 1200 detenidos. En Cataluña, Lluis Companys, proclamó el Estado Catalán dentro de una República Federal Española. Habría 4000 detenidos, la mayoría rabasaires, funcionarios y empleados de la Generalitat y municipales, además se procedería al cierre de periódicos y desahucios de rabassaires. En Madrid la huelga se prolongó durante 8 días con una alta participación, aunque no fue apoyada por la CNT y no se logró asaltar las instituciones del poder burgués.

La revolución de Asturias.

Asturias marcó la diferencia en 1934, pues fue el lugar donde socialistas, comunistas y anarquistas lucharon unidos. Una unión que se vino fraguando con el tiempo y llevó a cierto enfrentamiento con el Comité Nacional Revolucionario presidido por Largo Caballero.La unión entre UGT y CNT en Asturias se había fraguado a través de huelgas conjuntas, como las de 1901 y la de 1917. Al mismo tiempo comunistas y anarquistas mantenían fuertes relaciones a través del Sindicato Único Minero (SUM) adscrito a la CNT y dirigido por comunistas y que se había enfrentado al Sindicato de los Obreros Mineros de Asturias (SOMA). En enero de 1934 comunistas, anarquistas y socialistas constituyeron un comité de enlace cuando la huelga de la construcción de Gijón iba por su cuarto mes. Con motivo de la represión de Dollfuss en febrero de 1934 los comunistas convocaron una huelga a la que se sumarían los socialistas, siendo la primera jornada antifascista. Las direcciones nacionales del PSOE y la UGT eran contrarias a la unión con los comunistas, pero no el líder regional Graciano Antuña. Justo después la CNT, que no había participado en esta convocatoria, presentó su propuesta para la Alianza Obrera, redactada por el dirigente ácrata Avelino G. Entrialgo, oponiéndose así a la decisión tomada en el ámbito nacional en el que decidieron ser contrarios a esta alianza. El primer punto de este pacto obrero rezaba así:“Las organizaciones firmantes de este Pacto trabajarán de común acuerdo hasta conseguir el triunfo de la revolución social en España y llegar a la conquista del poder político y económico para la clase trabajadora, cuya concreción inmediata será la República Socialista Federal.”A esta se sumaron la Federación Socialista Asturiana (FSA), el BOC y la Izquierda Comunista de España (ICE). El PCE se uniría el 12 de septiembre de 1934, cuatro días después del descubrimiento del alijo de armamento del Turquesa y dos días después de la victoriosa huelga convocada por la Alianza como respuesta a un acto organizado por la CEDA en Covadonga, dispuesta a “reconquistar” España.La Alianza Obrera celebraría el 1 de mayo bajo el lema: “Contra las guerras coloniales y el fascismo”. Así, el pueblo asturiano se dispuso hacer lo contrario a lo pronunciado por el obispo de Oviedo Montagut en 1866: “no afanarse en buscar suerte feliz en la tierra, empeño que sólo con la fe encontraréis en el cielo”, e intentaron levantar un mundo totalmente nuevo al precio de su vida, con la fuerza de sus manos y con la fe de una victoria posible.Octubre rojo en Asturias: cuatro ángulos sobre la revolución de ...De este modo, en la madrugada del día 5 de octubre de 1934, comunistas, anarquistas y socialistas iniciarían con fuerza y con esperanza desbordante el camino hacia el futuro, dispuestos a teñir el negro carbón con el rojo heroico de su sangre. 60000 trabajadores fueron convocados (36000 de UGT, 20000 de CNT y 5000 de SUM). Estos tendrían que enfrentarse a guarniciones militares, guardias civiles y de asalto. Con las armas de 14 depósitos se emprendería la marcha a la Revolución Social. Veintitrés cuarteles de la Guardia Civil de las Cuencas Mineras fueron tomados de forma casi simultánea.


Sama de Langreo y, sobre todo, Mieres, fueron las capitales desde donde se organizarían y dirigirían las columnas del “Ejército Rojo” y desde allí, partirían hacia Oviedo. Las fábricas de armas de Mieres, La Felguera y Trubia trabajaron día y noche para suministrar bombas, proyectiles y blindajes a la revolución social, aunque no era suficientes. Se convocó el Estado de Guerra creándose la Guardia Roja para velar por la corrección de la revolución, controlando los comercios, evitando la apertura de nuevos prostíbulos y tranquilizando a los residentes de, al menos, tres conventos y un colegio.
La columna minera de Mieres entabló el primer combate en el Alto de la Manzaneda, saliendo victoriosa y llegado a Oviedo al día siguiente. Sin embargo, las condiciones en la capital serían más adversas. Tras cuatro días de combates se logró tomar la fábrica de armas, objetivo principal. Las mujeres del barrio tuvieron un papel fundamental, pues intervinieron en la construcción de barricadas.El 7 de octubre se produciría el primer bombardeo en el barrio La Argañosa. Ese mismo día, el grupo de milicianos dirigidos por Juanito Ambou consiguió hacerse con el control del transporte ferroviario entre la capital y el centro de Asturias, y de la fábrica de armas La Manjoya. El coronel Navarro transformó la torre de la catedral en atalaya de la que disparar a los mineros y el comandante Alonso Vega ordenó el incendio del Teatro Campoamor, que era una posición estratégica para los milicianos. Estos y otros destrozos serían atribuidos a los revolucionarios una vez detenida la insurrección.El día 8 desembarcaron fuerzas al mando del teniente coronel López Bravo, quién sería destituido por Hidalgo de Cisnero (ministro de la Guerra), aconsejado por Francisco Franco y después de que Calvo Sotelo le acusase de haber ordenado a los soldados “no disparar contra sus hermanos”, con lo que finalmente, sería sustituido por el teniente coronel Yagüe. El día 9 de octubre los aviones lanzaron octavillas advirtiendo de que Asturias estaba sola y que se mandarían potentes columnas de España y África para detener la revolución. Sin embargo, el pueblo asturiano no se amedrentó y prosiguió con la lucha.

Octavilla lanzada sobre Oviedo para detener la insurreción.
El día 11 de octubre se produjo la primera crisis del Comité Revolucionario Regional debido a la llegada de refuerzos por el norte de la ciudad, al afianzamiento del frente sur debido a los refuerzos procedentes de León y al envío, desde allí, de 18 aviones de reconocimiento y 12 de bombardeo. Los mineros y obreros conseguirían resistir heroicamente durante una semana más. La decisión tomada por el Comité provocó un fuerte rechazo en las milicias, cuyos jefes reunidos en Oviedo terminarían constituyendo un nuevo Comité, que optaría por continuar hasta la última bala, hasta el último cartucho.Nada sencillo sería el avance de la columna de López Ochoa desde Lugo y el de las tropas africanas de Gijón al mando de Yagüe, viéndose obligados a aumentar el terror aéreo al no poder detener la heroicidad del pueblo asturiano. Llegando a la cifra de 37 bombarderos y 3 aviones de reconocimiento. Además, emplearon las tácticas del terror para que el miedo detuviese al pueblo en armas. Fusilaron a 19 milicianos en la explanada del cuartel Pelayo, a 9 vecinos del barrio obrero de La Tenderina, a 19 en Villafría, a 5 en la “Fuente del Caño”, a 14 en las casas donde se habían escondido, a 10 en San Esteban de las Cruces, entre ellas dos niños… La antesala de lo que estaba por venir. El grito de ¡vienen los moros! se convirtió en la voz de alarma de una pesadilla que avanzaba con dedos de guadaña y corazón de yugo y flechas, una voz que volvería a resonar apenas dos años más tarde, pero esa vez lo haría por toda España.Pero los heroicos mineros de Asturias resistirían hasta el final, hasta la tarde del 16 de octubre de 1934 cuando Yagüe al mando de dos banderas de la legión, el tabor de Regulares, un batallón de Infantería y una batería de artillería consiguió doblegar la resistencia de Oviedo. El diario ABC informaría “los legionarios han hecho una verdadera limpia de enemigos en la ciudad con procedimientos expeditivos y eficaces”. Hechos que serían celebrados por los tres ministros de la CEDA, cortejo al que se sumó Francisco Franco, quién ya conocía la valentía minera pues participó en la represión de la huelga de 1917, y fue promotor del envío de los africanistas a Asturias.En Campomanes seguiría la batalla, solo cuando a los últimos 400 milicianos se les agotó la munición decidieron retirarse. Con barbas y aspecto demacrado por 10 días de combate, pero conservando aún en sus pechos la lumbre que incendió Asturias, cantaron La Internacional en su desfile por las calles de Mieres, mientras que las gentes salían a recibirlos con orgullo. Los restos del Ejército Rojo se concentraron en Sama de Langreo el 18 de octubre, el tercer comité formado días antes negoció la rendición. Torrens Llompart, teniente de la Guardia Civil, prisionero y colaborador, sería el encargado de conducir las negociaciones con el general López Ochoa. Ante las condiciones inaceptables, el mismo presidente del comité, Belarmino Tomás, fue a entrevistarse con Ochoa. Fue despedido en Sama con el mensaje “si no vuelves antes de dos horas, vamos a buscarte con toda la dinamita que hay en la Cuenca”. Y la dinamita fue la forma de presionar para llegar a un “acuerdo de paz”. La entrega de prisioneros y de las armas, a cambio de volver a los puestos de trabajo con normalidad, sin más represalias que las de los tribunales de Justicia y que, ni el Tercio ni los Regulares fueran en la cabeza de las fuerzas que entrasen en las cuencas.16450 soldados fueron necesarios para derrotar la insurrección, estando ya las cárceles repletas, los días 5, 6 y 7 de noviembre, el gobierno iniciaría el castigo ejemplar “para evitar una repetición de hechos semejantes” diría Gil Robles. O no quedándose atrás el monárquico José Calvo Sotelo diciendo: “en España se acaba de registrar uno de los crímenes más villanos que registra la historia de todos los países” o F. Cambó, pidiendo la pena de muerte pues está era la única condena ejemplarizante.El 3 de diciembre se aprueba el Decreto de Rescisión de Contratos Individuales aplicado a la huelga de octubre por “abusiva”. Los empresarios lo aprovecharon para realizar sus soñados despidos masivos, teniendo que recordar el propio gobierno el 31 de agosto de 1935 que los nuevos contratos del personal seleccionado respetasen las condiciones de trabajo anteriores. Además, exigieron la disolución de los sindicatos y de los partidos políticos que participaron en la revolución de octubre. Se les prohibió el desarrollo de cualquier actividad hasta abril de 1935 cuando el “estado de guerra” fue sustituido por el “estado de alarma.” Pero sus periódicos permanecieron cerrados hasta, al menos, diciembre de 1935, en el caso de El Socialista, y las Casas del Pueblo no volvieron a abrir sus puertas hasta febrero del año siguiente.Los 3 meses siguientes continuaron las detenciones, al menos 25000. Las dependencias municipales, sindicales y religiosas se convirtieron en prisiones provisionales. Algo de lo que mostraría orgullo el canónigo Arboleya que dijo que era “una contribución de la Iglesia a nuestras tremendas responsabilidades, como católicos, de que la ira de Dios, causada por la malsana propaganda socialista, pasara por Asturias.” Los centros obreros y los domicilios de los insurrectos fueron asaltados. Los presos torturados y silenciados por la única prensa que era publicada, quién extendió sus mentiras sobre el terrible “terror rojo” desatado en Asturias. Mintieron sobre “la masacre de Carbayín” localidad en la que fusilaron a 24 detenidos en Sama y de los que dirían que eran insurrectos que habían vuelto a establecer una guerrilla.

Asturias.
Aída Lafuente, mártir revolucionaria conocida como “la Rosa Roja de Asturias”

Dimitri Ivanov, oficial de la legión, el mismo que pudo haber asesinado a Aída de la Fuente, asesinó a un periodista republicano, Luis Sirval, que trataba de escribir sobre los hechos ocurridos en Asturias, sólo fue condenado a 6 meses y 1 día. También de renombre fue Lisardo Doval, comandante de la Guardia Civil, “discípulo” de Francisco Franco, encargado de la pacificación de Asturias. Su historial: servir en las colonias africanas, persecución de anarquistas durante la dictadura de Primo de Rivera, participación en la Sanjurjada y ahora, la persecución, detención y tortura, desde la paliza al retorcimiento de testículos, de los insurrectos de Asturias. Tal fue su fama, que intervendría el Partido Laboralista británico y un abogado francés, provocando su cese. Pero Nilo Tello, capitán de la Guardia Civil, continuaría la misión de Doval, bajo un equipo más reducido, para mantener el secreto.7000 asturianos serían condenados a penas de prisión de más de un año. De vital importancia fueron el Comité Pro Presos de Octubre del PCE ya que fue la organización que mayor ayuda económica prestó para la defensa de los presos y el Comité Pro Infancia dirigido por Dolores Ibárruri para atender a los huérfanos de la revolución y que consiguió que más de un centenar de familias de Madrid acogieran a los niños de Asturias.Asturias sola en mitad de la tierra. Asturias, la resistente, desolada. Asturias, la lumbre, apagada. Asturias que consiguió, a base de unir cientos de lumbres, convertirse en la inmensa luz de un faro que iluminó al proletariado español e internacional. Asturias, que, con su ejemplo de unidad obrera, sembraría la semilla para la unidad del pueblo español bajo el nombre del Frente Popular. Asturias derrotada, no fue vencida, porque dos años más tarde volvería a levantar su furia y su vida contra el fascismo. Asturias caída, no fue muerta, porque roja es su sangre y negra su tierra, y en la memoria de todos los pueblos del mundo resuena su viejo grito, de saludo, de despedida y de futuro: ¡Uníos Hermanos Proletarios! UHP, gravado por siempre en cada estrella y en cada recuerdo de la lucha de los oprimidos.Jesús Pérez López.Para más información:David Ruiz (2008). “Octubre de 1934. Revolución en la República española”, Madrid, España: Editorial Síntesis S.A.
María Antonia Mateos (2007). “¡Salud, compañeras! Mujeres socialistas en Asturias (1900-1937)”, Oviedo, España: Editorial Trabe S.L.
Ceferino Álvarez (2002). “El Sindicato Único de Mineros de Asturias (SUM) 1922-1935”. Espacio, Tiempo y Forma, Serie V, H.ª Contemporánea, t. 15, 2002, págs. 279-315.    ).
RESPUESTA REVOLUCIONARIA Y REPUBLICANA AL GOLPE DE ESTADO DE 17-18 DE 1.936 EN ESPAÑA ( NO PASARÁN, MILICIAS INTERNACIONALES,…DEFENSA DE MADRID, REVOLUCIÓN EN ZARAGOZA, ARAGÓN,…) : (

Del ‘No Pasarán’ a cuatro décadas de franquismo: 81 años del 18 de julio que desató la Guerra Civil

Memoria histórica

ENTRE EL 17 Y EL 18 DE JULIO DE 1936 COMENZÓ LA GUERRA CIVIL CON LA SUBLEVACIÓN DE PARTE UNA PARTE DEL EJÉRCITO DESTINADO EN EL NORTE DE ÁFRICA CONTRA LA SEGUNDA REPÚBLICA

EL GENERAL FRANCISCO FRANCO TOMÓ EL MANDO DE LAS TROPAS SUBLEVADAS, DECRETÓ EL FINAL DE LA GUERRA EL 1 DE ABRIL DE 1939 Y SE CONVIRTIÓ EN EL DICTADOR QUE GOBERNÓ ESPAÑA HASTA SU MUERTE, EL 20 DE NOVIEMBRE DE 1975

LA GUERRA ACABÓ CON EL ESTADO DE DERECHO DE LA SEGUNDA REPÚBLICA, CAUSÓ CIENTOS DE MILES DE MUERTOS Y FUE SEGUIDA DE UNA REPRESIÓN AÚN NO REPARADA

Andrés Gil26 comentarios17/07/2017 – 

05/10/1936.- Cartel con el conocido lema del "No pasarán" colocado en la calle de Toledo, cerca de la Plaza Mayor.
Cartel con el conocido lema del “No pasarán” colocado en la calle de Toledo, cerca de la Plaza Mayor, en octubre de 1936.. EFE

Empezó como un golpe; y acabó siendo una Guerra Civil que duró tres años, causó cientos de miles de víctimas y desembocó en la dictadura franquista, que se prolongó durante cuatro décadas.  
 Entre el 17 y el 18 de julio de 1936 arrancaba el fin de la Segunda República. Mussolini llevaba al frente de Italia desde 1922; Hitler gobernaba Alemania desde 1933; las democracias liberales vivían horas muy bajas entre la tensión del nazismo y el fascismo por un lado, y del comunismo por otro.

Infografía que representa el itinerario del avión "DH Dragon Rapide" utilizado por el general Francisco Franco para unirse a la sublevación militar contra la República en julio de 1936.
Infografía que representa el itinerario del avión “DH Dragon Rapide” utilizado por el general Francisco Franco para unirse a la sublevación militar contra la República en julio de 1936. EFE/ROBER GARCÍA/JGB

Esas tensiones se desataron en España, cuyo Gobierno nunca recibió ayuda de otras democracias europeas, como Francia o Inglaterra durante la Guerra Civil, sino de las voluntarias y voluntariosas Brigadas Internacionales, además del asesoramiento militar de la Unión Soviética.Enfrente, el ejército de Franco contó con la complicidad alemana e italiana, que se tradujo en soldados, aviones y bombas.Así, España se convirtió en el primer campo de batalla del fascismo. La Guerra Civil (1936-39) representó la lucha que luego se desarrolló en la Segunda Guerra Mundial (1939-45).

Ceuta, 18-7-1936.- El general Francisco Franco llega a Ceuta procedente de Canarias, para asumir el mando del ejército.
Ceuta, 18-7-1936.- El general Francisco Franco llega a Ceuta procedente de Canarias, para asumir el mando del ejército. EFE/JT

La diferencia es que en España ganó Franco; y en Europa cayeron Hitler y Mussolini.

Madrid.-1-4-1939.- Documento escrito a lápiz de puño y letra por el jefe del Estado el dia 1 de abril de 1939. Se trata del borrador y el lápiz con que Franco redactó el parte final de la Guerra Civil española.- (Pie de foto original)
Madrid.-1-4-1939.- Documento escrito a lápiz de puño y letra por el jefe del Estado el dia 1 de abril de 1939. Se trata del borrador y el lápiz con que Franco redactó el parte final de la Guerra Civil española.- (Pie de foto original) EFE/JT

En España ganó Franco con ayuda, eso sí, de Hitler y Mussolini. Y la primera gran visualización de esa ayuda en el campo militar fue el bombardeo de Gernika, el 26 de abril de 1937, hace ahora 80 años.Allí, la Legión Cóndor nazi y la Aviación Legionaria italiana bombardearon sin piedad, y arrasaron lo que quedaba de la ciudad tras los obuses. Y se perfeccionaron para lo que vendría después en la Segunda Guerra Mundial.Los 30 fueron los años de la expansión japonesa en territorio chino –Manchuria–; de Italia en Etiopía; del auge del fascismo, el nazismo y el comunismo, y de la crisis de los regímenes liberales herederos del siglo anterior.Los 30 eran los años de la revolución constante, de las vanguardias artísticas, y de las consecuencias del Tratado de Versalles con sus sanciones a Alemania tras la Gran Guerra –1914-18–, de la Gran Depresión y del New Deal de Roosevelt. También fueron los años de la fallida Sociedad de Naciones, que no consiguió aquello para lo que había nacido: resolver los conflictos internacionales por la vía pacífica.Y si la Sociedad de Naciones fracasó fue porque su impulsor, EE.UU. del N., al final no formó parte de ella; y porque quienes sí participaron lo hacían mientras fabricaban carros de combate.Lo que se vivió en la Guerra Civil y posteriormente en la Segunda Guerra Mundial no acabó en 1.945; porque el mundo siguió viviendo en estado de guerra –aunque fuera fría en Europa pero caliente en Corea, Cuba, Vietnam, Afganistán, Irak, Siria–, en una carrera armamentística sin fin.     )
EL 4 DE DICIEMBRE DE ANDALUCÍA, EN 1.977:(  “”COMO SE OBSERVARÁ EN ESTAS LÍNEAS MÁS ABAJO,…EL PCE Y CC.OO. CONTROLADAS POR EL PCE, SON LOS APAGAFUEGOS Y AGENTES REPRESIVOS CONTRA LA CLASE OBRERA Y SECTORES POPULARES,…–SOBRE TODO CON LA VANGUARDIA RADICAL DE EXTREMA IZQUIERDA,…¡¡.– QUE NECESITA EL ESTADO CAPITALISTA PARA MANTENER SU PODER DE CLASE,…S. CARRILLO POR UNA PARTE Y MARCELINO CAMACHO POR OTRA,…¡¡””. Lmm.
Málaga Capital

Manifestación del 4 de diciembre de 1.977 en defensa de la autonomía de Andalucía

Málaga celebró el 4 de diciembre de 1977 una manifestación multitudinaria convocada por todas las fuerzas parlamentarias para reclamar que Andalucía se convirtiera en autonomía. La manifestación derivó en altercados y cargas policiales. Uno de los asistentes, el joven Manuel José García Caparrós, recibió un disparo que le provocó la muerte. 40 años después, se desconoce quién fue el autor del disparo.///
  ESPERANZA CODINAhttps://cadenaser.com/emisora/2017/12/03/ser_malaga/1512304814_340051.htmlMálaga03/12/2017 – 14:54 h. CET Una manifestación convocada por la Plataforma 4D, formada por 30 colectivos sociales, sindicales y de la izquierda nacionalista andaluza, ha recorrido este domingo las calles del centro de Málaga para reivindicar las concentraciones masivas del 4 de diciembre de 1.977 por la autonomía plena andaluza y la memoria de Manuel José García Caparrós, el joven de 18 años asesinado hace 40 años en la marcha de la capital malagueña.4 de diciembre día de la patria andaluza. Homenaje al mártir ...Los participantes han iniciado el recorrido tras una ofrenda de flores en la esquina en la que cayó García Caparrós, donde ya luce una placa con su nombre correctamente escrito. “El Ayuntamiento de Málaga en memoria de Manuel José García Caparrós. Asesinado en la manifestación por la autonomía de Andalucía”, se lee en la pared, bajo la cual se han depositado varios ramos de flores antes de la manifestación, que ha reunido a unas 1.000 personas llegadas desde varios municipios malagueños y otras provincias andaluzas.Las fotografías de la manifestación del 4 de diciembre de 1977 y ...
“Aquello se consiguió con mucha movilización en la calle, no se nos tiene que olvidar, y con sangre, desgraciadamente con la muerte de García Caparrós. Fue el inicio de un proceso constituyente en el que los andaluces nos ganamos el derecho a ser una autonomía de primera”, ha recordado Diego Lozano, llegado desde Campillos. La manifestación ha terminado en la Plaza de la Merced.4-D de 1977 en Granada: una ciudad gris que exhibió orgullosa al ...Los Ls actos con motivo del 40 aniversario del 4D se suceden y muchos de ellos giran alrededor de la figura de García Caparrós. Sus restos serán trasladados este lunes al Jardín del Recuerdo del cementerio de Málaga, donde reposarán bajo un árbol centenario. La Diputación de Málaga, con motivo de esta efeméride, izará la bandera andaluza en el Palacio Provincial de la Plaza de la Marina, un gesto no autorizado hace cuatro décadas que desencadenó, cuando un joven su subió al balcón de este mismo edificio para desplegar la enseña verde y blanca, las cargas policiales que provocaron la muerte del joven malagueño.Andalucía | elmundo.es         

EL DÍA DEL ENTIERRO DE CAPARRÓS (05.12.2019)

Posted on enero 1, 2018 I.Trillo, del psoe de málaga. 0
Ignacio Trillo. El blog de Ignacio Trillo https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/01/01/33750/

PREÁMBULO

Enmarcado en la recuperación de la Memoria Histórico de la Transición y el papel que jugó Andalucía en la configuración final del Estado de las Autonomías, tras dejar reflejados aquí (1) los antecedentes políticos y organizativos así como el transcurso de la manifestación pro autonomía de Andalucía del 4 de diciembre de 1977 centrada en Málaga, de la que ahora se ha cumplido el 42ª aniversario, doy paso a continuación a relatar cómo viví la jornada de luto del día siguiente en que se produjo el entierro de Manuel José García Caparrós.

EL DÍA DEL ENTIERRO DE CAPARRÓS

Ignacio Trillo
Manuel José García Caparrós, víctima de la manifestación del 4 de diciembre de 1977 en Málaga

Como si de un querido familiar asesinado se tratara, al que había que velar y guardar riguroso luto colectivo, se levantó la consternada ciudadanía malagueña aquel lunes, día 5 de diciembre de 1977.

Esquelas en la prensa en recuerdo a Caparrós

El silencio, en un ambiente ensombrecido y de cólera contenida, reinaba en las calles de la capital malagueña desde el amanecer. En tanto, seguía siendo vigilada por los mismos efectivos policiales provenientes del siniestro pretérito dictatorial, no preparados ni reconvertidos para hacer frente como servidores públicos a la nueva situación democrática, y que el día anterior habían reventado con inusitada violencia la multitudinaria y pacífica manifestación autonomista.

En aquel tiempo los lunes por la mañana no había prensa por descanso dominical del personal de la redacción y de la impresión del diario SUR, único medio malagueño escrito de prensa entonces. Ya por la tarde, salía en la capital la “Hoja del Lunes”, de la misma empresa del diario SUR, procedente de la cadena de prensa del Movimiento Nacional aún no privatizado o en manos de una cooperativa de sus profesionales y trabajadores como tiempo después ocurrió. Daba cuenta con cierto sesgo y tendenciosidad de los sucesos del día anterior, lo que motivó una protesta por la comisión organizadora de la manifestación.

Los escasos medios de prensa andaluces de esa mañana por ser lunes daban cuenta de los sucesos y las emisoras locales recordaban que el entierro del joven Caparrós asesinado sería a las cinco y media de la tarde.

El filo de la madrugada se había cerrado con la única buena nueva acaecida ese domingo: la dimisión como presidente de la Diputación de quien negó que ondease la bandera blanca y verde en el balcón del edificio de la institución provincial, Francisco Cabeza López, siendo la espoleta del conflicto que aconteció.

La dimisión o cese de Francisco Cabeza López, presidente de la Diputación de Málaga, punto de mira como causante de los conflictos que se derivaron tras la disolución de la macro manifestación pro autonómica.

Esa misma mañana, lo primero que hicieron los empleados públicos de la institución provincial al llegar a su trabajo fue colgar una larga enseña andaluza que compraron con sus propias aportaciones, desplegándola desde la terraza del edificio de la Diputación, sito junto a la plaza de la Marina, para reparar la dignidad perdida por su máxima autoridad, acompañada de un crespón negro en solidaria señal de duelo por la muerte de Manuel José García Caparrós.

La extensa bandera andaluza con crespón negro que esa misma mañana del lunes día 5, los empleados públicos de la Diputación desplegaron del edificio 

Esa día tenía previsto investigar sobre el terrero hasta la hora que fuera posible las cargas policiales del día anterior, y después del almuerzo, o bocata, acompañar a Tomás García al entierro de Caparrós para seguir posteriormente la redacción del informe que nos había encargado porque urgía tenerlo listo cuanto antes.

A primera hora de la la mañana, se nos comunicó que Marcelino Camacho viajaría a Málaga para estar presente en nombre de CCOO a nivel Confederal en las honras fúnebres que se le rendirían a Caparrós.

Por la tarde, tras el entierro, se introduciría sobre la marcha una modificación a esa agenda personal programada con motivo de los nuevos y graves incidentes que se reprodujeron. 

En la dirección apuntada de proseguir la investigación de la actuación de los antidisturbios del día anterior, en compañía de José Miguel Hermoso, antes de que el trasiego cotidiano o nuevas incidencias que se pudieran reproducir, borraran las huellas dejadas en el entorno por las cargas policiales habidas en el recorrido de la manifestación del día anterior, reanudamos el trabajo que la tarde anterior habíamos iniciado, consistente en tomar declaraciones de testigos, de cara a obtener el máximo de datos posibles para emitir en muy corto plazo de tiempo un informe exhaustivo y detallado sobre el episodio represivo.

Así pues, tras haber obtenido respuesta satisfactoria por los numerosos militantes del PCE y otros allegados -como acontecería posteriormente con el joven cenetista y estudiante de Medicina, Carlos Carmona Sánchez, que acompañó en el asiento trasero al herido mortal, Caparrós, en el recorrido que hizo el Simca 1000 de color blanco que lo transportaría desde el puente e Tetuán hasta el hospital de Carlos de Haya- que acudieron voluntariamente al llamamiento interno que hicimos para que se personaran al objeto de poder esclarecer o aportar pruebas sobre lo sucedido, a la vez que para poder contestar a cuanto les planteáramos, teníamos ya claro la detección de los dos puntos más calientes y conflictivos que se desarrollaron con la disolución de parte de los asistentes a la marcha, en tanto otros participantes llegaron hasta el final del acto previsto.

Descargas policiales en la plaza de la Marina y glorieta del Marqués de Larios, efectuadas para la disolución de la manifestación del día anterior, domingo 4 de diciembre. 

Uno fue la plaza de la Marina, con las iniciales cargas policiales coincidentes en el tiempo con situar por el joven Belanga la bandera andaluza en el balcón de la Diputación tras trepar por la fachada.

El otro, lo posteriormente acontecido en el cruce de Alameda de Colón con la Alameda Principal y Puente de Tetuán, que conllevó disparos con armas de fuego por parte de miembros de los antidisturbios con los resultados fatalmente conocidos.

El primer caso, con cronología incluida, no nos ofrecía dudas la manera en que tuvo lugar el despliegue que se efectuó del dispositivo policial ni la forma indiscriminada y brutal en que fueron produciéndose las continuas cargas de los uniformados tendentes a la dispersión de los manifestantes sin miramiento alguno.

En cambio, los enfrentamientos y las refriegas que se produjeron en la Alameda de Colón en su cruce con la Alameda Principal y puente de Tetuán, nos ofrecían dudas porque habían sido contradictorias las manifestaciones de testigos que apuntaban en una doble dirección la intervención policial así como la dirección múltiple de los disparos efectuados con armas de fuego.

La visual que ofrecía el Puente de Tetuán en su conexión con la Alameda Principal entre lanzamientos por la policía de botes de humo con gases, granadas lacrimógenos y pelotas de goma, en tanto recibía la réplica de pedradas por parte de los manifestantes ya disueltos.

En ningún momento se nos ocurrió investigar datos sobre el asesinato de Manuel José García Caparrós, porque no era lo que se nos había encargado y la disciplina en aquel tiempo se llevaba muy a rajatabla, a la vez que consideramos una cuestión muy delicada que correspondía resolver a los tribunales de justicia. Más, con el clima de represión, miedo, y persecución, que existía y que recorría en aquel momento la ciudad, por lo que no queríamos ver bloqueadas las declaraciones voluntarias de testigos sobre la línea abierta, o vernos, José Miguel Hermoso y yo, sentados en un banquillo judicial dando cuenta de una investigación paralela a la de los tribunales.

Manuel García Caparrós, cuando pequeño con su padre, Manuel, y su hermana mayor, Puri.
Manuel José, en su primera comunión.
Manuel José con su padre, Manuel García Olalla, pescador
Manuel José García Caparrós, en una boda de un familiar celebrada antes de su muerte.

Así pues, centrado en la diversa información obtenida por declarantes del día anterior, esa mañana del lunes día 5, ambos nos dirigimos a la zona conflictiva del Puente de Tetuán y aledaños, final de la Alameda Principal y su confluencia con Alameda de Colón, a la búsqueda de vestigios que seguro que encontraríamos sobre los disparos producidos con armas de fuego y restos de materiales antidisturbios.

Como nos entretuvimos un cierto tiempo en la sede de calle Salitre para que nos trajeran una cámara de fotos en condiciones para el caso que contara con foco de aproximación, mientras ordenábamos las notas tomadas la tarde noche anterior, se recibió una llamada de teléfono procedente del abogado, Alfredo Martínez Robles, militante del PCE, que había sido encargado por el padre del joven Caparrós para que se personara como acusación particular en el procedimiento judicial que se empezaba a instruir.

Alfredo Martínez Robles, el abogado de la acusación particular de la familia en el caso judicial, Caparrós.

Preguntaba si se encontraba en la sede, José Luis García Arboleya, médico, entonces también militante del PCE. Intentaba localizarlo para que se personara como testigo en la autopsia que se le iba a efectuar al cadáver esa misma mañana a primera hora al objeto de verificar que se hacía con total rigurosidad.

Supe posteriormente que Arboleya fue localizado y estuvo presente sin problema alguno, observando los pormenores de esa operación que se llevó a cabo con total profesionalidad y solvencia por parte del forense, José Luis Palomo, asistido por el técnico auxiliar, Antonio García de Gálvez.

El entonces responsable de la comisión de sanidad del PCE y miembro del comité local de Málaga capital, José Luis García Arboleya, médico alergólogo, a petición del abogado de la acusación particular de la familia Caparrós, Alfredo Martínez Robles, estuvo presente sin pega alguna en la realización de la autopsia al cadáver.

Orificio de entrada y trayectoria que recorrió la bala que mató a Caparrós.

Entrada de la bala en el cuerpo de Caparrós, debajo de su axila izquierda.
Incisión en el costado derecho de Caparrós realizado por el equipo de urgencia de Carlos de Haya, donde le fue extraída la bala que tenía alojado por debajo de la parte derecha del tórax, tras, en en un recorrido de arriba hacia abajo, atravesarle los pulmones y otros érganos vitales. 

El modelo de pistola, de bala y lugar de fabricación que mató a Manuel José García Caparrós, correspondiente a la Policía Armada: Fuente: Juan Antonio O’Donnell, inspector de policía y de servicio aquel día .

Cuando llegamos al espacio citado del Puente de Tetuán y entorno para rastrearlo, ya se notaba que los servicios de limpieza habían pasado, borrando todo tipo de presencia de piedras y materiales sueltos sobre la calzada, así como latas de los botes de humos o posibles pelotas de goma que pudieran haber estado desperdigadas por la zona, no así los grandes maceteros que habían sido empleados como barricadas y que seguían desperdigados aunque movidos de sitio para posibilitar su esquivo por los vehículos que transitaban.

Coches sorteando los maceteros de la calzada que habían servido el día anterior como barricadas para dificultar el tránsito de los vehículos policiales en su acción represiva. Imagen situada al final del puente de Tetuán que continúa con la prolongación de la Alameda, a la altura del edificio de Hacienda que estaba en construcción

Por tanto, tuvimos que centrarnos en los impactos de balas que pudieran apreciarse sobre el mobiliario urbano y las fachadas de los edificios, empezando por el Puente de Tetuán y la acera de los números pares de la Alameda Principal, por ser los puntos más alejados al cuartel de la Policía Armada, ya que temíamos levantar sospechas si nos aproximábamos demasiado. El panorama de tensión y recelo seguían estando a flor de piel en la calle.

Posteriormente, nos adentraríamos en la Alameda de Colón, empezando por su intersección con la avenida Comandante Benítez.

En esta tarea, percibimos y fotografiamos las marcas de disparos que aparecían en el edificio de seguros, La Adriática, al inicio de la Alameda Principal en su continuidad con el Puente de Tetuán, correspondiente a la acera de los números pares que daba enfrente a la boca de salida de la Alameda de Colón, donde aparecía agujereado su luminoso de publicidad y cuya bala, o balas, que lo originó tal vez pudiera encontrarse aún en su interior pero por su altura nos resultaba totalmente inaccesible su alcance.

También retratamos, por contener rotura por posible impacto de arma de fuego, la marquesina situada casi al lado, en dirección a la plaza de la Marina, donde se hallaba una parada de autobús.

Impacto de bala en la barandilla del Puente de Tetuán sobre el cauce del Guadalmedina
Impactos de botes de humos en una barandilla del puente de Tetuán.Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

Atravesando la Alameda Principal, tomamos imagen de tiro en la barandilla del Puente de Tetuán que daba en su extremos con el acceso a la Avenida Comandante Benítez, así como una abertura en una de las chapas del kiosco que estaba a pie de una escalerilla de acceso al viaducto sobre el Guadalmedina, donde enfrente en la esquina se supuso, inicialmente, que fue tiroteado Caparrós.

Foto12-36.jpg disparos pared 4 de diciembre

Impacto de bala en el antiguo edificio del diario SUR de disparos realizados por la Policía Armada muy cerca de donde tenían su cuartel. Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

A continuación, inspeccionamos externamente el edificio cerrado y abandonado del antiguo diario Sur, donde, por su estado de ruina y rotura generalizada de cristales de sus ventanas, se nos hacía muy difícil diferenciar signos balísticos, que más que parecían que los había y en abundancia, de los desconchones y boquetes que previamente tuvieron que existir por el deterioro que ofrecía el inmueble.

Foto12-35.jpg 4 de diciembre ventana sur

Detalle de la señal de un impacto de bala de la policía en una ventana del antiguo edificio que albergaba la redacción del diario SUR en Alameda de Colón tras los altercados que se sucedieron tras la brutal disolución de la manifestación.Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

Así, hasta que fuimos descubriendo visualmente perforaciones que se hallaban en los troncos de las palmeras y mobiliario urbano situados en ambas aceras de Alameda de Colón y en el tramo final de la Alameda Principal en su confluencia con el puente de Tetuan, como posibles lugares donde más disparos con armas de fuego se podían conservar en sus interiores, productos de la acción policial.

Detalle de otra señal de un impacto de bala de la policía en la pared y donde anónimamente alguien le situó un clavel rojo.Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

Empezamos, asimismo, a centrarnos en esos anillos vegetales, donde, según los boquetes que ofrecían los redondeles arbóreos y del mobiliario cercano, apreciamos que la mayoría de las posibles tiros policiales se habrían efectuados desde la Alameda de Colón y desde tres posicionamientos distintos de los agentes, apuntando a su vez en una doble dirección inversa, como si en un momento determinado hubieran huido de pánico en sentido contrario a la entrada al cuartel. Y es que se tenían que girar para disparar contra manifestantes que supusieron, en la paranoia en que estaban inmersos, que tenían el propósito de asaltar el cuartel. 

Foto12-34.jpg 4 de diciembre agujero anuncio

Detalle de la señal de un impacto de bala de la policía en una placa informativa municipal.Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

En esa dirección apuntada: 1).- Desde la entrada al cuartel de Alameda de Colón, apuntando a mano izquierda hacia el inicio del Puente de Tetuán, y, de frente, a la Alameda Principal, a la vez que a sus propias espaldas en dirección al interior de la misma calle, orientación sur.

Foto12-30.jpg 4 de diciembre letrero disparo

Detalle de la señal de un impacto de bala de la policía en una placa publicitaria. Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

2).- Desde la acera donde estaba ubicado el diario Sur y el banco Ibérico, en doble sentido de la acera.

Impacto de la señal de un disparo de bala de la policía que dio en una farola.Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

3.- Desde la salida del edificio del acuartelamiento de forma oblicua a la derecha hacía las palmeras que daban a la acera de enfrente en dirección a las salidas de las calles, Vendeja y Trinidad Grund con Alameda de Colón.

Detalle de la señal de un impacto de bala de la policía en fachada. Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

Y una última trayectoria, posiblemente procedentes del final del Puente de Tetuán en su confluencia con la Alameda Principal hacia el interior de Alameda de Colón, dirigidos a las palmeras de la acera de enfrente del diario Sur.

4 de diciembre de 1977 disparo en la paredFuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

Todos los impactos en doble dirección se hallaban antes de llegar en línea adonde se ubicaba el cuartel de la Policía Armada, conforme se entraba por Alameda Principal. Después, ninguno.

Manifestación del 4 de diciembre. El punto más conflictivo fue la entrada de la Alameda de Colón en su confluencia con Alameda Principal y el Puente de Tetuán, donde en esta imagen apenas se observa nada por los disparos de humo de ocultación en tanto a mano izquierda de la imagen  aparecen dos Land Rover de policías procedentes de la plaza de la Marina para atacar a los que procedentes de la Alameda Principal seguían huyendo hacia el Perchel.

En un tronco de una de las palmeras situadas en la acera de Alameda de Colón, situada enfrente del cuartel de la Policía Armada, antes de llegar en línea y cercano a un kiosco, tomamos fotos al agujero más preciso de los que contemplamos, en su cara que miraba a la entrada de la calle en su confluencia con la Alameda Principal, además con posibilidad de extraer la posible bala de su interior, para lo que alcé a José Miguel al objeto de que llegara a la altura donde se ubicaba, unos tres metro del suelo, y poderla sacar con una navajita que llevaba en el llavero.

En ese instante, percibimos, ya veníamos mosqueados, que individuos de paisanos que presumimos que nos estaban observando desde la distancia, empezaron a acercarse desde ambos lados de esa misma acera, por lo que temiendo perder el material gráfico que ya poseíamos, aunque sin lograr la prueba ansiada por hallarse en la profundidad del tronco y necesitar más tiempo para su extracción, dimos un salto y dejamos de operar para emprender ligeros pasos atravesando la calzada de esa Alameda de Colón de cara a situarnos en la otra acera y así esquivarlos tomando la dirección del Puente de Tetuán por la fachada del antiguo diario Sur para detenernos justo en su confluencia con la avenida Comandante Benítez, porque ya estaba llena de gentes rindiendo homenaje a Caparrós, algunos portando flores y carteles, y era fácil mezclarnos con esa masa humana no creyendo que con el clima antipolicía que existía, osaran introducirse para detenernos.

esquina caparrós 5 diciembre entierro

La esquina de avenida Comandante Benítez con Alameda de Colón, en el antiguo edificio del diario SUR, donde se supuso que fue disparado Caparrós, se convirtió a partir de ese día en punto de peregrinaje de la ciudadanía malagueña para rendirle homenaje.

Pasado unos minutos y asegurados de la esfumación de “la secreta”, salimos por el Puente de Tetuán y dimos un rodeo por los callejones de El Perchel hasta que estuvimos seguros que nadie sospechoso nos seguía. A continuación, cogimos un pasaje que daba con calle Cuarteles y así entramos nuevamente en la sede del PCE de calle Salitre.

Rosa Burgos detalla en su libro con documentos del sumario que esa misma inspección ocular se desarrolló de forma exhaustiva por la comisión judicial con posterioridad, durante dos días, 9 y 10 de diciembre, es decir, cuatro y cinco días después, y los restos balísticos habían sido hechos desaparecer por la propia policía.

Ese mediodía, tal como ya se nos había adelantado, procedente de Madrid llegó a Málaga, Marcelino Camacho, secretario confederal de CCOO y diputado del PCE en las primeras elecciones generales democráticas que habían tenido lugar seis meses antes, para asistir al sepelio de Caparrós.

Fue recogido en el aeropuerto por Antonio Romero y Salvador Barea, ambos también militantes del PCE, este último responsable de CCOO en Renfe y años después secretario general de CCOO de Málaga en sustitución de Francisco Trujillo, hasta llevarlo a calle Carreterías donde estaba la sede del citado sindicato.

Paco Trujillo no pudo desplazarse al aeropuerto ni posteriormente al entierro por estar centrado en los preparativos de la huelga general que iba a tener lugar el día siguiente.

Tampoco Paco Trujillo ni Antonio Romero habían podido estar presentes en la manifestación pro autonómica del domingo, por hallarse en Madrid en la reunión  del Consejo Confederal de CCOO, máximo órgano de dirección de dicho sindicato, y cuando regresaron por la tarde a Málaga se encontraron con el trágico desaguisado ya consumado.

Esa tarde del lunes acompañé al diputado Tomás García al cementerio donde se iba a producir el entierro de Caparrós. 

Cuando llegamos, la explanada de San Miguel, antesala del cementerio, y aledaños hasta la avenida de Capuchinos se hallaba repleta de gentes desde hacía una hora. El silencio era total obedeciendo las instrucciones impartidas por los sindicatos y partidos políticos. Nadie portaba pancartas ni banderas atendiendo a esa misma recomendación.

La comisión organizadora de la manifestación del día anterior, 4 de diciembre, había negociado la mañana de ese lunes día 5 con el Gobernador Civil de Málaga, Enrique Riverola Pelayo, que ante el clima reinante, la policía no hiciera acto de presencia, no solo en el cementerio en labores de vigilancia sino tan siquiera en los alrededores, y que por el contrario un fuerte servicio de seguridad del propio sepelio se encargaría y garantizaría que no hubiera ni un solo incidente. Y así fue acordado. 

El servicio de seguridad por tanto fue montado por CCOO, Fue amplio, ostensible y de efectiva presencia. La policía siguiendo lo manifestado estuvo totalmente ausente. La mayor composición de los presentes en el entierro eran trabajadores mayoritariamente varones de todas las edades, también en menor cuantía trabajadoras, militantes de partidos de izquierda y universitarios de Económicas, Filosofía y Letras, Ciencias, Magisterio, Perito Industrial… Se cifró entre 30.000 y más de 50.000 los posibles asistentes al sepelio.

El acceso a la explanada del cementerio de San Miguel por la cuesta de la alameda del Patrocinio procedente de la alameda de Capuchinos, ofrecía este aspecto a la hora que se iba acercando el entierro.
Asimismo, la otra calle de acceso, y paralela a la anterior, calle Luque, también repleta.

Entre 30.000 y más de 50.000 personas se estimó la cifra de quienes asistieron al entierro de Manuel José Caparrós. Imagen de la explanada del cementerio San Miguel.

Foto12-25 explanada cementerio de san miguel entierro de caparrós 5.12.1977

Imagen que ofrecía la explanada de acceso al cementerio de San Miguel momentos antes de iniciarse el entierro de Manuel José Caparrós. Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.
Explanada del cementerio de San Miguel que se iba llenando cada vez de más gentes de gentes. En la cruz que se halla como monumento, se observa la única bandera andaluza con el crespón negro que figuró en el acto.
Explanada del cementerio de San Miguel, el aspecto que ofrecía desde una hora antes del inicio del entierro de Manuel José García Caparrós.

Parte de la explanada del cementerio San Miguel abarrotada desde su acceso de entrada por el fondo a través de la alameda del Patrocinio.

No estaban presentes, tal como sucedió en la manifestación del día anterior, familias enteras y personas de toda condición social. La mayoría eran trabajadores de todas las fábricas y centros de trabajo de la ciudad. Tambien estudiantes de las distintas facultades. El miedo había limitado una mayor asistencia y la rabia contenida se hallaba latente entre los presentes con rostros de enormes tristezas y cabizbajos.

El servicio de orden montado por CCOO nos abrió paso. Allí se encontró Tomás García con Marcelino Camacho que se adentraron hasta el tanatorio donde estaba el féretro para dar el pésame a la familia y a continuación asistir a la misa que fue oficiada por el obispo Buxarrais y que contó con la presencia del alcalde, Luis Merino Bayona.

Entrando en el cementerio, a la izquierda, Salvador Barea, detrás, Antonio Romero, Marcelino Camacho, en el centro, y Antonio Caamaño a mano derecha, dirigentes provinciales arropando al secretario confederal de CCOO, sindicato al que pertenecía, Caparrós. A la izquierda de la imagen, donde se ve solo de lado su cuerpo portando un abrigo jaspeado, el padre de Manuel José García Caparrós.
La misa que en la misma necrópolis ofició el obispo, Ramón Buxarrais, con asistencia también del alcalde de Málaga, Luis Merino Bayona.

Una anécdota a señalar del acto fúnebre es que se personó un pequeño grupo de falangistas que se denominaban de izquierda, vestidos de azul.

Pertenecían a un núcleo escindido que tenía como líder nacional a Manuel Hedilla, que en el pasado no lejano había roto con el franquismo. Se habían puestos en contacto previamente con los responsables de seguridad para pedir que los dejaran estar presentes, asegurando que nada tenían que ver con la extrema derecha de la FAE, Fuerza Nueva o Guerrilleros de Cristo Rey, para sumarse con total respeto a rendirle homenaje, según dijeron, “al obrero Caparrós”.

Años antes, siendo estudiante de Económicas, el responsable en Málaga de este grupo falangista en la Facultad era Pedro Arriola, marido de Celia Villalobos y posterior gurú del PP.

Curioso resultó por tanto que en el silencio del ambiente en tanto el féretro de Manuel José era transportado por sus compañeros de CCOO a hombros, a la masa de puños levantados en alto estuviera este pequeño grupo con su brazo a la romana igualmente elevado, bien acompañado y rodeado, eso sí, en prevención de incidencia, por el servicio de seguridad, sin que se produjera el más mínimo reproche y si el respeto por quienes se hallaban a su alrededor.

El féretro de Manuel José Caparrós desde que llegó al tanatorio del cementerio de San Miguel, fue velado, aparte de su familia, por amigos y compañeros sindicalistas así como por numerosos militantes comunistas.

Presto para la salida del ataúd del tanatorio, donde estuvo siendo velado hasta el último momento antes de salir para ser introducido en un nicho, no dejó de haber colas para rendirle homenaje.
La capilla ardiente velándose el féretro de Caparrós. En el centro de espaldas el obispo de Málaga y casi al fonde a mano izquierda, Marcelino Camacho con el diputado, Tomás García.Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

José Miguel Hermoso, compañero en la investigación sobre las cargas policiales del 4 de diciembre, comprobando el pasillo organizado por el servicio de orden, con dos líneas a cada lado, donde inmediatamente iba a pasar el féretro a cuesta de Manuel José García Caparrós. Le acompaña a su lado derecho con barbas, también estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, Jesús Gallego, ambos de la dirección del PCE malagueño. El penúltimo en segunda línea a mano derecha de la imagen, Jesús Guillén Plaza, era el responsable de la comarca del Guadalhorce en el comité provincial del PCE, albañil de Alhaurín el Grande.

El padre de Manuel José Caparrós, con abrigo observando las procedencias de las numerosas coronas de flores que llegaban al tanatorio. A la entrada de la puerta con brazalete negro, Eduardo Bazalo, miembro del CCOO de hostelería y de la Agrupación del PCE de El Palo.

Dos imágenes, saliendo el féretro del tanatorio con destino al nicho. Es llevado por compañeros de Caparrós de CCOO, de cerveza Victoria e Intelhorce. En primer plano, el padre de Manuel José, Manuel García Olalla. Y a su derecha detrás, Marcelino Camacho.
El féretro con García Caparrós.Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

El ataúd a hombro de familiares del joven Caparrós. A mano izquierda cortado en la imagen, el responsable del PCE en Intelhorce y en su extremo a mano derecha con bigote, Arlandi, el secretario del PCE de la Agrupación de Campanillas, ambos militantes de CCOO. Más al fondo con cazadora clara, mirando de perfil, José Antonio Ruiz, “Nono”, con gafas y patillas, del secretariado de CCOO de la ejecutiva de Málaga que como responsable del dispositivo de seguridad de CCOO nunca abandonó de vigilar el entorno por donde iba el féretro.

La emoción e indignación contenida a veces veía interrumpido el silencio recomendado, donde el servicio de orden debía de mantener difícilmente la situación.

El padre de Manuel José García Caparrós, encabezando la comitiva fúnebre bien sujeto por dos acompañantes ante el deterioro físico que presentaba. Su hija, Loli, comentaría que cuando llegó al cementerio y vio a su padre era como si hubiese envejecido veinte años en solo un día. Moriría siete años después coincidente con el archivo judicial del sumario. 
Producto de la intensidad y emotividad del momento, cargado a la vez de rabia e indignación, tuvieron lugar varios desvanecimientos que fueron atendidos por el servicio sanitario que se montó por las propias CCOO. 

desmayo en el entierro de francisco garcía caparrós

Traslado para su recuperación del asistente que sufrió un desmayo por el servicio de orden desplegado por CCOO.Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.
Con un improvisado megáfono que utilizaba CCOO  para sus manifestaciones, Tomás García pasándose el micro a Marcelino Camacho para que se dirigiera a las decenas de miles de personas asistentes al sepelio. A la derecha y detrás, Rosario Peral Pérez, dirigente provincial del PCE que había sido la número dos en la lista comunista al Congreso de Diputados en las primeras elecciones generales celebradas el 15 de junio de ese mismo año de 1977. Psicóloga y docente, era asimismo Presidenta del Colegio Profesional de Licenciados y Enseñantes de Málaga. Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

 

Marcelino Camacho, a su lado derecho, Tomas García, dirigiendo unas palabras de despedida al joven Manuel José Caparrós, resaltando su conciencia de lucha por la clase obrera y por la autonomía andaluza, a la vez que insistía en pedir calma y prudencia a los concentrados en estos trágicos momentos para no responder a una espiral de provocaciones de los involucionistas para desestabilizar la democracia y donde los trabajadores tenían todas las de perder, no exentas de exigencias de responsabilidades políticas y de depuración de fascistas incrustados en el aparato del Estado, porque lo que había ocurrido en Málaga era muy grave. Isidro Cózar, obrero de la construcción afiliado a CCOO, nacido en la granadina Zafarraya, sujeta el altavoz del megáfono en alto para que fuera oído.
El féretro siendo transportado ya en el interior del cementerio repleto de gentes. Junto al otro lado del féretro, con barba, Jesús Gallego, delegado estudiantil de la Facultad de Filosofía y Letras y militante comunista. A su derecha, José Luis Fernández, estudiante en la Facultad de Ciencias y encargado del aparato de propaganda del PCE provincial, aún en la clandestinidad, sita en un chalet en El Palo ya que no estaba aún tan asentada la democracia como para fiarnos. Su desaparición sucedería un año después tras aprobarse la Constitución en referéndum, 6 de diciembre de 1978.El ataúd que lleva a Caparrós momentos antes de introducirse en el nicho.

A continuación, introduciéndose el ataúd de Caparrós en el nicho, bajo el cántico por los presentes de la Internacional. Subido en la escalera portátil de espaldas, Luis Asenjo España, entonces responsable del Movimiento ciudadano del PCE en Málaga capital y presidente de la asociación de vecinos de El Palo.La misma escena anterior, casi simultánea, aquí tomada por delanteDespedida de Manuel José por los cientos de acompañantes que pudieron penetrar en el interior del cementerio.Vecinos y parientes, dándoles emotivos adiós a Manuel José Caparrós.

La madre de Manuel José, Carmen Caparrós Cortés, no pudo contener tanto sufrimiento y emotividad y sufriría un desmayo en el entierro de su hijo. Tenía 45 años y moriría tres años después “de dolor” por el asesinato de su descendiente sin saber por qué y por quién. Según sus hijas, se le apreció al poco del entierro un cáncer.

A la finalización del entierro y cuando la marea humana salíamos de la plaza de la explanada del cementerio, a mi me pilló exactamente bajando por la Alameda del Patrocinio justo en su esquina con Alameda de Barceló, una falsa alarma de que la policía se aproximaba para cargar, hizo cundir el pánico entre los asistentes con carreras y caídas.

5 de diciembre entierro de garcía caparrós falsa alarma

Inmediatamente que acabó la ceremonia fúnebre empezaron carreras entre los que se disponían a abandonar pacíficamente el cementerio y aledaños por una falsa alarma. Fuente: Archivo del PCE. Donado por Tomás García García, diputado del PCE por Málaga en el Congreso.

Fui empujado por detrás y acabé a tropezones en el suelo, afortunadamente sin mayores consecuencias. Hubieron otros percances pero solo leves, gracias a que muy pronto fue frenada la estampida ante el grito unánime que pedía calma y tranquilidad.

La flecha señalando la esquina donde empieza la alameda Barceló hacia abajo y hace cruce con la alameda del Patrocinio que procede de la plaza del cementerio, donde caí al suelo empujado por los que venían detrás al cundir el pánico durante unos segundo ante la falsa alarma de que la policía se aproximaba para cargar. 

Al parecer, estando la sensibilidad a flor de piel, el ruido del tubo de escape sin silenciador de una moto asociado a la presencia de unos carteros uniformados habían originado esa falsa alarma.

Con los recuerdos aun caldeados por lo que había sucedido en la manifestación del día anterior, sumado a la indignación ante el asesinato de Caparrós, en ese instante vi en la acera de enfrente de donde me hallaba -existía un Café haciendo esquina entre la acera de la Alameda Capuchinos con la calle Santa María Micaela, donde a su comienzo se hallaba el cine La Fuente- a conocidos dirigentes de MC (Movimiento Comunista) y del PTE (Partido del Trabajo),  llamando a voces y haciendo gestos con las manos a manifestarse y seguir en marcha hacia el centro.

Me detuve en ese instante unos minutos para su observación, sin ocurrirme ni mucho menos sumarme a la misma. La indicación del PCE y CCOO, así como de la UGT y demás fuerzas con representación parlamentaria, era en absoluto propiciar motivo alguno para generar una nueva espiral de violencia, que además pudiera conducir a más provocaciones por parte policial o a peligrosas actuaciones aisladas auspiciadas por la extrema derecha gatillera.

Sí, en cambio, una vez que se formó e inició la marcha, atravesé la alameda de Capuchinos para comprobar cómo una minoría de los que habían estado en el entierro, aunque formada por varios cientos de personas, quizás dos o tres mil, formaban esa no prevista manifestación en dirección al Centro de la ciudad, perdiéndola de vista al fondo y de espaldas por la plaza de Capuchinos. Desde su inicio, los gritos predominantes eran: “¡¡¡Fascistas, vosotros sois los terroristas!!!” y ¡¡¡Disolución de los cuerpos represivos!!!

Ello hizo que tomara de inmediato la ruta hacia la sede del PCE para estar en comunicación con Juan Cañas y a la vez, poniendo en alerta también a Tomás García, de cara a hacer un seguimiento sobre lo que podía otra vez generarse esa noche si intervenía la policía.

Desde allí supimos que la manifestación llegó a través de la calle Dos Aceras hasta el Centro y que por mediación de un diputado del PSOE, quizás fuera Rafael Ballesteros, ante el Gobernador Civil, la policía que estaba concentrada en la plaza de la Marina y Alameda Provincial a la espera para disolverla, fue retirada en evitación de nueva confrontación, llegando la marcha pacíficamente, ya con velas y en silencio, y donde se había ido sumando más gentes en el recorrido, hasta donde se suponía que fue el disparo que mató a Caparrós, esquina de Alameda de Colón con Comandante Benítez, a espaldas del antiguo edificio del diario Sur, donde se volvió a homenajear al joven malagueño asesinado.

Hacia la misma esquina que había sido visitada por cantidad de malagueños desde que se tuvo conocimiento de que le ocurrió la tragedia a Caparrós, acabaría la marcha que desde la Alameda de Capuchinos se inició tras el entierro.

Pero, acabando ese acto con las gentes allí concentradas, al parecer, algunos provocadores de dudosa procedencia ideológica, se llegó a hablar que podían haberlo propiciado, aprovechando la pelotera de gentes y la oscuridad de la noche, individuos de la extrema derecha infiltrados, se especuló con Antonio Carballo de Fuerza Nueva, empezaron a incitar, vociferando: “¡¡Al cuartel!” “! ¡¡Al cuartel!!”…, consiguiendo que una parte de los allí concentrados se dirigieran a los escasos metros donde se hallaba el inmueble de la Policía Armada, esta vez, coreando: ¡¡Hermanos, nosotros no matamos!!...

Edificio ya rehabilitado donde estuvo el cuartel de la Policía Armada en Alameda de Colón. Foto del libro de Rosa Burgos.

Entonces, volvieron a encenderse todas las luces rojas de alarma. La unidad especial de antidisturbios que estaba recién llegada de Linares, como aviso de lo que pudiera ocurrir el día siguiente en la huelga general convocada; sin ningún miramiento, salió tras la puerta de entrada del cuartel y comenzó una brutal intervención contra los presentes, y más allá, contra los que aún se hallaban en la esquina de Comandante Benítez rindiendo homenaje a Caparrós. Málaga volvió de nuevo a explosionar.

Esa noche volvió a ser terrible por los disturbios que se sucedieron durando aún más tiempo y de una forma más extendida incluyendo casi todos los barrios y con mayores daños materiales que la anterior.

Policía atacando a grupos que empezaron a hacer guerrilla urbana.

Antidisturbio disparando cuanto se moviera aquella noche, mientras por la emisora interna de la policía se oía la instrucción de dar lo más duro posible.

Botes de humos cayendo y volando por todas partes contra quien se encontrara en la calle por el motivo que fuera.

Antidisturbios por calle Larios pasando por escaparates con las lunas rotas.Escaparate comercial del Centro destrozado.

Coche atravesado en calle Carretería

Con orden de aporrear fuerte a cuantos estuvieran por las calles, el conflicto adquirió tintes más que inquietantes. Calle Larios y sus aledaños volvieron a ser pastos de la ira, apareciendo barricadas en numerosos puntos de la ciudad, como en las calles Mármoles y Carreterías, o los barrios de la Trinidad y Carretera de Cádiz, asimismo incluía varios conatos de incendios, en bancos y en la sede de Fuerza Nueva.

Aquella noche cuatro miembros de Fuerza Nueva saliendo de su sede en la céntrica calle Tejón y Rodríguez, avisados previamente de que la policía tenía orden por la superioridad de registrarla, tiempo en el que sucedió un conato de incendio en su interior.

Noche atroz que auguraba una huelga general para el día siguiente de lo más caliente y con un seguimiento generalizado. Precisamente las propias detonaciones procedentes de la policía eran las que contribuían a extender el pánico para que no hubiera nadie que se atreviera a salir a la calle al día siguiente para ir a trabajar, más teniendo en cuenta que el que menos había estado presente o le había sido comunicado por algún allegado la despiadada represión policial que hubo para disolver la manifestación del domingo cuando transcurría de forma festiva y pacífica hasta entonces.

O sea, otra larga noche nos tiramos en la sede de calle Salitre recibiendo información de lo más preocupante sobre lo que iba sucediendo, sin que esta vez se nos ocurriera montar ningún dispositivo discreto en la calle para hacer ningún seguimiento sobre la violencia que se desarrollaba, más, cuando nos llegaban noticias de que los escasos coches que circulaban por el asfalto eran parados, registrados y apenas resultaran sospechosos sus ocupantes, según olfato policial, aporreados y rotos sus cristales. AÑOS ANTES EN MÁLAGA, Y ANDALUCÍA SE LLEVABAN MUCHAS  LUCHAS POR EL PAN TRABAJO LIBERTAD Y AMNISTIA,…LA CLASE OBRERA ESTABA BIEN APRENDIDA, AÑOS ANTES, HICIMOS UNA JORNADA CONTRA LA SUBIDA DE PRECIOS,…EL 5 DE MARZO DE 1.975, SI MAL NO ME ACUERDO,…EL PUEBLO SE HECHA A LAS CALLES,…ESE 4 DE DICIEMBRE DE 1.977 PORQUE PENSABAN QUE CON LA AUTONOMÍA SE VIVIRÍA MEJOR EN ANDALUCÍA,…¡¡. YO POR AQUÉL ENTONCES MILITABA EN EL PC-UR, DONDE NO QUERÍA AUTONOMÍA,…Y PEDIMOS LA ABSTENCIÓN EN EL REFERÉNDUM DEL 28 DE FEBRERO DE 1.978,…¡¡. HICIMOS CAMPAÑA CONTRA LA AUTONOMÍA, NO FUIMOS A LA DEL 4 DE DICIEMBRE, PERO ESTABA INFORMADO,…EN CASA DE MIS PADRES, CON MIS HERMANOS OÍAMOS UNA ANTIGUA RADIO, CON ANTENA DE CABLE,…COGIMOS UNA EMISORA DONDE SE ESCUCHABA A LOS JEFES DE LA POLICÍA NACIONAL DE DAR INSTRUCCIONES A MATAR,…A LAS GENTES,… PERO CUANDO LA REPRESIÓN Y MUERTE DE CAPARRÓS, POR CIERTO VECINO DE LA BARRIADA DONDE ME CRIÉ,…Y VECINO DE UNA TÍA MATERNA,…HICIMOS OCTAVILLAS CONTRA LA REPRESIÓN,…FUIMOS AL ENTIERRO,…Y POR MUY POCO CASI SE ASALTA EL CUARTEL DE LA  POLICÍA NACIONAL, EN CALLE ALAMEDA DE COLÓN,…¡¡. PARALELA AL CAC, CENTRO DE ARTE CONTEMPORÁNEO,…¡¡. EN:http://biblioteca.andalucia.ccoo.es:8080/intranet-tmpl/prog/local_repository/documents/23916_16190.pdf.   APARECE ESTO: …//…

TERCERA PARTE NUEVOS PROTAGONISTAS, MISMAS REIVINDICACIONES 

Capítulo 1. De la caída de 1970 a la muerte de Franco 1. La reorganización del PCE (1971-1975) …………………………………………………………267 2. Del periodo de indefinición a la creación de las Comisiones Obreras de Empresas y Ramos (1970-1972) …………………………………………………………………….293 2.1 Las elecciones sindicales de 1971 como plataforma para la acción……………………..301 2.2 Hacia la construcción de las Comisiones Obreras de Empresas y Ramos…………304 3. Bandera Roja entra en escena …………………………………………………………………………310 4. La otra “izquierda revolucionaria” malagueña (1971-1975)…………………………………313 4.1 El Partido Comunista de España Marxista Leninista [(PCE(ml)]………………….316 4.2 El Partido Comunista de España (internacional), luego PTE………………………..327 4.3 El Movimiento Comunista de España (MCE) ……………………………………………338 5. La reactivación del conflicto social: 1971-1975 …………………………………………………345 5.1 De las Comisiones de Maestros al movimiento de los PNNs…………………………362 5.2 El sector de la construcción ………………………………………………………………………366 5.3 El sector de la hostelería …………………………………………………………………………..370 

5.4 La Jornada de Lucha del 5 de marzo de 1975……………………………………………………………………………….. 376 

5.5 La Jornada de Lucha del 9 de julio de la Junta Democrática ………………………….380 6. Las pugnas partidarias por la hegemonía en movimiento obrero malagueño …………385 7. La elecciones sindicales de 1975: el impulso de las Comisiones Obreras malagueñas ……………………………………………………………………………………..393 8. De las Comisiones Campesinas a las Comisiones Obreras del Campo …………………396 9. El Movimiento Democrático de Mujeres (MDM) ……………………………………………407…//…

  Alfonso Martínez Foronda  Pág.376 
5.4. De la Jornada de Lucha del 5 de marzo de 1975 
El último año de la vida del dictador, la resistencia antifranquista en general, y las CC.OO. en particular como principal fuerza social, lo centrarán en tres temas: la lucha contra el paro, contra la carestía de la vida y en torno a la amnistía. Son numerosos los documentos en toda Andalucía donde las autoridades locales comunican a los gobernadores civiles la profusión de propaganda clandestina o las pintadas que, inmediata y celosamente, era recogida o borrada para no dejar rastro. En primer lugar, la dimensión del problema del paro a mediados de los setenta será una de las fuentes recurrentes de los conflictos que se inician a finales de 1.974 y se acrecientan en los primeros meses de 1.975 hasta llegar a la fecha emblemática del 1 de mayo. En Málaga se calcula que, a mediados de los setenta, había en torno a 70.000 parados, casi un 40 por 100 de la población activa y, de ellos, 20.000 no cobraban siquiera subsidio de desempleo y otros tantos ya habían agotado su tiempo de prestación y no tenían derecho a ello. Un drama social que será canalizando desde las Comisiones Obreras bien animando la creación de Comisiones de Parados, bien realizando convocatorias generales donde la lucha contra el paro se convertía en la pieza fundamental de la reivindicaciones. Las Comisiones de Parados se irán creando desde 1.974 a 1.975 en muchas provincias andaluzas como Cádiz, Sevilla, Córdoba, Granada y, por supuesto, Málaga. En casi todas ellas el sector predominante, por ser el más castigado, será el de la construcción, y en Cádiz, por la especificidad de la industria de su bahía, se le sumará también el del metal. Todas estas Comisiones de Parados irán surgiendo entre 1.974 y 1.975 sobre asambleas más o menos permisivas que se hacían en el seno del propio sindicato vertical, excepto en Málaga que nace clandestinamente en los barrios obreros a tenor de las dificultades para poder reunirse en los locales del sindicato franquista. Aunque estas asambleas de parados tuvieron cierta aceptación entre los dirigentes de las CC.OO. de casi todas las provincias, en Málaga, sin embargo, la apuesta por este tipo de organización de parados no fue tan nítida, aunque entre sus dirigentes contaran con elementos destacados de las propias CC.OO. malagueñas como José A. Jiménez Gálvez, “Nono”. Y esos reparos tenían, entonces, dos justificaciones: primero, porque estas Comisiones de Parados estaban instrumentalizadas por partidos políticos minoritarios de la llamada “izquierda revolucionaria” como Bandera Roja, en el caso de Málaga; y, en segundo lugar, porque la experiencia les fue enseñando que cuando un dirigente encontraba trabajo se descabezaba la dirección de ese movimiento. Por ello, las CC.OO. en general dejarán de atenderlas paulatinamente, como articulación específica, a los pocos años de iniciarse esa experiencia. A partir de que la opción de las CC.OO. liderada por Francisco Trujillo fuera mayoritaria en 1.975, optaron por conectar el problema del paro con todos los ramos y que cada uno de ellos asumiera ese problema dentro de su propio sector.796 796 
Entrevista a Francisco Trujillo Villanueva, en AHCCOO-A. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 
La resistencia malagueña durante la dictadura franquista. En todo caso, las reivindicaciones de esas Comisiones de Parados fueron, además de las inherentes a ese colectivo (creación de empleo, mayor cobertura del subsidio de desempleo, supresión de los destajos y las horas extras, aumento salariales o reducción de jornada, entre otras), las de acceder al Instituto Nacional de Previsión para vigilar tanto el reparto del empleo como la concesión del subsidio, habida cuenta de las numerosas irregularidades que se observaban.797 La lucha contra el paro, contra el cierre de empresas o por la negociación colectiva, provoca en Málaga, durante primer trimestre de 1.975, una serie de movilizaciones que reactivan el conflicto social. En enero continuaba la huelga de la aceituna en Villanueva de la Algaidas en protesta por la postura empresarial de seguir pagando por kilo recogido lo mismo que el año anterior y seguían la estela del conflicto en ese mismo sector que se había iniciado en diciembre de 1.974 en la comarca de Antequera y donde habían conseguido aumentos salariales importantes para el salario de hombres y mujeres. Todavía en febrero se mantendrá el conflicto y tres centenares de trabajadores se manifestarán por el pueblo reivindicando 500 pesetas para el hombre y 400 para la mujer por jornal;798 a mediados de mes, se produce un paro de 3 horas en los autobuses Portillo para reivindicar un nuevo convenio colectivo.799 Ya el 11 de febrero Citesa volverá a reivindicar un nuevo convenio colectivo con una asamblea masiva en el vertical que venía precedida de paros parciales en la empresa y el 18 de abril se inicia una huelga que luego se hizo intermitente a partir del día 24, a la esperar de una reunión para el nuevo convenio colectivo;800 el 12 de febrero los trabajadores de la VERS protagonizarán un encierro en la Delegación de Sindicatos por el cierre de su empresa, que se hará efectiva, definitivamente, el 21 de marzo de 1975, después de doce años de lucha para su supervivencia;801 y, en el sector de la construcción, las movilizaciones que hemos señalado, anteriormente, desde comienzos de ese mismo año y que tendrán su mayor eclosión a mediados de febrero con varios miles de trabajadores en la calle. De otra parte, en la universidad las facultades de Económicas y de Letras volverán a protagonizar conflictos desde enero con la sentada de un millar de estudiantes en La Alameda reivindicando que la Diputación cediese el local del Colegio de San Agustín para una nueva Facultad, al tiempo que emprenden una huelga indefinida; 
José A. Ruiz Muñoz, El movimiento obrero en Málaga…, op. cit. pp. 94-96. Venceremos, nº 3 de marzo de 1975, p. 9. Venceremos, nº 2 de febrero de 1975, pp. 4-5. 800 Venceremos nº 5 de mayo de 1975, p. 3.  
Una resolución de la Dirección General de Trabajo de 6 de marzo ponen fin a los 52 años de existencia de esa emblemática empresa malagueña. En esos momentos quedaban 102 trabajadores. Detrás del cierre estaban sus 86.800 metros cuadrados, junto al mar y a escasos metros del centro de la ciudad. Pero también hay otras empresas que desaparecen en esa misma zona como…//… 
Ruperto Higton, …//…Talleres Ojeda, Castel, Óxido Rojo, Suburbanos, Industria Malagueña, Van Dulken, San Carlos o Teillefer, entre otras. Y, detrás de todo ello la revalorización del suelo para la especulación. Para el cierre de la VERS,…//… 
véase José A. Ruiz Muñoz, El movimiento obrero en Málaga…, op. cit. p. 64. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 
Alfonso Martínez Foronda 
…//…por su parte, en Económicas los estudiantes piden la expulsión o dimisión de determinados profesores por sus enseñanzas obsoletas o su autoritarismo, al tiempo que su Claustro mayoritariamente la petición pública de amnistía para los presos políticos y exiliados. Los PNNs de enseñanza secundaria irán a la huelga entre el 11 y el 13 de febrero pero con resultados dispares, siguiendo una convocatoria a nivel nacional. Todas estas movilizaciones, que se multiplican en el resto del país, desde comienzos de 1.975, así como la evidente descomposición del régimen con fisuras internas cada vez más ostensibles, llevan a algunas organizaciones antifranquistas a la percepción de que -como expresa Voz Obrera en su editorial de enero de 1975- “estamos en unos momentos acelerados que precipitan el fin de la Dictadura”. Sin embargo, no todas las organizaciones antifranquistas malagueñas estarán de acuerdo en el formato de la movilización, porque mientras para unas, como Bandera Roja, hay condiciones para convocar una jornada de lucha general –lo más próximo a una huelga general-, para otras, como el PCE, no existirían todavía las esas condiciones objetivas y su posible fracaso mostraría sus debilidades innecesariamente. En ese contexto, se forzará desde el sector de Bandera Roja en CC.OO. la convocatoria de la jornada del 5 de marzo que ya se anuncia a comienzos de 1.975. Una convocatoria con un lema único: “Contra el paro, la carestía de la vida y por las libertades políticas y la amnistía”, que desde esa organización también se extenderá a otras provincias como Almería, Granada o Sevilla. Excepto en esta última, donde tiene alguna implantación en algunos sectores y, aun así, minoritaria, en el resto de provincias es una fuerza testimonial y, desde luego, sin comparación con Málaga donde son más fuertes. Esto volvía a demostrar, según algunos militantes del PCE, que se trataba de una decisión política y no estrictamente sindical.804 Para Bandera Roja, en todo caso, el éxito de la jornada de lucha pasaba por aglutinar en la convocatoria a la mayor parte de la resistencia antifranquista malagueña y, para ello, se constituirá un Comité Unitario del que formarán parte, inicialmente, las CC.OO de Bandera Roja, un comité en la Universidad (profesorado y alumnado) y algunos partidos políticos de la “izquierda revolucionaria” como la propia Bandera Roja, la Oposición de Izquierda del Partido Comunista de España (OPI) y el PCE (i). La división estará servida y no formarán parte del mismo ni el PCE, ni la parte mayoritaria de las CC.OO ya esos momentos, ni organizaciones del arco socialista, -aunque el PSOE era prácticamente inexistente-, pero tampoco otras organizaciones minoritarias de extrema izquierda como el MCE, el PTE, la OICE o la LCR. Por tanto, el nacimiento del Comité Unitario traducirá las diferencias internas en el seno de la oposición antifranquista malagueña, muy fragmentada, pero también en el interno del propio comité unitario aflorarán las tensiones entre las organizaciones, hasta el punto de que un día antes de la jornada de lucha se retirarán del mismo el…//… 
Venceremos, nº 2 de febrero de 1975, pp. 4-5. 803 En Voz Obrera, nº 20 de enero de 1975. 804 Véase entrevista a Francisco Trujillo Villanueva o Antonio Ruiz Moreno, en AHCCOO-A. Libro Resistencia.indd 378 27/01/17 13:02 La resistencia malagueña durante la dictadura franquista
…//…  PCE(i) y la OPI. Pero si hay un escenario en el que afloran esas diferencias internas es en el seno de algunas empresas y, especialmente, en Citesa, donde confluyen las dos organizaciones que se disputan la hegemonía en el seno de las CC.OO. Allí, tras unas “fuertes discusiones en la asamblea”, y debido, según la corriente de O.C. de E. (Bandera Roja ), a que “una serie de personas” se han dedicado a “sembrar el miedo y la confusión” – aludiendo al PCE- no se aprueba el paro para esa jornada de lucha y se queda en un apoyo solidario, sin más. Además de las diferencias internas en la propia oposición antifranquista, la jornada de lucha también tendrá una respuesta desde los sectores más reaccionarios del régimen, que tienen la percepción de que la oposición se está ensanchando y que aumenta su apoyo e influencia entre más sectores sociales. Por ello, y a la defensiva, tratarán de minimizar el impacto de la jornada de lucha, previamente, saliendo a la palestra el propio Gobernador Civil, José María Aparicio Arce que repudia los preparativos de la jornada de lucha, advirtiendo de los peligros que conllevaba para intimidar a la población y a los trabajadores y trabajadoras. Pero además, desde la extrema derecha (afines al ex ministro falangista José Antonio Girón “el león de Fuengirola” y seguidores de Blas Piñar como Francisco Cabeza López, “Pancho” que era Jefe del Movimiento en Málaga) se planificará una campaña de desprestigio entre los medios de comunicación y a través de octavillas, unas sin firmar y otras desde organizaciones fantasmas con un claro tinte anticomunista y contra CC.OO. Con un lenguaje descarnado y demagógico, volverán al viejo tópico del comunismo internacional que, detrás de todas las movilizaciones, pretende implantar en España una dictadura soviética. Y, más allá de ello, lanza insidias tan chabacanas que, por ridículas, muestran el verdadero rostro de la extrema derecha dispuesta a todo con tal de mantener ese régimen a la deriva. Así, en unos de los panfletos se acusa que la huelga del 5 de marzo la han pagado dos empresarios de la construcción, que en el encierro de los trabajadores de la construcción del 13 de febrero, además de los obreros había estudiantes y, literalmente, “…DOS CURAS Y TRES MONJAS, los curas para ayuda espiritual, pero ¿y las monjas”?. Los resultados de la jornada de lucha traducen, y eso sí era importante, la división en el seno del movimiento obrero, siendo elocuente que ni Citesa ni Intelhorce hayan ido al paro y se quedan en una mera solidaridad verbal con la misma. 
Más allá del balance optimista que ofrece Voz Obrera, como portavoz del sector de CC.OO de Bandera Roja, ( POSTERIORMENTE SE CREA LA TENDENCIA COMUNISTA DE CC.OO. DE O.C. BANDERA ROJA Y DEL PC-UR,…¡¡ Lmm.) y el negativo de los medios de comunicación que la califican de…//… 
Véase el monográfico de Voz Obrera nº 23, de 23 de abril de 1975, relativo a la cronología y los resultados de la Jornada de Lucha del 5 de marzo de 1975. 806 En Voz Obrera, nº 23, de abril de 1975. 807 Diario Sur, 1 de marzo de 1975, p. 3 y 8 de marzo de 1975, p. 1 para la valoración de la movilización. 808 Uno de los panfletos venían firmados por un “Comando Especial Antihuelga” y otro por “Acción Sindicalista. Grupo Intelhorce”, en José A. Ruiz Muñoz, El movimiento obrero en Málaga…, op. cit. pp. 256-257 809 En José A. Ruiz Muñoz, El movimiento obrero en Málaga…, op. cit. pp. 256-257. Libro Resistencia.indd 379 27/01/17 13:02 Alfonso Martínez Foronda 380 “fracaso”, realmente, sólo algunas empresas la secundaron de alguna forma: hubo paros en varias obras, los Talleres del Viso trabajaron a bajo rendimiento, hubo paros en Lajaby y Talleres Marcelino, un paro de media hora en la Fábrica de Camisas, Confecciones Marcelino y cerraron algunos comercios de la Trinidad y en el Palo, así como inasistencia a clase en algunas facultades y en el Colegio Universitario.810 Pero, además, tampoco se registraron concentraciones o manifestaciones fuera de los centros de trabajo, de forma que la jornada transcurrió dentro de una cierta normalidad. De la misma forma y aún con mucha menos incidencia, es decir, casi testimonial, se desarrollaron las jornadas de lucha similares en Almería, en el Campo de Gibraltar o en Sevilla que mostraban la verdadera fuerza de OCE-BR, en esos momentos, en el seno del movimiento obrero andaluz y malagueño en particular. Con esta jornada de lucha se escenificaba una división importante en el seno del movimiento obrero malagueño entre las distintas CC.OO que funcionaban casi de forma paralela, las de OCE-BR y las del PCE y, por supuesto, entre las organizaciones del arco comunista y, especialmente, entre el PCE y OCE-BR. No hay más que cotejar la opinión del PCE sobre el fracaso de esta jornada de lucha –y los reproches de Bandera Roja sobre el anterior al que culpa de boicotearla- para comprender que en esos momentos era sumamente complicado aglutinar a toda la oposición antifranquista ante un objetivo común.Y, para mostrar esa división, no hubo que esperar mucho tiempo, ya que en tensa Asamblea de CC.OO de Portada Alta del 25 de marzo, como hemos señalado, aflorarían todas estas desavenencias que se habían ido acumulando en los últimos años, en un pulso definitivo entre las organizaciones que las componían que acabará dirimiéndose a favor del PCE.   “” SI MAL NO ME ACUERDO EN UNA ASAMBLEA CELEBRADA EN PALMA-PALMILLA, EN UNA IGLESIA,…SE CELEBRÓ, UN CONGRESO, DONDE EN LE MISMO, SE EXPULSÓ A LOS CRÍTICOS DE CC.OO. PERTENECIENTES A OCB BANDERA ROJA,…ÉSTA ÚLTIMA QUERÍA QUE CC.OO. SIGUIERA SIENDO UN MOVIMIENTO POLÍTICO SOCIAL Y OTRAS CUESTIONES, COMO EL CARÁCTER REVOLUCIONARIO DE LAS MISMAS,…¡¡, Y LOS DEL PCE, QUERÍAN CONVERTIRLA EN UN CLÁSICO SINDICATO OCCIDENTAL,…”” .DESTACO COMO OCE ( BANDERA ROJA ), Y LUEGO PC-UR, CREARON LA TENDENCIA COMUNISTA DE COMISIONES OBRERAS, IMPLANTADAS EN E METAL, CONSTRUCCIÓN, HOSTELERÍA,…Y YO EN OFICINAS Y DESPACHO, CON POQUÍSIMA INCIDENCIA,…AUNQUE EL SECTOR SE MOVILIZÓ,…CONTROLADO POR CC.OO. DEL PCE Y EL SINDICATO VERTICAL DE OFICINAS Y DESPACHOS,…ESTAS MOVILIZACIONES Y NEGOCIACIONES CONSIGUIERON UN CONVENIO DONDE SE AUMENTÓ EL SUELDO MENSUAL CASI DEL ORDEN DEL 100 POR CIENTO,…PASANDO DE UN SUELDO DE 8.500 PESETAS EL DELINEANTE Y PASAR A 15.000 PESETAS MENSUALES Y OTRAS REIVINDICACIONES,…Es de destacar que este sector laboral era y es muy pequeño burgués,…y que a este sector tanto OCE ( BANDERA ROJA ) COMO PC-UR no les hacían ni caso,…que no interesaba dedicarle esfuerzo alguno,…En la empresa que trabajaba por esas fechas, que estaba formada por tres arquitectos, uno de ellos militante del PSUC –Javier Martín Malo, que colaboraba algo ¡¡, con la organización comunista Bandera Roja, aquí en Málaga, que yo sepa –; hicimos una huelga de una semana, de brazos cruzados,…mi organización ni caso,…casi se reían de mí,…no valía para nada la lucha en ese sector, decían,…¡¡. Pues bien, conseguimos el doble de jornal,…A la vez,…pasado unos dos años,…el jefe de estudio de dicha empresa ( Un tal Bartolomé ) planteó a la jefatura, “o Luciano o yo,…vaya que quería largarme,…”. Por esas fechas se dio una crisis económica, la del petróleo de 1.973-74, que afectó mucho al sector de la construcción,…hubo reducción de plantilla,…y yo pasé al desempleo, pero que una vez terminado me incorporaría a mi puesto de trabajo,…pero no pudo ser,…ya que yo tenía responsabilidades en el Partido y no podía dejarlas, me ocupaban todo el tiempo del mundo,…–Lmm.  //

(((5.5. La Jornada de Lucha del 9 de julio de 1975 de la Junta Democrática

Tras la jornada de lucha se mantuvo una cierta conflictividad con los PNNs de la Universidad con una huelga que comenzó el 24 de abril de 1.975 y afectó a todas las facultades. Algunas, como Ciencias, sin embargo, acordaron paros intermitentes, superando las presiones de su Decano, Marín Girón, que los amenazó, según Venceremos, con sanciones. Todos ellos pedían aumentos salariales, un contrato laboral, el levantamiento de sanciones y un sistema de contratación democrática. A pesar de la reunión que una comisión negociadora tuvo con el entonces Subsecretario de Educación, Federico Mayor Zaragoza, no hubo resultados positivos e, incluso, denunciarán la actitud de éste que no sólo no atendió su petición de levantar las sanciones, sino que incluso “tuvo el cinismo con poner sanciones en vez de levantarlas” advirtiéndoles –según Venceremos- que no era justo que a los PNNs de Instituto se les sancionara y los de la Universidad quedaran inmunes.

La incidencia de la Jornada de Lucha, en Voz Obrera nº 23, de abril de 1.975. Véase la revista, Venceremos, Órgano del Comité Provincial del PCE de Málaga, de abril de 1.975, p. 9, sobre la jornada del 5 de marzo. Venceremos, nº 5 de mayo de 1.975, p. 4. Libro Resistencia.indd 380 27/01/17 13:02 La resistencia malagueña durante la dictadura franquista

La enseñanza privada, por su parte, comenzará a moverse en torno al cambio de las ordenanzas laborales del sector, por un nuevo convenio colectivo y la necesidad de participar en las nuevas elecciones sindicales de 1.975. Aunque le piden al representante del vertical, Rafael Merino García, una asamblea, su desplante hacia los 25 enlaces sindicales que le entregan el 28 de abril un pliego de 300 firmas de los trabajadores del sector, comienza atendiéndolos en un pasillo, se niega a que se convoque una asamblea e, incluso, los amenaza e insulta.813 Rafael Merino es a la sazón presidente de la UTT del Sindicato de enseñanza y del Consejo de Trabajadores, pero también Procurador en Cortes y uno de los “jefes” de Reforma Social Española que, como buen verticalista, seguirá defendiendo los intereses de la patronal de la enseñanza privada. El desplante de Merino provocará que los profesores hagan varias concentraciones ante el vertical en mayo y convoquen una asamblea el 28 de mayo donde hace acto de presencia la BPS que, para intimidarlos, pide el DNI y la acreditación de profesor. Merino se encargará de dinamitar la asamblea preparando a un pequeño grupo que a modo de claque interrumpirá las intervenciones de algunos profesores y aplaudirá las descalificaciones que Merino hacía de quienes reivindicaban mejoras para el sector. En la medida en que avanza el año, la siguiente actuación de la oposición antifranquista que pretendía movilizar a la sociedad malagueña será la convocatoria del 9 de julio de 1.975, auspiciada por la Junta Democrática, “Contra el paro y la carestía, por la amnistía y la libertad”. La Junta Democrática de Málaga, que se había constituido poco después de la nacional, había elaborado un primer manifiesto a finales de 1.974 que reproduce literalmente los once puntos del nacional, reivindicando la formación de un Gobierno provisional que recuperara las libertades democráticas básicas (legalización de partidos y sindicatos, libertades de expresión, reunión, huelga, manifestación, etc.), la independencia y unidad jurisdiccional de la función judicial, la separación iglesia-estado, la integración de España en las Comunidades europeas, entre otras. Y le prestaba especial atención a la lucha por la amnistía de “todas las responsabilidades por hechos de naturaleza política y la liberación inmediata de todos los detenidos por razones políticas o sindicales”. Será la amnistía uno de los puntos sobre los que pivote, en el caso de Málaga, gran parte de las movilizaciones que empiezan a trazarse desde comienzos de 1.975 y que tendrán su máxima expresión, antes de la muerte de Franco, en la movilización del 9 de julio de ., convocada por la Junta Democrática. La amnistía era el segundo punto de la plataforma reivindicativa de la Junta y no lo era por casualidad, sino porque en torno a ella se podía aglutinar a todos los militantes antifranquistas que habían luchado contra la dictadura y, fundamentalmente, porque era la síntesis de su política estratégica de reconciliación nacional aprobada en 1.956 y del Pacto por la Libertad de 1.972. Los comunistas malagueños seguían afirmando taxativamente, casi dos décadas después de aprobarse una política

Venceremos, nº 5 de mayo de 1975, p. 5. Venceremos, nº 6 de junio de 1975, pp. 6-7. Libro Resistencia.indd 381 27/01/17 13:02 Alfonso Martínez Foronda  

de reconciliación nacional, que la amnistía suponía la base” de esa reconciliación nacional, porque era necesario sepultar definitivamente “el espíritu de la guerra civil”, al tiempo que la conquista de las libertades democráticas pasaba “no sólo por enterrar el pasado de división, sino también por garantizar un futuro de convivencia plural y pacífica, un futuro democrático para todos”. Aunque desde el momento en que se constituye firman un comunicado donde se recogen los puntos programáticos y hace un llamamiento a los grupos políticos y sociales para que se unan a la misma, sin embargo, la Junta Democrática partía de una serie de problemas importantes que no le permitió desarrollar acciones contundentes en toda su andadura. Por una parte, la poca convicción de los carlistas que, poco más tarde, se retiran; de otra, la disputa interna en el seno de los partidos a la izquierda del PCE (MCA, PTE o BR) para tomar su hegemonía y que fue constante entre 1.974 y 1.975, hasta el punto de que si a nivel nacional OCE-BR sí formó parte de la Junta, en Málaga, por el contrario, no estuvieron de inicio; de otra, la confrontación interna en las CC.OO malagueñas entre las que auspiciaban el PCE y las de OCE-BR e, incluso, las del PTE; de otra, la escasa o nula implantación de otras organizaciones en la sociedad malagueña y, finalmente, la confrontación de los primeros militantes del PSOE como Antonio Nadal Sánchez y Carlos Sanjuán con el propio PCE también por arrebatarle la hegemonía en la izquierda, ya que hasta entonces había sido inexistente. Un PSOE, que para no aceptar la hegemonía del PCE, crea la suya propia, Plataforma de Convergencia Democrática, en la que está también el MCA y que, en muchas ocasiones, adoptaba posiciones más radicales que las del PCE para remarcar sus diferencias. A ello había que sumar las diferencias internas en el PCE sobre lo que debía ser ese instrumento unitario. Por todo ello, la Junta Democrática no podía más que limitarse a determinados debates internos y la difusión de algunos comunicados, pero sin que pudiera movilizar efectivamente a la sociedad malagueña para acelerar el fin del franquismo. Y, cuando lo hizo, en la Jornada de Acción Democrática del 9 de julio de 1.975, no tuvo el seguimiento esperado, aunque las fuerzas que la componían en esos momentos (PCE, CC.OO, OPI, PTE y OCE(BR) hicieran llamamientos al respecto. Primero porque en el mismo seno de la Junta Democrática no se estaba de acuerdo con la fecha (la Universidad cerrada, vacaciones en las empresas o, simplemente, inadecuada en un sector tan importante como la hostelería), el poco tiempo para prepararla y la escasez de efectivos para ello. En ese sentido, se creó una comisión compuesta, entre otros, por Ignacio Trillo, Antonio Moreno Fleitas o José Miguel Hermoso, entre otros, es decir, que el peso recayó sobre militantes de la Universidad y de las JJ.CC. Es decir, que el trabajo recaerá más sobre el partido y no sobre el movimiento obrero, con lo que todo debía limitarse a acciones que tuvieran alguna relevancia mediática, más que sobre un trabajo previo de concienciación en el seno de las empresas. En ese sentido, y a modo de intra

Venceremos, nº 2 de febrero de 1975, p. 9. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 La resistencia malagueña durante la dictadura franquista 

historia, habían previsto paralizar de alguna forma Málaga en su red de transporte y se dotan de una mínima logística para ello: alquiler de un piso franco para evitar alguna caída, donde se elaboraba y desde donde se repartía propaganda, la compra de cadenas para cortar la circulación en lugares estratégicos o captar a una decena de transportistas de cemento para tirar hormigón en los lugares céntiricos (desde Larios hasta la Plaza de la Marina y Tomás Heredia). Sin embargo, y como ocurre en estos casos, una chica de las JJ.CC fue detenida cuando repartía propaganda y tuvieron que quitar de en medio todo lo que había en el piso franco. Las cadenas se perdieron y tampoco se pudo contar con los transportistas, así que todo se limitó al reparto de propaganda y al apoyo que recibió de sesenta enlaces sindicales –una cifra ciertamente irrisoria-, algunos minutos de silencio en empresas como Citesa o Intelhorce o menos afluencia en el mercado en el resto, pero no hubo seguimiento alguno y ni el transporte, ni los mercados de abastos se vieron afectados seriamente.816 A lo más que se llegó fue a celebrar una manifestación, por la tarde, que salió de la Plaza Uncibay y que contó con presencia de todos los miembros de la Junta Democrática, de dirigentes obreros, profesionales y estudiantes que, en torno a los tres centenares de personas, y a modo de salto, y andando deprisa, recorrieron las calles céntricas al grito de “Amnistía, libertad”, sin que hubiera detenciones. Días más tarde la Junta Democrática volvía a hacer un llamamiento nacional por la amnistía y contra la pena de muerte con motivo de las condenas a muerte de los miembros de ETA y del FRAP, aunque no tuvieron seguimiento en la calle, excepto la profusión de propaganda y pintadas en la ciudad. Y, luego, ya consumadas las ejecuciones, proliferó la propaganda del MCE y del PTE en toda la provincia, denunciándolos como asesinatos, así como la del PCE pidiendo el cese de la represión. De ahí hasta la muerte de Franco el 20 de noviembre de ese año no habrá más movilizaciones importantes, excepto la manifestación que el propio régimen organiza como desagravio a las injerencias extranjeras por las protestas internacionales contra las penas de muerte, las últimas, que firmaría el dictador. La solidaridad como prolongación del conflicto social La recuperación del movimiento obrero malagueño desde 1.972 no sólo se percibe por el número y envergadura de los conflictos en sí, sino también por la extensión de los mismos a otras empresas y a otros sectores sociales. Las huelgas de Citesa e Intelhorce de 1.973 y 1.974 constatan esa recuperación tanto por la participación de los

Valoración de la jornada en Encarnación Ruiz Galacho en su reciente investigación,”Las Comisiones Obreras en Málaga…, op. cit. p. 390 y Carmen García Ruiz, Franquismo y transición…, op. cit. pp. 211-212. Notas informativas del SIGC de 16 de julio, 29 y 30 de agosto de 1.975 en las se da cuenta de octavillas lanzadas por diversas organizaciones, pintadas del MCE en Archivo de la Subdelegación de Gobierno de Málaga. 818 Notas informativas del SIGC de 30 de septiembre de 1.975, Venceremos nº 10 de octubre de 1975 y Voz Obrera nº 25, de octubre de 1.975. Libro Resistencia.indd 383 27/01/17 13:02 Alfonso Martínez Foronda 

trabajadores de las mismas, como por la solidaridad que han desencadenado entre la sociedad malagueña. No en vano, las propias Comisiones Obreras malagueñas, ya lo reflejan tras el conflicto de Intelhorce de 1.973: “Solidaridad que se ha manifestado y materializado en paros de otras empresas, concentraciones en los organismos oficiales, sentadas, recogidas de dinero, llevando comida… Por primera vez la clase obrera malagueña después de la guerra civil ha dejado sentir la fuerza de la solidaridad con sus hermanos de clase”. Este recurso, que había utilizado CC.OO. desde su nacimiento en 1.962, pretendía imprimir a los conflictos un carácter de lucha colectiva en la que debían participar no sólo otras empresas, sino todos aquellos colectivos sociales o a título individual que permitiera ampliar la base de la resistencia antifranquista. Para hacerla efectiva, se crearán los Comités de Solidaridad, formados por militantes de partidos clandestinos y de organizaciones cristianas progresistas que tendrán un funcionamiento autónomo y unitario. Los comités se distribuirán el trabajo por barrios y empresas para buscar el apoyo de otros colectivos o sectores sociales, pero también para recaudar dinero o difundir el conflicto entre la sociedad. La solidaridad comienza entre las mismas empresas que hacen asambleas, paros o escritos de solidaridad con la empresa en conflicto. Así la huelga de Intelhorce de 1.973 contará con actos solidarios de otras empresas como Citesa, Confecciones Sur, Confecciones Marcelino, Hospital Civil, Sofico, Finanziauto y algunos hoteles o en determinados tajos de la construcción que hicieron asambleas y paros para acompañar el encierro en la catedral de agosto de ese año. La misma Citesa, durante su conflicto en 1.974, contará con la solidaridad de Siemens, Tamese, Confecciones Marcelino, Hospital Civil o la Universidad, entre otras, que volverán a realizar acciones similares. La primera expresión de la solidaridad de clase consistía en crear cajas de resistencia para los trabajadores en huelga, a fin de mantener durante más tiempo el conflicto y aguantar los embates de la patronal. A partir de los grandes conflictos como el de Citesa o el de Intelhorce los trabajadores aportaban voluntariamente parte del dinero de su nómina que, a su vez, era repartido entre los huelguistas, pero también se recogía de otras empresas. En alguna ocasión esta actividad solidaria tuvo una respuesta represiva de la patronal, como los despidos de varios trabajadores de Siemens, entre ellos Inocencio Fernández, por promover una colecta para ayudar a sus compañeros de Citesa durante su huelga de 1.974.

Voz Obrera, número especial, septiembre de 1.973. Voz Obrera, número especial de septiembre de 1.973. Fuencisla García afirma que los trabajadores de Citesa fueron muy solidarios con los de Intelhorce en esa huelga y que “cada vez que cobrábamos la nómina recogíamos dinero para ellos”. Entrevista a Fuencisla García García, en AHCCOO-A. Entrevista a Inocencio Fernández, en Antonio Ramos Espejo: “Tambores lejanos, tambores cercanos”, en Antonio Ramos Espejo et all: Crónica de un sueño. Memoria de la transición democrática en Libro Resistencia.indd 384 27/01/17 13:02 La resistencia malagueña durante la dictadura franquista  

En la medida en que nos acercamos al fin de la dictadura, será cada vez más frecuente la presencia de familiares en los conflictos, la solidaridad de intelectuales, estudiantes o sacerdotes que se suman a las protestas obreras, alargando el conflicto laboral y ampliando la base de la disidencia y desbordando en numerosas ocasiones a las autoridades que tendrán como única solución la represión. Y, a su vez, en un círculo vicioso, se volverá a protestar contra la represión con numerosas muestras de solidaridad contra los represaliados. Uno de los sectores más proclives a la solidaridad con el movimiento obrero será, sin duda, el de los sacerdotes progresistas y las organizaciones cristianas de base. Así, durante el conflicto de Intelhorce, de 1.973, un grupo de quince sacerdotes se solidarizará con los obreros y permanecerá, con ellos, en el encierro en la catedral; o la sentada en la puerta de la catedral que realizaron otros cuarenta sacerdotes, días más tarde, concretamente, el 8 de diciembre, día de la patrona malagueña y en presencia de las autoridades que asisten a la misa y a la procesión, para protestar por el desalojo de la catedral que previamente había realizado la policía. Al mismo tiempo, se extenderá la práctica, entre los sacerdotes progresistas, de utilizar las homilías para apoyar las reivindicaciones obreras o dejar sus locales o la propia iglesia para las reuniones que no se les permitían en el vertical. Sin embargo, habrá también resistencias con otros sacerdotes, como en la huelga de Citesa de 1.974 cuando los trabajadores intentan celebrar una asamblea el domingo en la Iglesia de la Trinidad y su párroco, José Peña, los expulsa del templo aduciendo que era un lugar sólo “para rezar” y no “para hacer política”. 6. Las pugnas partidarias por la hegemonía en el movimiento obrero malagueño Para estos militantes del PCE y creadores, a su vez, de las primeras Comisiones Obreras malagueñas, las Comisiones Obreras de Empresas y Ramos que habían creado Bandera Roja no eran las “auténticas” y, por tanto, aunque ambas tendencias coexisten entre 1.973 y 1.975 en el seno de algunas empresas y colaboran puntualmente en los conflictos laborales que se van desarrollando, sin embargo, sus diferencias serán cada vez más ostensibles. Aunque los militantes del PCE acusan a los de BR de dogmáticos –algo de lo que ninguna organización estaba exenta durante la dictadura, con más o menos matices- y que no admitían “la más mínima inferencia de cualquier otra opción política, incluida el PCE”, algunos dirigentes como Paco Trujillo afirman que la relación con Bandera Roja “no era beligerante por nuestra parte, sino que intentábamos ignorarla por considerarla que no era representativa de las CC.OO”. Pero, desde la otra orilla también se hacía la misma crítica, porque tanto uno como otro, legítimamente, intentaban trasladar su hegemonía a la organización obrera, de la que se reclaman sus creadores. Málaga, 1973/83, C&T Editores, 2006, pp. 60-62.

Véase Voz Obrera, nº 17, de julio de 1974. Trujillo considera que mientras el inspirador de Bandera Roja, Alfonso Carlos Comín, era una persona muy tolerante, sin embargo, no lo eran muchos de sus militantes en Málaga. Entrevista a Francisco Trujillo Villanueva, en AHCCOO-A. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 Alfonso Martínez Foronda

Las diferencias entre el PCE y BR se traducirán en el diferente análisis que de los conflictos hacen cada una de las organizaciones. Para el PCE, la crítica más importante a la acción sindical de BR es el “voluntarismo” que conduce, en casi todos los casos, a la frustración de los trabajadores. Desde que el PCE comienza a tener una dirección política más estable, ya desde mediados de 1.973, emitirá informes sobre aquellos conflictos laborales más reseñables que protagonizan los militantes de BR, a fin de resaltar los aspectos negativos derivados de su acción sindical. Por ejemplo, a los pocos días de finalizar la huelga y el encierro en la catedral de los trabajadores de Intelhorce del verano de ese año, el Comité Provincial del PCE elaborará un informe a finales de septiembre, sobre las “enseñanzas” de ese conflicto y que podría servir como modelo para ejemplificar las diferencias insalvables entre ambas formaciones políticas, que conducirán a una mayor confrontación en el tiempo. Para el PCE el conflicto de Intelhorce había tenido varios aspectos positivos, como el impacto social de la huelga entre la población malagueña y el grado de solidaridad entre la clase obrera que “a pesar de la falta de información y de organización, ha aportado un apoyo económico considerable”. Sin embargo, serán los aspectos negativos los que más ocupen la atención de los dirigentes del PCE, entre los que destacan: “En primer lugar, la misma forma de trabajo del grupo de B.R., ha hecho que existiese una falta de información a los obreros de Intelhorce, de las distintas vicisitudes por las que ha pasado el convenio. No se hizo ni una sola asamblea de fábrica, y es más, una vez encerrados en la Catedral, tampoco se hicieron asambleas globales sino por secciones. A nuestro entender, esto hace que elementos de confusión enfríen los ánimos e incluso provoquen roces entre obreros. La no existencia de un comité de huelga que coordinase y dirigiese todas las acciones, ha reducido la efectividad de la acción en gran parte. La falsedad del planteamiento de algunos dirigentes que decían que no se debía informar a los que de todos lados acudían a la catedral a interesarse por el problema y a ofrecer su ayuda, con el pretexto de que podía ser alguno policía, ha hecho que la repercusión sobre el nivel de conciencia de obreros de otras empresas, no haya sido ni con mucho, el que se podía haber logrado. No se ha intentado vincular directamente al resto de la clase obrera malagueña al movimiento huelguístico e incluso por la postura de los recluidos en la catedral, se podría asegurar que se ha frenado. El voluntarismo de que, una vez desalojados, han dado muestras los militantes de B.R. así como un grupo de sacerdotes a ellos vinculados, nos lleva a creer que es un intento de superar las frustraciones que el fracaso de sus planteamientos les ha provocado; si no, no hay forma de explicar que en un

Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 La resistencia malagueña durante la dictadura franquista 

momento de inevitable inflexión a la baja provocado por el resultado del conflicto, se pueda plantear seriamente el llamar a la huelga general sin ningún tipo de organización ni preparación”. A juicio de los militantes del PCE en CC.OO, las diferencias eran sustanciales con Bandera, a la que acusaban, de una parte, de politizar en exceso los conflictos, instrumentalizándolos, y sin descender a los problemas concretos de los trabajadores; de otra, de judicializar los conflictos laborales, en lugar de sindicalizarlos y resolverlos a pie de tajo y, aunque los del PCE, no rechazaban el uso de los despachos laboralistas en determinadas ocasiones como en los despidos, entendían que el conflicto no debía resolverse en tribunales porque al ser colectivo debía servir para organizar la clase. En ese sentido, la confrontación entre ambas formaciones políticas, llevará a Bandera Roja a derivar los conflictos hacia abogados socialistas como Carlos Sanjuán de la Rocha, Ignacio Barrionuevo o José Bazán, dejando a un lado a los abogados que estaban en la órbita o eran militantes del PCE como Alfredo Martínez Robles, Salvador Marina “Goro”, Juan Carlos Ron y, por supuesto, Leopoldo del Prado Álvarez. Y, finalmente, para los militantes del PCE la diferencia fundamental era la concepción sobre lo que debía ser el movimiento sociopolítico que representaban las CC.OO, que para el PCE debía ser más abierto y para los de BR era más clandestino y oscurantista: “Nosotros –afirma Trujillo- teníamos una concepción más abierta porque era la mejor forma de llegar a los trabajadores, hablando con ellos. Recuerdo que nos montábamos en un autobús que llevaba a los trabajadores y darles un mitin una y mil veces; o a la salida de la fábrica… Era una concepción más abierta, discutiendo y recogiendo los problemas de los trabajadores, porque muchas veces los sindicalistas –a los que nadie nos había enseñado nada y nos equivocábamos en doscientas mil cosas- creíamos que había determinados problemas y cuando hablábamos [con los trabajadores] resulta que eran otros y que estaban más preocupados por temas más prosaicos como el tiempo para ir al baño y a nosotros nos parecía una chorrada. Yo creo que ahí estaba la gran diferencia, porque Bandera Roja estaba más “ideologizada” que nosotros y entendíamos que había que tener más relación con los trabajadores para que ellos tuvieran el protagonismo”. La confrontación PCE-Bandera Roja se mantuvo a lo largo de estos años, a veces de forma soterrada, y aunque llegaban a acuerdos puntuales en determinadas empresas donde confluían militantes de ambas formaciones, las diferencias se manifestaban en

“Los sucesos de Intelhorce”, en AHPCE, Movimiento Obrero, Caja 85, carp. 2-3/5, Ref. 415/7, de septiembre de 1.973. Entrevista a Francisco Trujillo Villanueva, en AHCCOO-A. No hemos reproducido afirmaciones semejantes porque otros protagonistas como Antonio Camaño Gómez, Leopoldo del Parado Álvarez o Juan García García coinciden, básicamente, con estas afirmaciones. Todas las entrevistas de los citados, en AHCCOO-A. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 Alfonso Martínez Foronda  

que determinadas movilizaciones las hacía en solitario BR y por eso, y a juicio del PCE, hubo convocatorias que apenas tuvieron seguimiento porque se forzaba la situación sin que hubiera condiciones para ello y sin contar con los trabajadores. Algunos dirigentes como Trujillo consideran que la base de este fracaso se debía a que BR no tenía muchos dirigentes obreros, a excepción de Fuencisla García y algunos más, y por ello, pesaban más las decisiones políticas de la organización que de las propias Comisiones que ellos controlaban. Y, para él, eso explicaría también el poco recorrido que tuvo BR como tal organización a poco de morir el dictador, ya que si hubiera estado más arraigada en el movimiento obrero hubiera permanecido más en el tiempo. En la medida en que el PCE ha ido estabilizando su Comité Provincial desde el último semestre de 1.973 y la organización se ha ido extendiendo por la provincia, sin sobresaltos represivos, y con incorporaciones de militantes de relieve en el seno de las grandes empresas, como Citesa (caso de Francisco Trujillo Villanueva, Ángel Izquierdo o Salvador Fernández), la confrontación con Bandera Roja irá creciendo conforme nos acercamos al último año del dictador, y que tendrá también su traslación en el seno del movimiento obrero, con divisiones importantes que aflorarán no sólo en las distintas concepciones de lo que debían ser las CC.OO, sino también en las propias movilizaciones que una u otra fuerza política convocan en esos momentos. Por ejemplo, en la misma Citesa, donde confluyen los dos líderes obreros representativos de ambas fuerzas políticas, Paco Trujillo y Fuencisla García, la última huelga de esa empresa de finales de 1974, será objeto de las críticas del PCE desde el primer número de Venceremos –órgano de expresión del Comité Provincial del PCE- de enero de 1.975 que, aunque reconoce algunos aspectos positivos que se han logrado (aumentos salariales y sociales), sin embargo, tuvo a su juicio “graves defectos” de “planteamiento y estilo”. El PCE criticará la concepción mecanicista sobre la solidaridad que debía suscitar esta huelga a juicio de los dirigentes de Bandera Roja, sin tener en cuenta las condiciones reales de otras empresas, su situación económica o el estado anímico de los trabajadores, ya que no supieron “pulsar qué están dispuestos a dar de sí esos trabajadores” u otros colectivos sociales. En ese sentido, ponen por ejemplo la actuación “incorrecta y peligrosa” de los dirigentes de BR cuando trataron de parar la Facultad de Económicas y que tuvo como consecuencia el rechazo de los estudiantes. Este ejemplo les sirve para marcar diferencias de “estilo” respecto a BR, porque no se trata de pararlo todo, sino de buscar “fórmulas en las que todos se sientan cómodos, como firmar una carta de protesta, hacer una asamblea, dar dinero…”, entre otros aspectos. En definitiva, el PCE los acusará de “voluntarismo” innecesario, ya lo hemos señalado anteriormente, que forzaba algunos conflictos para beneficio partidario. Íbidem.

Venceremos, nº 1 de enero de 1.975, pp. 2-3. 829 Íbidem. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 La resistencia malagueña durante la dictadura franquista 

En todo caso, este tipo de reproches será extensivo a todas las organizaciones de la llamada “izquierda revolucionaria”, pero será de ida y vuelta, ya que todos se acusan de “dogmatismo” e, incluso, dentro de la misma “izquierda revolucionaria”, se criticarán mutuamente porque cada uno de ellos se considera el verdadero depositario de la pureza ideológica revolucionaria. Nada nuevo bajo el sol de la izquierda, caracterizada siempre por divisiones ideológicas insalvables. En todo caso, el PCE se había convertido en el partido que había que batir por parte de todas las organizaciones a su “izquierda” y, por ello, sus militantes mostrarán su perplejidad ante estos ataques ya que a su juicio, en muchas ocasiones, parecía más enemigo que el propio régimen. Así lo vivía, por ejemplo, Leopoldo del Prado, cuando recuerda aquellos años finales del franquismo y las pugnas entre las organizaciones comunistas: “La lucha contra el PCE, cuando se hace en un espacio democrático tiene sentido porque cada uno disputa el espacio y la parcela que considera, pero en una dictadura no tenía sentido. ¡Qué locura decir que el PCE era el que impedía que se crearan las condiciones necesarias para la revolución! Por eso, en los últimos años del franquismo veías que toda esta gente, y especialmente la JGR, echaba a los estudiantes de las asambleas cuando iban a las mismas con la crítica al PCE y a su revisionismo y no se hablaba más que de eso. Y los estudiantes iban a la primera, pero a la segunda asamblea se quedaban en el bar porque no entendían qué narices era todo aquello. En lugar de hablar de los problemas concretos, se limitaban a la bronca partidaria. Eso no lo hacían las otras organizaciones como nosotros, porque vinculábamos los problemas concretos de los trabajadores con la situación política del país y el problema estratégico con el socialismo. Eso lo hicieron bien las Comisiones que no hubieran sido nada sin esta estrategia”. El campo de batalla más importante, no obstante, donde se dirimirán esas diferencias será, sin duda, el de las Comisiones Obreras, la marca más prestigiada del movimiento obrero antifranquista. Las tensiones entre Bandera Roja y el PCE, fundamentalmente, quedarán patentes a lo largo de 1.974 y la disputa por tener en el movimiento obrero una única organización –y no hasta tres como había a comienzos de 1.975- se irán sustanciando en los dos últimos años de la dictadura. Ya en el primer número de Venceremos de enero de 1.975 se deja clara la política del PCE respecto a lo que debían ser las CC.OO de Málaga y será de nuevo la experiencia de la huelga de Citesa de 1.974 la que les sirva de ejemplo de lo que no podía repetirse. Allí se plantea que ese conflicto ha evidenciado la necesidad de crear una Coordinadora General de CCOO que potenciara y coordinara el movimiento de CCOO, que fuera estable y representativa de los sectores y empresas, pero compuesta por auténticos líderes obreros. Y se criticará, por ejemplo, que hasta cinco días después de iniciada la huelga no se pudo hacer una asamblea de sectores de la que salió “una coordinadora”

Entrevista a Leopoldo del Prado Álvarez, en AHCCOO-A. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 Alfonso Martínez Foronda

de circunstancias, no pudiendo aprovechar más energías y un mayor movimiento de solidaridad con aquélla. No era solo este ejemplo, sino la propia dinámica de esa coordinadora fantasma que guardaba ciertas formas, pero no tenía autoridad como dirección entre las distintas formaciones políticas que confluían en el movimiento obrero malagueño. Uno de los que asistían a esas coordinadoras de 1.974, el dirigente de la HOAC, Anselmo Ruiz Palomo, lo manifiesta de la siguiente manera: “Aquello era horroroso por la bronca entre BR y el PCE. Las diferencias no eran sólo de táctica, sino también de protagonismo. (…) Aquello era la guerra, sobre todo contra [Antonio] Camaño (militante del PCE). Ellos [los de BR] hicieron su coordinadora y a ella íbamos Camaño y Juan García, por la madera o yo mismo. Pero aquello no era una coordinadora, era un encuentro y no había dirección porque cada uno hacía lo que quería. Antes de 1.975 era juntarse para intentar algo, pero mi impresión es que aquello era sólo eso: intención, pero nada más”. Para el PCE, por tanto, esa coordinadora debiera ser la que canalizara la coordinación del movimiento obrero malagueño, que se reuniera periódicamente, que programara sus acciones y, al mismo tiempo, fuera flexible en su representación para dar cabida a sectores emergentes. Por todo ello, el PCE propondrá la necesidad de hacer una asamblea general de las CC.OO para elegir a esa “Coordinadora” porque a su juicio, y esto era definitivo, había que “acabar con todas las posturas sectarias”, en alusión directa a los planteamientos y prácticas de Bandera Roja. Habrá dos momentos cruciales a comienzos de 1.975 en los que se manifiesta con mayor virulencia esa confrontación: el de la Jornada de Lucha del 5 de marzo convocada por Bandera Roja a través de sus Comisiones Obreras de Ramas y Empresas y la Asamblea de CC.OO de Portada Alta el 25 de marzo del mismo mes. Respecto a la primera, como hemos señalado anteriormente, Bandera Roja acusará al PCE de ser el causante del boicot a dicha jornada de lucha y, por tanto, de que algunas empresas –como en Citesa- no se sumasen activamente a esa jornada, quedándose en un apoyo testimonial. Por tanto, desde BR se acusaba al PCE de que éste frenaba la lucha de los trabajadores por sus planteamientos “economicistas” que rompían la tradición anterior de las luchas que se habían forjado desde la creación de las Comisiones Obreras de Empresas y Ramos. Por su parte, desde el PCE se acusaba a BR de que la convocatoria era un afán de protagonismo y “aventurerismo” cuyas motivaciones eran más “partidarias” que sindicales.

El Comité Provincial del PCE, a través de su órgano

Venceremos, nº 1, p. 3. Anselmo Ruiz Palomo (Tarragona, 1.952), nacido en Cataluña por estar destinado allí su padre, a los dos meses se traslada a Málaga, ingresa en la HOAC en 1.970, mecánico, detenido con motivo del 1 de mayo de 1.976, pasa un mes en la cárcel, presidente diocesano y más tarde nacional (1.993-1.997), presidente del comité de empresa de Epco (antigua Siemens), ha sido también director de Cáritas de Málaga. Íbidem. Entrevista a Francisco Trujillo Villanueva, en AHCCOO-A. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 La resistencia malagueña durante la dictadura franquista 

de expresión, Venceremos, de abril de 1.975, afirmaba en un artículo con el título “Sobre el 5 de marzo” que los “errores” de la convocatoria se debían al “voluntarismo” de sus promotores y que no había condiciones reales de lucha para esa jornada de lucha porque para el PCE una huelga general “no se puede concebir como un acto aislado”. Y se preguntaba que cómo era posible que “sin unas perspectivas claras de incremento de las acciones, se pueda convocar una huelga a casi dos meses vista”.Más lejos en la desautorización de esta convocatoria llega de la Coordinadora Regional de CC.OO de Andalucía, que la desautoriza a través de un comunicado público a los trabajadores malagueños, afirmando que no reconocen a esas “Comisiones Obreras” y que éstas usan “indebidamente nuestro nombre” y tratan de “aprovechar la influencia y el prestigio del mismo”. Para la Coordinadora Regional esta convocatoria aislada no “tiene salida” porque no sólo “no nos acercan a la huelga general”, sino que al hacerse sin la participación de los trabajadores produce el efecto contrario, el “desgaste de nuestra clase” que provoca, al mismo tiempo, “lamentables confusiones en la misma”. Desde las posiciones de BR se llegaba incluso a descalificaciones personales como la consideración de que el mismo Francisco Trujillo –que al venir del servicio militar en 1.973- había formado parte de los Círculos de BR y que durante mucho tiempo le hizo el doble juego y engañó “a la gente de BR hasta comienzos de 1.975, alentado en esa labor por los dirigentes del PCE de Sevilla y de la Coordinadora de CCOO de Andalucía”.837 Aunque no es exactamente así, porque Trujillo formaba parte del PCE, desde finales de 1.973 y será la persona referente de ese partido para el movimiento obrero malagueño desde ese mismo año; además, forma parte poco después de su Comité Provincial. Pero estas críticas solo evidenciaban la lucha por la hegemonía en el seno del movimiento obrero, siendo todos conscientes que el crecimiento de las organizaciones partidarias venía desde su arraigo entre la clase obrera, como semillero de cuadros para aquéllas. Una división que si bien había sido soterrada poco antes, ya se manifiesta públicamente allí donde coinciden los dos líderes más importantes, en Citesa, con Paco Trujillo y Fuencisla García. Y para evidenciar las distintas concepciones que unos y otros tienen de CCOO, en el mismo mes de marzo de 1975, aparecerá un boletín titulado “Unión” como “órgano de CCOO-Citesa” auspiciado por los militantes del PCE, frente al ya existente “Despertar Obrero” que había sido auspiciado por los militantes de OCE-BR. El segundo escenario donde se expresa con mayor virulencia la división interna en las CCOO malagueñas es en la asamblea de CCOO en la iglesia de Portada Alta el 25 de marzo de 1975 –pocos días después de la Jornada de Lucha del 5 de marzo

Véase Venceremos, abril de 1975, p. 8. 836 Véase Comunicado de la Coordinadora Regional de las Comisiones Obreras de Andalucía, de 25 de febrero de 1975, en Venceremos, abril de 1975, p. 9. 837 Ésa es la opinión de Encarnación Ruiz Galacho, “Los años convulsos (1970-1975)”, en Mujeres en CCOO, Málaga 1970-1975, Universidad de Málaga, 2014, p. 387. Libro Resistencia.indd 391 27/01/17 13:02 Alfonso Martínez Foronda 392 de ese mismo año- 

donde entran en escena las tres corrientes que se disputaban la hegemonía del movimiento obrero malagueño al final del franquismo: el PCE, el PTE y BR. La iglesia, atestada de militantes de las tres formaciones políticas, fue escenario de fuertes desencuentros dialécticos, acusaciones y reproches mutuos, intentos de abandono, interrupciones de palabra y, en fin, una tensión que traslucía las diferencias internas sobre lo que debían ser las CCOO. Fue, sin duda, un pulso que intentaba medir las fuerzas de todos ellos desde que se inició con la aprobación del orden del día, hasta la valoración de lo que había sido la jornada de lucha del 5 de marzo o la necesidad o no de mantener el Voz Obrera como órgano de expresión de las CCOO. Más allá de los pormenores del desarrollo de la asamblea, que se tradujeron en voces, descalificaciones personales y una tensión interna no disimulada, lo esencial fue el cruce de acusaciones entre el PCE y BR, no sólo por la convocatoria del 5 de marzo, -fracasada para los primeros, plausible para los segundos-, sino que traslucía la concepción diferente de lo que debía ser las CCOO y, sobre todo, la composición de lo que debía ser una nueva Coordinadora de CCOO que, para el PCE, debía ser más abierta a todas las sensibilidades del movimiento obrero y debía dotarse de un nuevo órgano de expresión que no estuviera vinculado, como el Voz Obrera, sólo a la fracción de Bandera Roja. Para BR este concepto “más abierto” encubría la debilidad del propio PCE que quería una coordinadora vinculada más a sus “líderes” que a la realidad representativa de las empresas donde ellos eran más fuertes y de ahí que siguieran defendiendo que la coordinadora debiera ser representativa de las organizaciones de base de las empresas, aunque tenían que admitir la contradicción que su máxima dirigente política, Paquita Montes, iba a las reuniones de la Coordinadora representando al sector de hostelería cuando hacía tiempo que ya no trabajaba en el ramo, lo mismo que hacían dirigentes del PCE fueran o no de un sector determinado. En fin, una vez más, de lo que se trataba, simplemente y, en ambos casos, era de controlar este órgano de decisión para dirigir la lucha desde las concepciones partidarias que tuviera una u otra organización. Sin embargo, esa confrontación no aflorará sistemáticamente sino que convivirán en convocatorias puntuales, como en las listas electorales de las elecciones sindicales de 1975 donde en empresas como Citesa –donde confluyen dirigentes como Paco Trujillo y Fuencisla García- se logra la unidad sindical que aprueba la asamblea por unanimidad. Pero es una unidad ficticia, sin embargo, porque en los meses anteriores a la muerte de Franco la división es tan evidente que algunos dirigentes como José A. Ruiz Muñoz, llegan a afirmar que “tuvimos que soportar la vergonzosa situación

Para ver el estado de ánimo de la asamblea y su tensión interna véase Encarnación Ruiz Galacho, “Los años convulsos (1970-1975)”, en Mujeres en CCOO, Málaga 1970-1975, Universidad de Málaga, 2014, p. 373-378, así como entrevistas a Francisco Trujillo Villanueva, Antonio Camaño Gómez, entre otros, en AHCCOO-A. Encarnación Ruiz Galacho, “Los años convulsos (1970-1975)”, en Mujeres en CCOO, Málaga.., op. cit. p. 377. Libro Resistencia.indd 27/01/17 13:02 La resistencia malagueña durante la dictadura franquista 

de existir tres organizaciones distintas de las CCOO, dentro de las propias CCOO, cada una con su postura muy definida y en clara oposición con la otra: las de BR, las del PCE y las del PTE”. A finales de 1.975 la corriente del PCE en CCOO será la que gane posiciones y se convierta en hegemónica, máxime cuando en esas fechas muchos de los dirigentes de BR o habían salido de la cárcel o estaban cumpliendo condena por la caída de agosto de 1.975. Pero el desgate de Bandera Roja no sólo fue fruto de la represión, sino también de sus propios debates internos y escisiones, como vimos anteriormente.          )))//  ).
RODEA EL CONGRESO, PLATAFORMA EN PIE :(  Serie de comunicados post 25A – Comunicado Nº 3 (Disolución de la Plataforma ¡En Pie!)Publicado el 12/06/2013 por plataformaenpieEste tercer y último texto post 25A, es para comunicar la disolución indefinida de la Plataforma ¡En Pie!Consideramos que tras el 25S y el 25A es necesario hacer un parón en el rumbo de la Plataforma y por tanto damos por concluida esta etapa del camino de la que, con sus más y sus menos, los miembros de ¡En Pie! hacemos una valoración positiva, cuyo análisis desarrollamos en el Comunicado post 25A Nº 2 [https://plataformaenpie.wordpress.com/2013/06/10/serie-de-comunicados-post-25a-comunicado-no-2/]Creemos que llegado un momento determinado todo movimiento debe evolucionar o ser superado y que en nuestro caso ha llegado el momento de parar y de replantearnos la dirección a seguir.Aunque la plataforma cese indefinidamente su actividad, la lucha debe seguir, y animamos a que así sea y que se pongan en marcha iniciativas de resistencia que puedan sorprender y desafiar al régimen.Desde la Plataforma ¡En Pie! creemos en la importancia de evitar repetir una misma estrategia cientos de veces a sabiendas de que la misma no aporta ningún resultado, tan sólo consigue dar la falsa sensación a quienes la llevan a cabo de que “se está haciendo algo” y calman su conciencia, a la vez que nos conducen al cansancio colectivo y aumentan la sensación de impotencia.Nadie es quien para otorgarse el don de decidir qué luchas o estrategias son buenas o no, nadie es quien para erigirse en juez del activismo y otorgarse la capacidad de dar “permisos de lucha”.No nos dejemos amedrentar, un grupo de personas que crean firmemente en una acción, tienen todo el derecho y la legitimidad para llevarla a cabo, y los mencionados anteriormente tienen la obligación moral de respetarlo, les guste o no. Quienes por el contrario emplean esfuerzos y recursos en boicotear dicha acción demuestran que sus objetivos nada tienen que ver con el cambio del sistema, y sólo pretenden vendernos el espejismo de que algo cambia para que todo siga igual.El capitalismo es un cáncer y hace metástasis donde menos lo imaginamos, también en las organizaciones de la izquierda, y en los movimientos sociales controlados. En este sentido es muy importante que no deleguemos nuestro poder.Solo hay una posibilidad de que todo el dolor que estamos padeciendo sirva para construir una sociedad mejor, y es que las personas comunes tomemos el poder sobre nuestras vidas. Si delegamos en otros y permitimos que movimientos y organizaciones interesados capitalicen nuestro sufrimiento, todo lo que hemos pasado y la pérdida de vidas que se han quedado en el camino habrán sido en vano.Este espíritu de autodeterminación desde lo individual se recoge perfectamente en esta frase que le dijo una vez un jornalero a un señor: “En mi hambre mando yo”, si dejamos que otros manden y capitalicen nuestra hambre y nuestro dolor, no sólo habremos perdido todo lo material, sino lo que es peor, habremos perdido la dignidad. Las personas comunes tenemos que entender que en esta lucha estamos solas, que ningún líder ni organización va a hacer por nosotras lo que solo desde el compromiso individual de cada persona unida a las demás se puede hacer.Un grupo como ¡En Pie!, que ha confrontado directamente al poder establecido, puede promover avances pese a la oposición de la disidencia controlada, pero es imprescindible el apoyo y compromiso individual de quienes en la sociedad están abajo y a la izquierda dispuestos a gritar ¡en mi hambre mando yo! En este caso, pensamos que todavía en la sociedad española falta aumentar esa conciencia en la responsabilidad individual y ese espíritu solidario sin el cual las propuestas como las que se plantean desde ¡En Pie! no pueden realizarse con éxito completo.
La Plataforma se reactivará de nuevo si se da alguno de los siguientes casos:a) Que tengamos una nueva propuesta que aportar, que pueda ilusionar y despertar a la sociedad, acercándonos al cambio deseado.b) Que el rumbo de los acontecimientos se precipite y la sociedad se muestre verdaderamente dispuesta a presentar batalla. En este caso pondremos todos los medios a nuestro alcance para apoyar y empujar la ruptura y el cambio.
Nuestros canales de difusión quedan en estado de hibernación y se utilizarán en momentos puntuales, en que la situación así lo requiera, para hablar, como siempre, desde la rebeldía, la justicia y la libertad. Esto implica que los mensajes que sean enviados a dichos canales tardarán en ser respondidos un tiempo variable, por lo que os pedimos que tengáis paciencia cuando pretendáis contactar con nosotros.Todo el material que hemos generado durante este tiempo queda a disposición de las personas o colectivos que sintiéndose afines a las ideas que preconizamos, le encuentren alguna utilidad en la lucha social.
Antes de cerrar este comunicado, queremos por encima de todo mostrar nuestro agradecimiento a todas las personas que a título individual o formando parte de algún colectivo han creído y apoyado este proyecto, y han participado de alguna manera de las acciones que hemos convocado. En este sentido, queremos hacer una mención especial a los abogados de AUSAJ a quienes agradecemos su generosidad y entrega al prestar asistencia jurídica gratuita, tanto a los integrantes de ¡En Pie! como a toda persona que la haya requerido en relación con las movilizaciones convocadas por ¡En Pie!
Como despedida dejamos para la reflexión esta frase que creemos muy adecuada para este momento concreto que estamos viviendo en España:“El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre, pero que no grite cuando le pisen”. Emiliano Zapata
Nos vamos deseando a todos y todas, fuerza, valor y dignidad en la lucha.Hasta pronto.¡En Pie!https://widgets.wp.com/likes/index.html?ver=20190321#blog_id=38702474&post_id=728&origin=plataformaenpie.wordpress.com&obj_id=38702474-728-5ea6ed1a2977dPublicado en Comunicados | Etiquetado disolución, en pie, número 3, post 25a, serie comunicados | 90 comentarios

SERIE DE COMUNICADOS POST 25A – COMUNICADO Nº 2 (ANÁLISIS Y EVALUACIÓN TRAYECTORIA ¡EN PIE!)

Publicado el 10/06/2013 por plataformaenpieTras más de un año de actividad desde la formación de la Plataforma ¡En Pie!, ha llegado el momento de hacer balance y sacar conclusiones, no sólo de la convocatoria del pasado 25A, sino de la trayectoria de la Plataforma en su conjunto, desde su inicio hasta ahora.La Plataforma ¡En Pie! surge de las ganas de un grupo de personas comunes de dar un paso más en este proceso de cambio que pese a todo está en marcha, y afrontar la lucha desde una perspectiva diferente de la que en aquel momento se estaba enfocando. Así que en abril de 2012, nos pusimos en marcha sin apoyo de ninguna organización política ni sindical y sin vinculación con ningún movimiento controlado, simplemente un grupo de personas dispuestas a prestar tiempo y energía al avance en la lucha social con algunas premisas muy concretas que nos diferencian de otros movimientos sociales.Las premisas principales:– Transparencia ideológica, salir de la tibieza y la ambigüedad en la que navegaban en aquel momento los movimientos sociales para hacer un posicionamiento ideológico claro plasmado en nuestro texto base [https://plataformaenpie.wordpress.com/documento-base/].– Plantear una propuesta rupturista que se opusiera frontalmente al régimen, frente a propuestas que pretenden solo reformar el sistema o cambiarlo desde dentro.– Trabajar en el anonimato rompiendo con la idea de que los movimientos necesitan líderes para, por un lado evitar que nadie pudiera sacar beneficio personal de su participación en la plataforma, y por otro dar la máxima importancia a las ideas que la plataforma preconiza por encima de las personas que la componen. Al fin y al cabo ¡En Pie! son todas y cada una de las personas que han hecho suyas estas ideas.– Encontrar el equilibrio necesario entre reflexión y acción, a través del planteamiento de acciones mediante las cuales nos pudiéramos acercar a los objetivos e ideas que se promueven, pues consideramos que las ideas no son nada si no se acompañan de acciones comprometidas con esas ideas.A lo largo de este año de andadura hemos planteado dos grandes movilizaciones, 25S y 25A, que han servido para abrir debate en la sociedad sobre temas cruciales como la necesidad de evidenciar la falta de legitimidad del régimen del 78, la posibilidad de un proceso de transición hacia otro modelo de organización social, político y económico, y el derecho a la legítima defensa ante las agresiones del régimen.No queremos caer en el simplismo de catalogar las acciones de la Plataforma como éxito o fracaso, pues hay éxitos que lo son en apariencia pero que no tienen ningún efecto de cambio a medio o largo plazo, y fracasos aparentes que pueden encerrar la semilla de grandes avances para la sociedad. Recordemos que en general los cambios que valen la pena, cuestan y asustan, y por ello no tienen la aceptación de las mayorías ni suceden en línea recta, son caminos caprichosos llenos de “exitosos fracasos” tal y como alguien, acertadamente en nuestra opinión, definió el resultado de la convocatoria del pasado 25A.En este sentido estamos más orgullosos y orgullosas de derrotas que, aunque personalmente nos duelan, puedan servir para cambios profundos en la sociedad, que de victorias fáciles y perecederas. En este contexto, el éxito o fracaso son términos relativos, y en la Plataforma ¡En Pie! valoramos como éxito toda acción con capacidad de dar un paso más, remover estructuras, cuestionar al sistema y generar debates más profundos en la sociedad. Esto es para nosotros y nosotras el verdadero éxito, más allá de los resultados inmediatos.Bajo este punto de vista, consideramos que si el 25S fue una convocatoria relativamente exitosa en apariencia y fue muy importante en tanto en cuanto, se daba un golpe de inflexión en la protesta social de ese momento en España y se señalaba al régimen como culpable de la situación que estamos viviendo, planteando por primera vez en este periodo la posibilidad de una ruptura con el mismo, el 25A, pese a ser un aparente fracaso, nos resulta más exitosa todavía, aunque a un nivel mucho más profundo. Para hacer esta valoración nos basamos precisamente en los debates que la convocatoria y sus planteamientos pusieron sobre la mesa, en la reacción desmesurada y criminalizadora del poder, y como no, en la reacción de la disidencia controlada que inmediatamente se alineó con el régimen haciendo que formaran un bloque único con un discurso hegemónico.Son muchas las críticas que hemos recibido en relación con el 25A y no negamos ninguna de ellas, es verdad que sobrestimamos el valor de las personas comunes, la capacidad de autoorganización e iniciativa de los colectivos, es verdad que sobrestimamos nuestras propias capacidades a la hora de hacer frente al discurso del sistema, sostenido por el gobierno, los partidos políticos de pseudoizquierda, los sindicatos mayoritarios, los medios y la disidencia controlada, pero dado que esas críticas ya están ahí y han sido replicadas hasta la saciedad, creemos que debemos profundizar en el análisis y enfocar la atención en aspectos más que interesantes, que creemos se pueden traslucir a partir del trabajo realizado por la Plataforma y del hecho de su propia existencia.Conceptos introducidos a partir del 25A:– Introducción del concepto de legítima defensa en la sociedad.– Promover y fomentar la solidaridad entre manifestantes.– Introducir nuevas formas de protesta saliendo de la típica manifestación.– Conciliación y respeto entre las distintas formas de lucha, reconociendo y dando cabida a diferentes ideologías y estilos de activismo. Pretender la uniformidad en las protestas no es más que repetir los esquemas que éste sistema nos ha inculcado.– Elaboración de un plan estratégico y táctico, que aunque no se pudo llevar a cabo por la falta de asistentes, sentó un precedente en la forma en que se ha de preparar una movilización que no solo pretenda pedir, si no que pretenda lograr un objetivo a corto plazo con consecuencias a medio y largo plazo. En definitiva, provocar la caída del régimen.Logros concretos:– Cancelación del pleno del Congreso el 25A.– Pese a la fuerte campaña de criminalización, 3.000 personas desafiaron al miedo y estuvieron allí, dando un ejemplo de dignidad.– Escenificación por parte del Gobierno de un “Estado de sitio” estilo Costa-Gavras, con el consiguiente ridículo, un ridículo que traslucía miedo. Con ello se demostró claramente que pese al discurso criminalizador de quienes decían que iba a ser una movilización extremadamente violenta, los asistentes fueron personas absolutamente pacíficas (que no pacifistas) y dispuestas a defenderse.– Polarizar posicionamientos ideológicos de tal manera que ha obligado a muchos que se disfrazan de izquierdas, a enseñar su verdadero rostro, como ocurrió con algunos autodenominados dirigentes de Partidos Políticos de izquierdas y algunos movimientos sociales, que adoptaron el mismo discurso que Cristina Cifuentes, La Razón o La Gaceta.Conclusiones:En estos momentos en que se está produciendo un proceso revolucionario más que interesante en Turquía, nos llama poderosamente la atención ver como muchos de quienes nos criticaron y criminalizaron por nuestra propuesta de lucha ahora admiran y apoyan las revueltas turcas, en las que se está luchando tal y como nosotros propusimos.Muchas personas hemos vivido una experiencia nueva con ¡En Pie! y por tanto hemos andado un camino, y eso siempre aporta un aprendizaje, una huella en la memoria que nos servirá para ser más fuertes y más capaces en las batallas que nos quedan por librar. Si se sabe qué es lo que falta es más fácil buscarlo.En este sentido creemos que hemos sembrado, y el resultado del trabajo de la Plataforma y de toda la gente que ha participado de alguna manera en el movimiento 25S dará fruto en su momento, cuando se den las circunstancias. Por todo ello, los integrantes de ¡En Pie! hacemos una valoración positiva de esta etapa de actividad y de las dos movilizaciones planteadas, creemos que hemos venido a cubrir un espacio que estaba totalmente vacío y que era necesario llenar.

Share this:

https://widgets.wp.com/likes/index.html?ver=20190321#blog_id=38702474&post_id=724&origin=plataformaenpie.wordpress.com&obj_id=38702474-724-5ea6ed1a2ad8ePublicado en Comunicados | Etiquetado análisis, en pie, evaluación, post 25a, serie comunicados, trayectoria | 18 comentarios

SERIE DE COMUNICADOS POST 25A – COMUNICADO Nº 1

Publicado el 05/06/2013 por plataformaenpieEs de merecida justicia empezar esta primera comunicación tras el 25A pidiendo disculpas a todas aquellas personas que han estado todo este tiempo esperando alguna palabra por parte de la Plataforma ¡En Pie! por nuestra tardanza en dar señales de vida.
Algunos asuntos jurídicos primero que explicaremos a continuación, y situaciones personales después nos han hecho imposible hacerlo antes. Además, consideramos que después de acciones como la del 25A es necesario un tiempo de reflexión para poder hacer un análisis certero de los hechos antes de emitir un comunicado al respecto.
En los próximos días emitiremos nuestro análisis sobre el 25A y la trayectoria de la plataforma e informaremos sobre el destino de la misma.
En este primer comunicado nos centraremos en informar sobre los temas jurídicos de los que hablamos.Como se hizo público en su momento, el pasado 24 de Abril, la Audiencia Nacional abrió diligencia  contra los convocantes del “25A Asedia el Congreso”.Entendemos que con esta maniobra y la investigación derivada de la misma, se está vulnerándose nuestro derecho a la intimidad, al secreto de nuestras comunicaciones así como nuestro derecho a la libertad ideológica, de manifestación y de expresión.Por ello queremos informar de que el pasado 7 de mayo los abogados de AUSAJ, quienes nos brindan asesoramiento y cobertura legal gratuita, presentaron en el juzgado competente, en este caso el de Plaza de Castilla, un documento en el que los miembros de ¡En Pie! nos identificamos ante la jueza competente, reivindicando así nuestra actividad como miembros de esta plataforma y convocantes de la acción “25A Asedia el Congreso”. Posteriormente la Audiencia Nacional fue informada de este hecho, evitando así posiblemente el circo represivo habitual en estos casos, en el que tras nuestra detención se hagan públicas imágenes en los telediarios de nuestras prendas de vestir, nuestros libros y nuestras pegatinas, expuestas como pruebas irrefutables de nuestra peligrosidad para esta sociedad.Si hasta este momento hemos trabajado en la clandestinidad ha sido únicamente para cumplir con nuestro cometido, minimizando las posibilidades de boicot por parte del gobierno mediante detenciones preventivas y demás acciones obstructivas, que impidieran que pudiéramos llevar a cabo hasta el final todo el trabajo que implica una convocatoria así, y si hemos elegido el anonimato como norma ha sido para evitar personalizar y que nadie pueda sacar provecho personal de su actividad en ¡En Pie! o erigirse en portavoz oficial.Con esta decisión, nos reafirmamos ante el régimen en la legitimidad de nuestra actividad como miembros de esta plataforma. No tenemos nada que esconder, pues lo que hemos hecho ha sido siempre en aras de la justicia y la libertad en un momento en que ambos valores están siendo gravemente vulnerados provocando el expolio de nuestras vidas.Por último no podemos cerrar este comunicado sin recordar a los 5 anarquistas de Barcelona, que llevan desde el 15 de Mayo secuestrados bajo el régimen FIES3 sin causa justificada. Consideramos este hecho absolutamente intolerable y una prueba más de lo decadente de este régimen al que no se puede llamar democracia. Exigimos su libertad inmediata y enviamos todo nuestro apoyo para ellos y sus familias.Share this:

https://widgets.wp.com/likes/index.html?ver=20190321#blog_id=38702474&post_id=721&origin=plataformaenpie.wordpress.com&obj_id=38702474-721-5ea6ed1a2bd25Publicado en Comunicados | Etiquetado 25A, comunicado, numero 1, post 25a, serie | 10 comentarios

INFORMACIÓN BASICA 25A

Publicado el 22/04/2013 por plataformaenpie– Antes de ir imprescindible leer:Documento estrategia y táctica: https://plataformaenpie.wordpress.com/estrategia-y-tactica/Protocolo en caso de detención: https://plataformaenpie.wordpress.com/protocolos-legales/Cuestionario legal: https://plataformaenpie.wordpress.com/cuestionario-legal/Y visitar:#25A RECORRIDO Y DISTRIBUCIÓN POR ZONAS: http://goo.gl/maps/v4HMF– Llevar escritos los datos de los abogados:Belén Luján Sáez; Colegio de Abogados de Albacete (ICALBA) – Teléfono: 647 70 99 28Jesús Díaz Formoso; Colegio de Abogados de Coruña (ICACOR) – Teléfono: 600 96 34 26Valentín Playá Sierra; Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) – Teléfono: 656 92 16 22– El DNI y demás tarjetas de identificación se dejan en casa. En su lugar llevaremos escrito y/o en el teléfono móvil como “Aa” (avisar a), el teléfono y nombre de una persona de confianza para que sea avisada si sufrimos cualquier percance.– Promovemos la solidaridad entre manifestantes, que no se lleven a nadie, que no hieran a nadie. Cuidarse y cuidar del compañero o compañera.– Actuar con responsabilidad considerando las consecuencias de nuestras acciones sobre el resto de manifestantes.– Ir coordinados en grupo de afinidad. El grupo debe llevar al menos 1 mapa de asedio, 1 megáfono y 1 teléfono con 3G.– Elegir la zona en la que vamos a estar según nuestra forma de defensa.– Prestar atención al Twitter de @ocupaelcongreso (https://twitter.com/ocupaelcongreso), por donde iremos informando del transcurso de la acción y su estrategia. Ayudar difundiendo todo lo que ocurre alrededor, tanto por megafonía como por internet.– Llevar máscara antigás (si es posible), sino 1 pañuelo y vinagre, y en ambos casos solución de agua y Álmax (o cualquier otro antiácido líquido).
https://widgets.wp.com/likes/index.html?ver=20190321#blog_id=38702474&post_id=698&origin=plataformaenpie.wordpress.com&obj_id=38702474-698-5ea6ed1a2d45fPublicado en Comunicados | Etiquetado 25A, abogados, dni, información básica, mapa | 67 comentariosPublicado el 21/04/2013 por plataformaenpie
https://widgets.wp.com/likes/index.html?ver=20190321#blog_id=38702474&post_id=693&origin=plataformaenpie.wordpress.com&obj_id=38702474-693-5ea6ed1a303e3Imagen | Publicado el 21/04/2013 por plataformaenpie | Etiquetado 25A, bidi, cartel, inicio | 14 comentarios

RATIFICAMOS: ¡EL 25A ASEDIAMOS EL CONGRESO!

Publicado el 17/04/2013 por plataformaenpieEn relación a la cancelación del pleno parlamentario previsto para el próximo 25 de Abril, coincidente con la acción indefinida “Asedia el Congreso”, desde la plataforma ¡En Pie!, convocantes de la misma, informamos que:– Consideramos la cancelación del pleno un triunfo de la propia convocatoria, y una muestra de la cobardía y debilidad de un régimen ilegítimo cuyos representantes se esconden del pueblo, y de un gobierno cuyo presidente ya ni siquiera se presenta ante la prensa sino a través de una pantalla de televisión. Esta cancelación es la prueba de que por fin el miedo está cambiando de bando.– Nos parece una desfachatez que los Diputados pongan como excusa que no tienen ningún debate pendiente de decretos ley y de proyectos legislativos para el 25 de abril, teniendo en cuenta la grave situación que está atravesando el pueblo al que dicen representar, y la supuesta importancia que tiene su cometido.– La acción sigue ¡En Pie! con más fuerza que nunca, sin cambios en la fecha, aunque con algunos cambios en la estrategia que comunicaremos en los próximos días. Tomamos esta decisión en base a la determinación de mantener nuestra propia agenda más allá de sus intentos de reconducir la situación hacia fechas más favorables para “ellos”, así como al hecho de que aunque no haya sesión parlamentaria, sí va a haber actividad en el Congreso, con asuntos importantes como son la dación en pago y los nuevos presupuestos. También es importante mantener la fecha ante la previsión de que el viernes 26 se producirá el anuncio de un terrible paquete de medidas que hundirán todavía más al conjunto de personas, y debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para que esos recortes nunca lleguen a presentarse resistiendo desde el día 25 hasta que sea necesario.Creemos que es importante visibilizar esta primera victoria en la calle, demostrando en la práctica que las convocatorias contundentes como la del 25A, que plantean la necesidad de un cambio de régimen, son las que hacen cambiar el calendario al poder. Aunque por supuesto no podemos confiarnos, hemos conseguido un triunfo, pero no la victoria, y debemos tener en cuenta que el enemigo es fuerte y ruin, y no dudará en usar todo tipo de tácticas sucias para desmovilizar y dividir al pueblo. El desafío es grande, y no nos lo van a poner fácil, por ello es fundamental en este momento que todas las personas y colectivos nos impliquemos al máximo, de la forma más generosa posible, en esta propuesta en la que caben todas las luchas que se están llevando a cabo en estos momentos, y porque podemos estar más cerca de lo que pensamos de cumplir los objetivos.¡Abajo el régimen!Plataforma ¡En Pie!    ) ////
SPANIHS REVOLUTION, M15M:
(  

De la Spanish Revolution a la Nuit Debout: la senda política del 15-M

CINCO AÑOS DESPUÉS DE QUE LOS ‘INDIGNADOS’ OCUPASEN LA PUERTA DEL SOL EN MADRID, VARIAS DE SUS RECLAMACIONES HAN PASADO A FORMAR PARTE DE PARTIDOS POLÍTICOS Y MOVIMIENTOS SOCIALES

Protestas en España de 2011-2015Ideología política

DESCRIPCIÓN

Las protestas de 2011-2015 en España, denominadas inicialmente Movimiento 15-M e Indignados, así como Spanish revolution en las redes sociales, fueron una serie de movilizaciones ciudadanas pacíficas, … WikipediaFecha de inicio: 15 de mayo de 2011Métodos: Resistencia civil, Disturbio, Ciberactivismo, Protest camp, Encierro voluntarioTambién se buscóVer otros 4

Cumbre del G‑20 de Wash… 

Crisis alimentaria mundial 

Occupy Wall Street 

Geração à Rasca 

Movimiento Occupy
FERNANDO RODRÍGUEZMadrid15/05/2016 – 09:46 h. CEST‘Esto no es un problema de izquierda y derecha, sino entre los de arriba y los de abajo’. Esta era una de las consignas que mostraban los carteles y pancartas que ocupaban la puerta del Sol el 15 de mayo de 2011. Cinco años después, hay formaciones con representación parlamentaria que defienden un mensaje parecido. “Los momentos de (re)fundación democrática y construcción de nuevo interés general comienzan siempre por we the people. Nunca we the left”, comentaba Íñigo Errejón, número dos de Podemos.



PODEMOS
✔@PODEMOS “Todos los movimientos fundacionales empiezan con un ‘We the People’ y no con ‘We the left'” @ierrejon

View image on Twitter

15320:14 – 10 May 2016Twitter Ads information and privacy145 people are talking about this

La puerta del Sol de Madrid, durante el 15-M.

La puerta del Sol de Madrid, durante el 15-M. / Reuters/Paul Hanna   Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, ha llegado a colocar en alguna ocasión a Podemos como formación hermana y “heredera” del 15-M, algo que no siempre ha ocurrido en su formación. “Estuvimos en el 15-M y aprendimos mucho en las asambleas. El 15-M abrió la puerta para romper el secuestro de la política por parte de la casta. Sin este movimiento, Podemos no hubiese sido posible. Fue una ventana de oportunidad para los ciudadanos, pero nosotros no somos herederos del 15-M”, apuntaba el propio Errejón poco después de las elecciones europeas, en las que la formación liderada por Pablo Iglesias logró conseguir cinco eurodiputados y más de un millón de votos.Pese a que desde la propia formación han llegado a negar ser herederos de este movimiento y pese a la petición de plataformas sociales como la PAH (Plataformas de Afectados por la Hipoteca) y el movimiento ‘15MpaRato’ han instado a todos los partidos políticos a dejar este movimiento al margen de su campaña, parece ser un factor común que la denominada en las redes sociales #SpanishRevolution fue la que “abrió la nueva política”. Incluso el propio Jorge Vestrynge, otro miembro de la formación morada, ha llegado a apuntar que el 15-M ha abierto la puerta a que “haya en España un sistema cuatripartito”.”Fue la ciudadanía la que inauguró lo que se ha dado en llamar ‘nueva política’ y no los partidos, que siempre van a la zaga de la sociedad”, han denunciado la PAH y el movimiento ’15MPaRato’ en un comunicado conjunto en el que incluso hay menciones directas a Podemos, Izquierda Unida y PSOE.”Que Podemos e Izquierda Unida hayan decidido utilizar el 15-M para iniciar su campaña o propongan uno de los eslóganes de la PAH como su lema electoral nos hace presentir que esta vez no va a ser diferente”, apuntan estas plataformas sociales en relación a la nueva campaña electoral de cara al 26-J. “Pedimos, concretamente a Izquierda Unida y Podemos, una campaña electoral respetuosa que no juegue a confundirse con iniciativas y logros de la ciudadanía y del 15-M que quiere mantener su independencia”, añaden.Más duros se muestran con el PSOE, que según el propio comunicado ha hecho mención a este movimiento en los últimos días, y al recuerdan que éste surgió “durante y a causa de su gobierno, que lo ignoró y reprimió”. “Tenemos memoria. Si quieren sorprendernos y apoyarnos, que sea con hechos concretos, pero que no apelen al 15-M para engañar a la gente en campaña electoral”.A este respecto, el profesor de Economía y expresidente de Justícia i Pau, Arcadi Oliveres, que fue uno de los más aplaudidos en sus conferencias en la ocupada plaza de Cataluña de Barcelona hace cinco años, ha querido dejar claro que el 15-M no se ha traducido únicamente en movimientos sociales, sino que algunos partidos políticos, “sobre todo de la izquierda”, incluyen demandas del 15-M en sus programas electorales. “El más representativo es Podemos pese a que no surgió directamente del 15-M, pero el espíritu que le caracteriza tiene relación con sus reivindicaciones”, ha dicho a EFE.

De la Spanish Revolution a la Nuit Debout: la senda política del 15-M / De la protesta en la calle a la entrada en política: cinco años del 15M. / ATLAS

Un movimiento con representación más allá de la política

Lejos de valorar si hay alguna formación política heredera de este movimiento, lo que no parece discutible es que el germen del movimiento indignado no se ha disipado, sino que se sigue manifestando a día de hoy en forma de movimientos sociales y en la actitud de una ciudadanía que ha optado por aumentar su presencia en la esfera política y social.”El ciclo político y electoral actual sólo se puede entender, en parte, por la emergencia de este movimiento de indignación colectiva (…) así como la aparición de alternativas políticas que hoy desafían el bipartidismo”, ha comentado a la Agencia EFE la investigadora en movimientos sociales Esther Vivas. Una opinión compartida por Arcadi Oliveres, que apunta que las candidaturas vencedoras en las últimas elecciones municipales en ciudades como Barcelona, Madrid o Zaragoza “se inspiran en el espíritu del 15-M”.El movimiento de los indignados también ha contribuido a un cambio de mentalidad de los ciudadanos, que, según ha asegurado el exmiembro del colectivo Yayoflautas Paco González, “hasta entonces observaban la política a través de un cristal establecido por los partidos mayoritarios”. “El 15-M permitió que la sociedad viera que se puede hacer política de otra forma: desde la calle y con la participación de la ciudadanía”, ha comentado González a EFE.Movimientos como los ‘Yayoflautas’, ’15MPaRato’ -que nacieron a raíz de esta manifestación social- o la propia PAH, que ya existía con anterioridad, experimentaron un impulso gracias a su ausencia de de afiliación política, otra de las principales reivindicaciones del 15-M.

¿Ha desaparecido el 15-M tal y cómo se conocía?

Preguntarse si el 15-M goza de la misma efervescencia social en España que en el año 2011 parece una quimera, igual que no sería correcto afirmar que ya no goza de ningún recorrido. Quizá su último coletazo sea la ‘Nuit Debout’ francesa, surgido el pasado mes de marzo en protesta contra la reforma laboral de François Hollande.)////REVOLUCIÓN Y CONTRARREVOLUCIÓN EN ESPAÑA, ANTONIO NIN,…) : Publicamos la Introducción de Alan Woods al libro de Félix Morrow, Revolución y contrarrevolución en España, que será publicado de manera inminente por el Centro de Estudios Socialistas Carlos Marx y la Corriente Lucha de Clases. Este libro es un clásico de la literatura marxista sobre uno de los episodios más inspiradores y trágicos de la historia de la lucha de clases mundial. La obra de Félix Morrow es, sin lugar a dudas, el mejor análisis marxista que se haya escrito sobre este acontecimiento, y los lectores encontrarán en él una fuente enorme de conocimientos y análisis precisos y detallados sobre los años de la II República, la Revolución Española y la Guerra Civil.La publicación de una nueva edición en español del clásico libro de Félix Morrow Revolución y Contrarrevolución en España es una ocasión para celebrar. Cuando estuve en España en la década de 1970 como participante activo en la lucha revolucionaria contra la dictadura de Franco, una de las primeras iniciativas que tomé fue conseguir que esta importante obra fuera traducida al español (que era completamente desconocida en España en ese momento). La hicimos circular en un formato duplicado bastante primitivo, que se pasó de mano en mano hasta que las páginas se caían a pedazos.Recuerdo que tuvo un impacto profundo en la gente en ese momento, y estoy seguro de que su impacto no será menor ahora. Cuatro décadas después de la caída de la odiada dictadura, una nueva generación de jóvenes luchadores se está forjando en el fuego de la lucha de clases. Escribo estas líneas sólo unas pocas semanas después de una gran manifestación en Madrid para protestar contra las políticas de austeridad brutales del gobierno de derechas del PP.

LA REVOLUCIÓN ESPAÑOLA

pag.14.guerra-civil01 copy

El 17 de julio 1936, los oficiales fascistas y monárquicos radicados en el Norte de África, proclamaron una rebelión militar contra el gobierno republicano. Pero este fue el resultado inevitable de un proceso que había comenzado cinco años antes, cuando la reaccionaria monarquía borbónica cayó como una fruta podrida y las masas salieron a las calles para proclamar la República el 14 de abril de 1931. Con la precisión de un maestro cirujano, Félix Morrow traza este proceso paso a paso a través de todas sus etapas, poniendo al descubierto la mecánica de clase que hay detrás de él. 

poum-demo

Morrow explica cómo la burguesía era incapaz de resolver los problemas de la sociedad española. Al igual que la burguesía rusa, la clase dominante española se había desarrollado demasiado tarde para llevar a cabo el papel progresista que había sido desempeñado por la burguesía francesa en el siglo XVIII. La burguesía republicana y liberal vivía con el temor a los trabajadores y campesinos que presionaban por sus propias demandas. Una vez que la clase dominante española comprendió que ya no podía gobernar a través de los medios “democráticos”, se preparó para el derrocamiento del gobierno.
Con una gran cantidad de detalles y citas de periódicos de la época, Félix Morrow expone la falta de voluntad y la incapacidad completa de los republicanos burgueses para combatir a los fascistas desde el principio. Cuando los oficiales fascistas lanzaron su rebelión contrarrevolucionaria contra la República, el gobierno suprimió las noticias y se negó a armar a los obreros. Esto no fue un accidente. Fluía de su punto de vista de clase. Los burgueses republicanos tenían más miedo de los trabajadores que de los fascistas.Pero la victoria de Franco no era inevitable. Lo que faltaba en España era la presencia de un partido y de una dirección genuinamente revolucionarios que estuvieran dispuestos a ir hasta el final. En Rusia en 1917, ese papel fue cumplido por el Partido Bolchevique bajo la dirección de Lenin y Trotsky. La tragedia de la Revolución Española fue que no existía tal partido. En el momento de la verdad, todas las direcciones existentes traicionaron la Revolución y entregaron a los trabajadores y campesinos a merced de los fascistas.

EL FRENTE POPULAR

Hoy en día, mucha gente en la izquierda confunde el frente popular con la idea de Lenin de un frente único. Este es un error muy grave. En realidad, el frente popular no tiene nada que ver con un frente único, un frente obrero o un frente de izquierda. Representa una política de colaboración de clases, que subordina los partidos obreros a los partidos de la burguesía liberal. Lenin propuso originalmente la idea de un frente único como un frente unido para la acción entre los partidos obreros (socialistas y comunistas) contra los partidos burgueses. Fueron los mencheviques, no los bolcheviques, quienes abogaban por un frente “democrático” entre los partidos obreros y los partidos de la supuesta burguesía progresista y liberal – una política que Lenin denunció con vehemencia.En 1917, Lenin rompió con Kámenev y Stalin cuando abogaban por un apoyo crítico al gobierno provisional burgués liberal, exigiendo que los trabajadores y los campesinos tomaran el poder en sus propias manos (“Todo el poder a los soviets”). El frente popular en España no estaba basado en la concepción de Lenin, sino en la de los mencheviques, y tuvo resultados desastrosos.En 1936, los socialistas y comunistas se unieron, no con la “burguesía progresista”, sino con la sombra de la burguesía. Los verdaderos capitalistas, banqueros y terratenientes habían huido en su mayoría hacia el lado de Franco al comienzo de la guerra civil. La única fuerza social que quedó para luchar contra el fascismo fueron los obreros y los campesinos. Después de la victoria del Frente Popular en 1936, la clase obrera, que había aprendido a desconfiar de los liberales por su amarga experiencia entre 1931 y 1933, pasaron de inmediato a la acción. En cuestión de días, a través de la acción directa, llevaron a cabo el programa del Frente Popular desde abajo. Hubo constantes enfrentamientos entre trabajadores y empresarios. Los campesinos comenzaron a apoderarse de la tierra. Pero mientras que en Rusia la tierra fue dividida en pequeñas propiedades campesinas, en muchas zonas de España los campesinos establecieron colectividades. La reacción estaba cada vez más alarmada….//… WEB MARXISMO HOY,…              )
INDEPENDENCIAS Y ANTICOLONIALISMO, DESDE CUBA, FILIPINAS, ANGOLA,…) : ( 

La declaración filipina de Independencia ocurrió el 12 de junio de 1898 en las Filipinas, cuando las fuerzas revolucionarias filipinas, bajo el general Emilio Aguinaldo (quien más tarde se convertiría en el primer presidente republicano de las Filipinas), proclamaron la soberanía y la independencia de las Islas …

Declaración de Independencia de Filipinas – Wikipedia, la …

es.wikipedia.org › wiki › Declaración_de_Independenc…

        )
Y REVOLUCIÓN DE LOS CLAVELES, 25 DE ABRIL DE 1.974,…: ( 

Facebook

Twitter

Correo electrónico

Revolución de los ClavelesGuerra

DESCRIPCIÓN

La Revolución de los Claveles es el nombre dado a un levantamiento militar ocurrido el 25 de abril de 1974 en Portugal, que provocó la caída del Gobierno de ese país, que no convocaba elecciones democráticas desde 1925. WikipediaMuerte(s): 4 civilesFecha: 25 de abril de 1974Ubicación: Lisboa, PortugalInfluencias ideológicas de los impulsores: Socialismo democrático, Socialdemocracia, parlamentarismoMotivos: Opresión del GobiernoImpulsores: Movimiento de las Fuerzas Armadas
            ).
LOS NIÑOS Y BAMBINAS HOY EN LA INDIA, EN AMÉRICA LATINA, EN ÁFRICA,…Y HOY ESTAMOS EN CÓMO SE ORGANIZA LA SALIDA DE  LAS NIÑAS Y BAMBINOS SALGAN ALGUNAS HORAS A LA CALLE, POR LA PANDEMIA,…¡¡.: 

( Millones de niños salen a la calle en España en una nueva etapa de la lucha contra el Coronavirus.(AP).

Tras 43 días de aislamiento, con la pandemia estabilizada y la cifra de fallecidos en claro retroceso, el país europeo permite a los niños salir a las calles, acompañados de un mayor. ( https://www.lavoz.com.ar/mundo/millones-de-ninos-salen-a-calle-en-espana-en-una-nueva-etapa-de-lucha-contra-coronavirus ).

Casi 6 millones de niños y niñas menores de 14 años pueden salir desde hoy una hora a pasear en España, lo que supone el inicio de una nueva etapa en la lucha contra el coronavirus y una prueba de fuego para los planes de desconfinamiento del gobierno español.Tras 43 días de aislamiento, con la pandemia estabilizada y la cifra de fallecidos en claro retroceso- hoy cayó a 288 personas- España da un paso muy esperado por la población y también arriesgado, ante el temor de un rebrote.

  • Fuerte caída en la cifra diaria de fallecidos en España: 288 en las últimas 24 horas

Corriendo, en monopatín o patineta, los niños españoles se lanzaron eufóricos a la calle en busca de un poco de aire fresco tras seis largas semanas de encierro por la emergencia del coronavirus.”¡Al fin podemos jugar a la pelota!”. Emocionado, un niño patea en dirección a su hermana al llegar al Paseo Lluis Companys de Barcelona, una explanada de cemento con algunos espacios verdes a metros del parque de la Ciudadela, que permanece cerrado a cal y canto……//….https://www.lavoz.com.ar/mundo/millones-de-ninos-salen-a-calle-en-espana-en-una-nueva-etapa-de-lucha-contra-coronavirus ). Y A SEGUIR PELEANDO,…HAY QUE INSISTIR,…¡¡. Lmm.
NOTA : LO MISMO CRITICO A J.M. ROCA VIDAL, QUE LE REPRODUZCO UN ARTÍCULO,…¡¡.
POR EMAIL, ME HA LLEGADO ESTE ARTÍCULO, SOBRE EL 1- DE MAYO DE 2.020, DE JOSÉ MANUEL ROCA VIDAL, ESCRIBE EN ELOBRERO ( Y POR CIERTO, LAS PANCARTAS Y OTRAS ACCIONES EN BALCONES, SE HA VISTO POCO,…¡¡; EN MI DISTRITO, “NÁ DE NÁ,…”; “NI CASO PICASSO,…”¡¡. EN LA TELE, CREO QUE EN LA SEXTA, SALIÓ DE QUE EN ZARAGOZA HUBO UNA CARAVANA, DE UNOS SESENTA COCHES, DEL PRIMERO DE MAYO, LEGALIZADA POR UN JUEZ,…YA QUE NO ESTÁ PROHIBIDO EL DERECHO DE MANIFESTACIÓN,…¡¡. : “

Extraño 1 de Mayo 

Extraño Primero de mayo, este, a celebrar bajo las condiciones de la alarma sanitaria, que impide la aglomeración de personas y, por tanto, las marchas y concentraciones de trabajadores que son tradicionales en este día.Las necesarias medidas de prevención, para evitar el contagio y no perder parte de lo ganado hasta ahora en la lucha contra el “bicho”, imponen una situación de excepción que recuerda los años de la dictadura, distantes ya, y para los más jóvenes, en la prehistoria de la España postmoderna, cuando mandaba otro “bicho”, también letal, y estaba prohibida cualquier expresión colectiva que recordara siquiera de forma lejana la contraposición de aspiraciones e intereses entre el capital y el trabajo.Unidos, ambos, coactivamente por el Régimen en el retórico proyecto común de España -“una unidad de destino en lo universal”-, formulación de raíz orteguiana asumida por la Falange, y en el ámbito laboral, por el encuadramiento obligatorio de patronos y productores (la palabra obreros no se usaba por connotación marxista) en la Organización Sindical, un sindicato interclasista de estructura vertical, como todo en un Régimen jerárquico, donde los trabajadores ocupaban el lugar subalterno que les correspondía por su función en el aparato productivo, en un sistema político y económico que era clasista hasta lo más profundo de la médula de su fundadores.En caso de que, ante un problema laboral, la retórica confluencia de intereses entre empresarios y trabajadores no concluyera en un acuerdo forzado por la estructura del sindicato único, en un sistema donde todo era único (el caudillo único, el partido único, la religión única, la Iglesia única y, claro, el sindicato único), allí estaba el apoyo del Ministerio de Gobernación para resolver, con la fuerza, por lo general desmedida, el problema a favor de los intereses patronales.Así era de descarnado y evidente el carácter clasista del Régimen, pero había gente que decía que no lo veía. Una situación parecida, de España o de Portugal, debió de inspirar a Saramago su libro “Ensayo sobre la ceguera”, referido a los ciegos que no quieren ver, como metáfora del egoísmo de las personas que viven pendientes de sí mismas, desinteresadas de lo que sucede a su alrededor si no redunda en su beneficio.Por fortuna la dictadura pasó -no hay mal que cien años dure, aunque cuarenta son muchos- y los trabajadores recuperaron derechos y los sindicatos su función en unos años, en que las reclamaciones laborales acompañaron las demandas de cambio político.Hoy, la coyuntura no es buena para quienes dependen de un empleo. El neoliberalismo, en una ofensiva larga y tenaz, ha impregnado toda la sociedad con los axiomas de su catecismo y ha instaurado un capitalismo especulativo, parasitario, esquilmador de los bienes públicos y depredador de la naturaleza, que, por medio de tremendas crisis, transfiere renta desde las clases bajas hacia las clases altas, concentra el capital en menos manos y multiplica la pobreza.Un capitalismo exultante, que ha desterrado al olvido la lucha de clases entre los trabajadores y las clases subalternas, pero no ha desaparecido para las clases y estratos sociales dominantes, como percibe ese multimillonario americano, de cuyo nombre no quiero acordarme, que dice que existe la lucha de clases y que la suya va ganando. Y para prueba ahí está su crecido botín. ¿Botín? ¿Dónde he oído esa palabra en la lucha de clases, además de en las novelas de piratas y aventureros?Las tensiones entre el capital y el trabajo no se han mitigado a causa de un armónico armisticio, establecido entre los representantes de ambos, sino por el desequilibrio entre los contendientes, entre las poderosas fuerzas del capital, reacias a cualquier concesión hacia las clases laboriosas, y los agentes de estas, los desorientados partidos y sindicatos de trabajadores. La lucha de clases no ha desaparecido, y si no muestra más crudeza es por el desfallecimiento de una de las partes, no por alguna avenencia; es, simplemente, una expresión de la diferencia de poder.La contrarreforma laboral de 2012, es una muestra de ese poder, que unida al cambio tecnológico, ha situado el empleo, por precario o insultantes que sean el sueldo o las condiciones del contrato, como un premio a los trabajadores que las organizaciones patronales administran a su albedrío.Con el mercado laboral convertido en una ruleta, cada cual espera tener la suerte de que la bolita caiga en su número y le toque un buen empleo. Y cuando, en las condiciones actuales, personas que trabajan recurren a las pastillas, al sicólogo, a la religión o a los libros de autoayuda, en vez de acudir a un sindicato para resolver los problemas en su centro de trabajo, es que algo va muy mal en el campo laboral y aún peor en el campo sindical, porque no se percibe o se ha abandonado la perspectiva general, el marco, no sólo económico, sino político, de las relaciones laborales, y no se contemplan las soluciones colectivas, que son las que aportan soluciones duraderas porque cambian la correlación de fuerzas, es decir, modifican las relaciones de poder entre las clases sociales que representan al capital y al trabajo.Hoy, día Primero de Mayo, no habrá manifestaciones en la calle. Es necesario que así sea. Y en vez de congregarse y marchar -“en pie, marchar que vamos a triunfar”, como cantaba el grupo Quilapayún, en un himno mil veces coreado-, las y los “currelantes” -así los llamaba Carlos Cano en su célebre murga-, desde sus casas, se conectarán por internet a un foro para asistir a los actos de rigor organizados por los sindicatos.Vivir para ver. Y, este virus, ¿no será de derechas?“. 

JOSÉ MANUEL ROCA

Profesor jubilado de la Universidad Complutense.Últimos libros publicados: Perdidos. España sin pulso y sin rumbo (Madrid, La linterna sorda, 2015) y, con Ramón Cotarelo: La Antitransición. La derecha neofranquista y el saqueo de España (Valencia, Tirant, 2015). ////POR ELCOMUNISTA.NET : 

Viva el Primero de Mayo. Conciencia de clase y memoria

Posted on mayo 1, 2020 by el comunista in DESTACADOS(SLIDER), EL COMUNISTA, LO MÁS VALORADO, OPINIÓN // 0 Comments

El Primero de Mayo es un día histórico para la clase obrera a nivel mundial. Y también es un día para recordar la victoria del ejército rojo de trabajadores y campesinos sobre la Alemania NAZI y el fascismo.Por André Abeledo Fernández Qué VIVA el 1°de Mayo: «No podéis negar que vuestra sentencia es el resultado del odio de la prensa burguesa, de los monopolizadores del capital, de los explotadores del trabajo… Como trabajador, he expuesto los que creía justos clamores de la clase obrera, he defendido su derecho a la libertad y a disponer del trabajo y de los frutos de su trabajo…»Este fue el discurso pronunciado por Albert Parsons, antes de ser ejecutado en la horca, 1886. En su memoria  y en la de sus compañeros se celebra el 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajador.También debemos recordar lo que pasó en Berlín un 30 de ABRIL 1945.En la noche del 30 de abril al 1 de mayo de 1945, el Ejército Rojo tomó el Reichstag, el Parlamento alemán.Como símbolo de la victoria sobre el nazismo se izó la bandera roja con la hoz y el martillo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en la cúpula del Reichstag.Hitler y Eva Braun se suicidarían en el bunker de la Nueva Cancilleria del Reich. La toma del Reichstag estuvo a cargo del 176º Regimiento de la 150º División de Tiradores del III Ejército de Asalto del Frente Central.Dicho regimiento estaba al mando del General Fiódor Kuznetsov, que a las tres de la tarde llamó desde su posición al Mariscal Zhúkov para informarle: «¡Nuestra bandera roja ondea sobre el Reichstag!».La famosa foto de Yevgueni Jaldéi, con los sargentos Kantaria y Yegorov izando la bandera roja en la azotea, no se tomó el dia 30 de abril porque era de noche.La fotografía símbolo de la derrota de la Alemania NAZI fue tomada el 2 de mayo, porque seguía habiendo combates al interior del edificio el 1 de mayo.

Screenshot_20200501-015301_Instagram

PUBLICADO, EDITADO, Y CURRADO POR LMM/LUKYMÁ. 29006.


[[ GRUPO PROLETARIO DE MÁLAGA – 2.000 – ]]. — ¡¡ COMUNISMO PLANETARIO AUTOGESTIONADO ¡¡ — 

Publicado por,..— LukyMá. Pvoz. [[ GRUPO PROLETARIO DE MÁLAGA. -2.000- ]].[[[HUMANIDAD NECESIDADES REVOLUCIÓNFuera @  #FreePalestine#Nakba73#NakbaDay  protesta en Westwood LA Debemos oponernos a los crímenes de Israel en el contexto de la preparación de 4 una revolución real para poner fin a las guerras por el imperio, ocupaciones, & crímenes contra la humanidad Organizarse. Seguir:@TheRevcoms
http://revcom.us ]]].

Publicado por lukymalaga 

Published by lucianomedianeromorales

YAYO, PÁ 69 YEARS,... POETA Y LITERATO AUTODIDACTA EN ¡¡ CRITICA A LA ECONOMÍA ¡MPERICAPITALISTA INTERPLANETARIA./lukyrh.blogspot.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: